Entre   |  Regístrese

El Gallinero el blog de El Gallinero


Tamaño de texto: A | A | A

11 de enero, 2018

Resumen teatral de 2017 (V)

 

(Aquí se pueden leer los capítulos anteriores: primera parte, segunda parte, tercera parte y cuarta parte.)

 

Creemos que ya ha pasado el suficiente tiempo desde el último día de diciembre de 2017, y que ya podemos pasar a reflexionar sobre lo ocurrido…

 

 Servilleta

A finales de año aún no se había resuelto el misterio servilletas,
y seguían apareciendo a mi paso varias de ellas escritas…

 

DICIEMBRE.- El mes empezó con un montón de lecturas, actos, encuentros, casualidades y coincidencias dentro del Salón del libro teatral, organizado por la AAT. De todo ello os dimos buena cuenta en El Gallinero (aquí, concretamente). Además, se inauguró una exposición sobre un (no solo) autor de teatro: Enrique Jardiel Poncela, en al Instituto Cervantes, que se podrá ver hasta el 28 de enero de 2018.

 

Exposición Jardiel

Inauguración de la exposición
Enrique Jardiel Poncela, la risa inteligente

 

Los temas candentes, como el caso Matadero, perdieron algo de fuelle debido a las fiestas y a otras noticias acerca de la gestión cultural del Ayuntamiento de Madrid, como las ayudas que habían convocado en octubre y de las que muchas compañías y creadores se quedaron fuera en diciembre, aunque no dudamos que volverán a presentar algo para la próxima convocatoria. Otro tema fue el concurso de la concesión de los Centros Culturales (Fernán Gómez, Conde Duque, Price…) en el que hubo también algo de polémica, promovida en parte por alguno que se presentó (ahora o el año pasado al Español o el Matadero) y no consiguió ganar nada, y también por los periódicos, que aprovechan la mínima para arremeter contra el Ayuntamiento, eligiendo para sus titulares, de entre las palabras de los artículos o entrevistas, las que más pueden llamar la atencion si se leen aisladas (venga, no lo neguemos, hay gente que sólo lee los titulares…)

 

Servilleta

Otra servilleta hallada en diciembre

 

En fin… Realmente ha habido tantos conflictos este año fuera de los escenarios, que, en comparación, lo que se hace sobre los escenarios queda algo pobre… Pero bueno, alguna función interesante hemos tenido… La troupe de Carlos Be (con Carmen Mayordomo de reluciente estrella invitada) estrenó Malas hierbas en el Lara, que nos hizo reír bastante. Y para los que tuvieran que hacer un regalo de Papá Noel a la suegra, también la misma compañía hizo la última función de Peceras el día 25 de diciembre. (¡Debo admitir que hacer esa función justo ese día me pareció lo más sensacional del mes!) 

 

En la Cuarta Pared vimos un par de citas del Festival Essencia, que proponía investigar sobre la felicidad, y una de las propuestas era la dirigida por Gustavo del Río con tres actores de los últimos montajes de la Cuarta Pared, titulada La pastilla de la felicidad. También disfrutamos a lo grande la retrospectiva que esta sala dedicó a la compañía LaPhármaco, con dos espectáculos, de entre los que nos resulta muy difícil elegir uno: Kaspar Hauser. El huérfano de Europa, y Miserere. Cuando la noche llegue se cubrirán con ella.

 

Nos dejó un agrio sabor de boca Juegos para toda la familia, en el María Guerrero, estrenado dentro de Escritos en la escena, pero lo que sí celebramos (¡a lo grande!) es que el ciclo haya ampliado el número de funciones (si en las temporadas anteriores había sido 10, han pasado ahora a ser más de veinte…) Vimos también la última del ciclo La lengua navega a América, organizado por el Teatro de la Abadía y la R.A.E., junto con otras instituciones, y cuya última cita fue una entretenida velada con el texto Comentarios Reales del Inca Garcilaso de la Vega, leído por el gracioso señor peruano Luis Peirado.

 

Comentarios reales

No pudimos dejar de robar una instantánea a la R.A.E.

