Entre   |  Regístrese

De la calle vengo el blog de El Chojín


Tamaño de texto: A | A | A

19 de marzo, 2012

De la valentía

 

Existen demasiados conceptos catalogados como importantes que no acabamos de tener claros —y me incluyo, por supuesto—. La “valentía” es sin duda uno de ellos.

 

Empecé a practicar artes marciales a los tres años y desde entonces siempre he estado en tatamis y gimnasios exigiéndome un poco más en lo mental y lo físico. Me he medido a miles de compañeros, de amigos y de perfectos desconocidos intentando vencerles en cualquiera que fuera la disciplina en la que estábamos; he sido profesor y he sido alumno, me he sentido muy superior a algunos, y un juguete en las manos de otros; ha habido contrincantes con los que deseaba pelear y otros con los que hubiera pagado dinero por evitar, pero tratando siempre de mostrar el máximo respeto —así me enseñó mi maestro— y sin dejarme jamás llevar por el miedo... lo sintiera o no.

 

Lo que quiero contar hoy empieza con una conversación. Conozco a auténticos cracks de la lucha. Con uno de ellos, uno con títulos internacionales, 120 kilos de puro músculo, una técnica extraordinaria y mentalmente inquebrantable, mantuve una agria discusión un día. Él afirmaba que un conocido común era un cobarde porque no se atravía a enfrentársele físicamente, estamos hablando de una persona normal, de complexión media y sin ningún tipo de entrenamiento. Yo sostenía que no había ninguna cobardía en la lógica de no querer que todo un campeón de Europa te pegara una paliza. No, no la hay. ¿Cómo de valiente eres si, sabiéndote enormemente superior, muestras no sentir temor a un enfrentamiento? No hay valentía en aceptar una batalla que no puedes perder. Ahora... ¿Cómo de valiente eres si, sabiéndote enormente inferrior, muestras no sentir temor a un enfrentamiento? Bien, hace un tiempo diría que mucho, que en decisiones así reside el verdadero valor, que plantarte delante del gigante dispuesto a ser comido es la muestra máxima de arrojo y que, por ello, merece respeto y admiración. Hoy no lo tengo tan claro.

 

Mirando las noticias —malditas noticias— me encuentro con una que reza algo así como que los jóvenes de la ciudad siria de Homs entienden que han que de quedarse allí a pelear por sus ideales aunque eso signifique su muerte y la de sus familiares. “Si no nos quedamos nosotros, ¿quién luchará?”. Nobles palabras, sin duda. He sido criado en un mundo en el que se valoran como admirables actos así, de modo que no puedo evitar verles como valientes y ponerme anímicamente de su parte. Pero una duda me asalta. ¿Es verdad eso que dicen de que hay metas que son más importantes que la vida de los individuos que la buscan? ¿De veras es meritorio morir por una causa? Como soy estúpido y tengo tan fuertemente implantada la idea de que debo ser un guerrero, probablemente yo sí lo haría, pero me conozco bien y sé que haría tantas cosas equivocadas... En Buenos Aires hemos conocido a un mejicano que salió de su país harto de la inseguridad que allí vivía —una herida de bala en el brazo da fe de lo que cuenta—. ¿Es un cobarde por abandonar su ciudad en lugar de quedarse y trabajar para intentar cambiarla? ¿Es realmente meritorio y heroico afrontar una muerte segura por una idea? Un amigo dice que la valentía no es para tanto y que sólo sirve de algo en los pequeños actos cotidianos —encarar un problema, no esconderse cuando toca vivir las consecuencias de tus acciones... Quizá tenga razón y el valor sea útil tan solo en pequeñas dosis y deje de serlo cuando se abusa de él. Yo deseo de corazón suerte a los que luchan en Homs contra la tiranía de su presidente y espero que no se vean forzados a tener que elegir entre abandonar sus principios o morir.

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

chojin para mi ya bien lo dices en tu tema Unete a mi bando ahora es el momento de k ellos sean kienes asalten la panaderia

Chojin, con todo mi respeto creo que deberías ir con pies de plomo al hablar de un conflicto del que solo has escuchado la versión oficial de nuestro gobierno y nuestros medios capitalistas así como los de los EEUU como es el conflicto sirio.

Una persona inteligente como tú ha de saber que escuchando solo la versión de uno de los bandos no se puede ser objetivo y fiel a la realidad. Pues mucho menos si esa versión proviene de grupos empresariales de la información como PRISA, Vocento, Globomedia, Media pro etc etc.

Ya diste un patinazo con Libia, victimizando a unos civiles rebeldes que no eran tales, puesto que se ha demostrado que la grandisima mayoria eran mercenarios y ni siquiera eran libios, y han dejado a una Libia que con sus más y sus menos (como todos los paises) gozaba de estabilidad y derechos sociales asegurados en la más penosa ruina, con un alto indice de criminalidad, pobreza, un machismo que antes no habia etc etc.
(Todo esto lo puedes consultar indagando un poco por internet).

Ahora es el turno de Siria, en el que hay numerosas pruebas de que los rebeldes tampoco son tales, es más, probablemente sean los mismos que participaron en el genocidio libio. Claro está que esto La Sexta o TVE no te lo va a decir.

Yo te animo a que te informes y contrastes bien las cosas antes de soltarlas a la ligera, porque para una persona consciente de la manipulación y que ha hecho discos muy buenos y cargados de mensaje deberia ser algo impreescindible.

