Entre   |  Regístrese

Verbena de lechugas el blog de Ciro Altabás


Tamaño de texto: A | A | A

22 de diciembre, 2011

Aquí no cabemos

   

- Sección E.

- ¿D?

No, “E”, “E” de “Elefante”.

-  Estamos en la “E”.

-  Vale, ahora hay que buscar la zona 2 dentro de la “E”.

-  Pues no es complicado esto ni nada.

-  “E-2”, “E-2”... Ahí está la uno, ahí está la tres...

-  Debemos estar donde los impares.

-  ¿No hay un acomodador aquí?

-  Ponte a buscar un acomodador.

-  Ya, pero vendedores de cerveza, sí hay.

-  El negocio es el negocio.

-  Anda, vamos para allá, que creo que es por ahí.

 

Encuentran sus sitios.

 

-  Por fin.

-  Uuuuy, mi espalda.

-  No son los mejores asientos, precisamente.

-  ¿Sabes lo que costaban los de delante?

-  Ya. Pero bueno, para una vez que ocurre algo por aquí...

-  Yo no pienso pagar un dineral por esto, que no deja de ser un capricho.

-  Vale, vale.

 

Se levantan para dejar pasar. Se vuelven a sentar. Una voz anuncia que quedan cinco minutos para que empiece el espectáculo.

 

-  ¿Y se sabe cómo piensa hacerlo?

-  ¿Él?

-  Claro.

-  Hay rumores, pero nada confirmado. La mayoría cree que va a ser un meteorito.

-  ¿Otra vez?

-  Ya, supongo que no porque no le gusta repetirse. Las apuestas dicen que si una inundación, un terremoto, un virus... o todo junto. ¿Sabías que una llamarada solar podía haber alcanzado la Tierra en cualquier momento?

-  No sabía.

-  Pues mira.

-  Acojonante.

 

Silencio.

 

-  Yo creo que será con dos meteoritos.

-  ¿Dos?

-  El doble de espectáculo.

-  Puede ser. Lo que sí tiene mérito es haber guardado el secreto hasta el final.

-  Hombre, hasta el final, hasta el final...

-  Qué.

-  Que los mayas ya soplaron la fecha.

-  Ya. Pero aún así no se sabe la hora exacta, no se sabe cómo... y eso que hoy día acaba todo en internet.

-  Por eso Él va a hacer borrón y cuenta nueva.

-  ¿Por qué?, ¿por internet?

-  Entre otras cosas. Dice que la gente pasa más tiempo jugando a las cartas que en Misa y que se acabó.

-  Un poco drástico.

-  Ya sabes como es. De todas maneras, yo creo que está cabreado porque no sabe cómo configurar el router.

-  Jeje, como te oiga...

-  ¿Cómo me va a oír, con todo este follón?

 

Piden dos cervezas a un vendedor.

 

-  Lo que sí es verdad es que cuando termine el show no vamos a caber todos.

-  Pues no hay más remedio.

-  ¿Cuánta gente hay ahí abajo?, ¿cinco mil?, ¿seis mil millones?

-  Justo acababa de nacer el número siete mil.

-  ¿SIETE MIL MILLONES?

-  Y pico.

-  Ahora sí que no vamos a caber todos.

-  San Pedro anda estresado perdido.

-  No me extraña.

-  Pero no van a subir los siete mil millones, todos al completo. Hay que descontar a los no arrepentidos, los que no están bautizados, los que no creen en Él...

-  Ya, pero aún así... de golpe...

-  Me parece que van a estar más ocupados los del sótano que nosotros, mira lo que te digo.

-  Eso sí.

-  De todas maneras el atasco para volver a casa va a ser importante. Con todos los que estamos y los que van a venir, mentalízate que no llegamos hasta las mil.

-  Picamos algo por aquí y esperamos a que se despeje.

-  Podemos tardar horas.

-  ¿Tienes algo que hacer luego?

-  No.

-  Pues entonces.

 

Silencio. Pasa otro vendedor.

 

-  Y ese, ¿qué vende?

-  Como una especie de gafas.

-  No me jodas que esto es en 3D.

-  Igual tiene partes en 3D.

-  Yo creía que iba a ser en vivo.

 

El espectador de la fila de delante se gira:

-  Son gafas protectoras, para no dañar la vista. Se supone que va a haber explosiones y fuego y por si acaso...

-  Ah, muchas gracias.

 

El espectador vuelve a su sitio.

-  ¿Qué hacemos?

-  ¿De qué?

-  ¿Pillamos unas gafas?

-  Yo es que me he traído prismáticos y puede ser un jaleo.

-  Pues yo voy a pillar unas.

-  Venga, va. Pide dos. No me vaya a quedar ciego. Desde luego... barata me está saliendo la tarde.

-  No protestes tanto, que esto sólo pasa una vez cada tres mil millones de años.

-  Ya, ya, menos mal.

 

Cuando se ponen las gafas, se apagan las luces. El público grita de emoción.

 

¡Justo!

-  ¿Ves algo?

-  No... parece que sale alguien al escenario.

-  ¿Hay teloneros de esto?

-  No sé.

-  ¿Por qué no te pones los prismáticos?

-  Sí, mejor.

 

Una voz resuena por todo el estadio.

 

-  Señoras y señores...

 

Risas.

 

-  Jajaja, sólo bromeaba: Serafines, Querubines, Tronos, Dominios, Potestades, Virtudes, Principados, Ángeles y Arcángeles. No me dejo a nadie, ¿verdad?

 

El público enloquece. El que mira a través de los prismáticos le dice a su compañero.

 

¡Son los cuatro al completo!

-  ¿Los cuatro jinetes?

-  ¿Qué jinetes, ni qué...? ¡Mateo, Marcos, Lucas y Juan!

-  ¿No estaban enfadados?

-  ¡Pues ya ves tú!

 

San Lucas continúa:

 

-  ¿Estáis preparados para ver el Fin del Mundo?

 

Gritan: “¡Sí!”.

 

-  ¡No os oigo!, ¡he dicho: ¿estáis preparados para ver el Fin del Mundo?!

 

Gritan con más fuerza: “¡¡¡¡SÍIIIIII!!!!”.

 

-  ¡¡Esto es increíble!!

-  ¡¡Ya te digo!!

-  ¡Como si los Beatles se reunieran!

-  ¡¡Que si lo piensas eso también va a ocurrir luego!!

-  ¡¡Increíble!!

-  Y tú querías quedarte viendo “Cuéntame”...

-  ¡Calla y dame un abrazo!

 

Los dos amigos se abrazan y saltan de la emoción. La velada acaba de comenzar.

 

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.