 

Estuvimos en una obra a partir de un texto de García Lorca, en el Canal, que ya en el título deja claro lo que no es y no quiere ser, Esto no es la casa de Bernarda Alba, aunque no la entendimos muy  bien. También en el Canal, vimos Vania, la apuesta de Álex Rigola, con 4 actores y 60 espectadores metidos en una caja de madera en la sala negra, y nos pareció una delicia. Y además vimos un espectáculo dentro del Festival Madrid en Danza, que estéticamente estaba muy interesante, The Lamb, de la compañía Kor'sia.

 

En el ámbito musical, vimos cuatro obras, entre las cuales dos estaban dirigidas a público infantil; en una de ellas se había invertido mucho dinero (Otro gran teatro del mundo, en el Teatro de la Comedia) pero no era tan resultona como la otra, con bastante menos dinero (Cenicienta y el zapatito de cristal, en el Teatro Arlequín). Vimos un musical grande, Casi normales, en el Teatro La Latina, y nos llevamos una gran alegría, pues esa tarde de sábado no le tocaba a Nina hacer de la protagonista, sino a Silvia Luchetti; y la mujer desconocida que tenía a mi lado sentada dio un grito de júbilo al conocer por megafonía esa noticia al comienzo de la función. Pudimos comprobar que Silvia Luchetti estaba fantástica en Casi normales. Y, finalmente, en los Luchana disfrutamos bastante de Cabaret paranormal, en la que la protagonista, interpretada por la navarra Tefi de Paz, se veía poseída por el espíritu de su hermana fallecida hace mucho tiempo, en este cabaret con dirección y dramaturgia de Arantxa Vela.

 

Cabaret paranormal

Tefi de Paz en Cabaret paranormal

 

Y otra obra de Sergio Blanco visitó el Teatro Pavón, tras Tebas Land; se trata de Ostia, texto metateatral que habla del asesinato de Pasolini, entre otras cosas y que, según Blanco, debe ser interpretado únicamente en lectura dramatizada por él mismo y por su hermana Roxana. Y hablando de lecturas dramatizadas, dos citas más han ocurrido en diciembre. En el Teatro Pavón, por iniciativa de Contexto Teatral y Directores Emergentes en Emergencia, en colaboración con Kamikaze, están llevando a cabo un ciclo de lecturas llamado Las funciones por hacer, que en noviembre tuvo lecturas de textos de Néstor Villazón y Diana I. Luque y en diciembre de Alejandro Butrón y Maribel Bayona. A partir de enero llegarán otro montón de textos…

 

Las funciones por hacer

Coloquio tras una de las lecturas de Las funciones por hacer 

 

Y en el María Guerrero estuvimos en un evento dentro de un nuevo ciclo recién inaugurado (Nueva Dramaturgia Contemporánea), en que se leía un interesante texto de María Velasco, Fuga de cuerpos que ella había escrito a petición de Ignacio Mateos, y que estamos deseando asistir ya a su estreno.

 

Fuga de cuerpos

Coloquio tras la lectura de Fuga de cuerpos

 

Vimos además una interesante función de pequeño formato sobre dos personajes de Chéjov, llamada Afterplay, texto del irlandés Brian Friel a cargo de la compañía Perro Negro, en Nave 73. Ron Lalá nos deleitó con Crimen y telón, en el Fernán Gómez, en la que el teatro aparece muerto en la década de 2030, y unos investigadores deben descubrir el motivo.

 

En cuanto a las compañías extranjeras, tuvimos la gloriosa visita de los polacos Teatr Zar, en un Matadero lleno a rebosar, con dos espectáculos bastante impactantes: Medeas. On Getting Across y Armine, Sister.

 

Servilleta

Tercera servilleta del misterio de diciembre

 

Y para terminar el año, vimos una futurista función con algún toque crítico a algún partido político, La autora de Las Meninas, en la sala grande del Valle Inclán, una  coproducción del CDN con una compañía privada, y escrita por un autor contemporáneo español elegido por el director del CDN, que se llama de forma similar al director del CDN… Investigaremos.

 

Continuará…

 

@nico_guau


Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.