Yo me he informado a fondo sobre el conflicto libio y no tan a fondo pero aún así bastante sobre el conflicto sirio y aún sabiendo que no estoy en posición de la verdad sé que he visto y leido cosas que si tu las supieras te habrian hecho replantearte muy mucho arremeter contra sendos gobiernos y mitificar a unos rebeldes que no son sino mercenarios racistas y machistas.

Creo que de todo lo que has dicho, para mi podria responderse en dos preguntas que has hecho...
-¿De veras es meritorio morir por una causa?
-¿Es realmente meritorio y heroico afrontar una muerte segura por una idea?

Vale la pena morir cuando es por una idea propia sin importar cual sea... es como morir por lo que crees sin miedo a lo que otros digan o piensen, para mi las ideas son sobre lo que construimos nuestras vidas... una idea de que queremos ser, como vivir, de que vivir y como lograrlo, todo son ideas... cada quien tiene una idea sobre las cosas... y estas valen mucho cuando son creadas por la misma persona, podrian hasta cierto punto, definir a una persona.

En el caso de enfrentarse a un tipo solo por el placer de hacerlo a mi tampoco me va...

Para mi la valentia solo llega cuando eres conciente de los actos y las consecuencias que generaras, y aun haci ejecutas la accion, claro afrontando las consecuencias...
Empezar una lucha no es ser valiente es hasta cierto punto tonto...

Tambien soy mexicano... y la verdad es que yo si moriria por mi patria... mi idea es esa... pero eso no quiere decir que me consiga un arma y valla por ahi matando malos... el cambio debe ser interno... se que eso no es facil... lo se... solo rezo y pido por que no sea yo el unico que busca ese cambio de esa manera...

En el caso del mejicano que se fue del país por la inseguridad, no es un caso de cobardía. Si tiene familia, también es de valiente abandonar un país, un pueblo, a los vecinos, a los conocidos del lugar, para protegerse a uno mismo y proteger a la familia. No debió ser fácil.
Solo eso quería comentar, muy buen artículo.

Estos términos filosóficos son difíciles de explicar ya que para cada uno es algo distinto. Quizá lo más sencillo sea buscar la definición en un diccionario, pero en estos casos eso sabe a poco.
Yo creo que depende de tu propia forma de ver el mundo. Por ejemplo, eso que comentas de Homs, unos verán el valor en luchar por la causa aunque pierdan la vida, otros, como yo, en el hecho de marcharse (no creo que sea fácil dejar toda una vida atrás y empezar de cero, y menos sabiendo que dejas tu lugar de origen por esas circunstancias). Para mi, llegar a arriesgar tu vida de esa forma, sin saber si conseguirás algo, es también llevar tus ideales, quizá, hasta un punto de fanatismo. Puede haber otras formas de resolver esos conflictos.
Pero sobretodo creo que la valentía se encuentra en aceptarte como eres y no tener miedo de enseñarlo. ¿De qué te sirve vivir la vida escondiéndote por lo que los demás puedan pensar? Siempre tendrás gente en contra, así que no vale la pena darle tanta importancia. Aquella persona de complexión normal que no quiso enfrentarse a un campeón de lucha libre es valiente, en la medida que acepta su limitación y no intenta ocultarse. Solo sabiendo tus propios límites podrás trabajar para traspasarlos.
Ser valiente es aceptarte como eres, con tus defectos y tus virtudes, pero sin necesidad de ocultarte al mundo.

Creo que la valentia debe ir siempre acompañada de la prudencia... por que un valiente que no es prudente... es tonto seguro... no por hacerte el valiente vas a aceptar retos que ni fisica ni mentalmente puedes soportar...

Sigue pudiendo dirmirse en una cuestión lógica: si morir por la causa da más posibilidades de que la causa prospere, llegado el caso lo haría.

Pero hay que tener en cuenta que no son muchas las situaciones en las que un militante de una idea es más útil muerto que vivo, así como tampoco son muchas las ideas por las que realmente vale la pena morir.

Tampoco hay una sola forma de dar pelea. Una retirada en un campo de batalla puede ser parte de una estrategia que engloba más que esa batalla sola.

Es una cuestión de poner las cosas en la balanza. Y no digo que sea fácil, pero sí lo veo simple.

No sé cómo sonará esta pregunta, pero ¿De qué te sirve que tu muerte valga a la causa? "No existe gloria en morir por una idea, la idea se encuentra en vivir y disfrutar de ella; dejar que el tiempo la desheche cuando se haga vieja y sonreir recordando lo bobo que eras..." Si mueres por una idea nunca tendrás tiempo de cambiar de idea.

No por que las cosas se pongan dificiles quiere decir que dejemos de intentarlo... si no quieres morir por tus ideas por que cosa estarias dispuesto a morir?
las ideas son algo que nadie mas puede implantarte solo tu puedes aceptarlas o rechazarlas... si mueres por una idea es por que estabas convencido de ello... sin las ideas de libertad, fraternidad e igualdad la revolucion francesa no hubiera servido de nada... no hubiesen surgido de ella los derechos humanos... mucha gente murio por esas ideas... es respetable lo que dices... tanto como lo que digo yo... somos libres de elegir la idea que queramos... pero debemos defenderla...

De nada sirve morir, tú voz y tú razón mueren contigo. Fin de la historia. Hay que buscar la formula exacta para defender tus ideas en vida.

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.