Entre   |  Regístrese

Sestear absorto y pálido el blog de José de Montfort


Tamaño de texto: A | A | A

8 de noviembre, 2018

Un hombre que (ya no) espera

 

 

 

 

¡Cuan dulce es la primavera

al recordarla en pleno invierno!

Emilio Carrere

 

 

1.

 

En Dicen de mí (Esto no es Berlín, 2018), de Gabriela Wiener, un libro de entrevistas en la que la autora conversa con otras personas sobre sí misma, Jordi Carrrión le cuenta a Wiener lo siguiente: “mis hijos han traído a mí vida, me he dado cuenta, toda la risa que me faltaba”.

 

2.

 

"La sonrisa es contagiosa, pandémica, por muy gris que sea el día. Se propaga de rostro en rostro como un fuego blanco. Creo en el ser humano. Aunque el mundo parezca injusto. Una sonrisa basta para devolverme la confianza."

Jesús Montiel

 

3.

 

En el prólogo de Sucederá la flor (Pre-textos, 2018), de Jesús Montiel, escribe Erika Martínez que se trata este de un libro que “devuelve a quien mira una candidez incómoda”, que “busca una lúcida naïvité” y que “trabaja con los límites de la palabra, con la potencial insurreccional de los silencios”. En definitiva, que “medita con plena conciencia de lo incompleto”.

 

4.

 

Igual que le sucede a Notas a pie de instante (Esdrújula Ediciones, 2018) es este también un libro necesariamente poético, dada la mirada de su autor.

 

La escritura del libro comienza en el año cinco de uno de sus hijos, afectado de leucemia dos años atrás y ya felizmente recuperado. Y se refiere Jesús Montiel a ese momento como “la hora que apaga la música de nuestros razonamientos”. Así, a diferencia de otros textos relacionados con la enfermedad del hijo, la escritura es menos documento o testimonio que lección y prueba. Sucederá la flor es un texto breve, casi brevísimo. Que apenas se detiene en lo justo. Igualmente que Notas a pie de un instante. Un texto que se da cuenta de que, a veces, lo urgente es también lo (más) importante.

 

Sucederá la flor está dividido en 7 pequeños capítulos más un pórtico y un epílogo, que son quienes dan razón de ser al título, la metáfora del hijo como “flor perfecta con aroma de resucitado”.

 

El libro es un breviario sobre cómo lidiar con la impaciencia, la incertidumbre y el desamparo. Un aprendizaje más sobre la esperanza que sobre la paciencia, sobre “los salones del ahora”. Y es una ofrenda, en el sentido de que, ante el dolor, antes que llorar y compadecerse, canta, celebra la (in)domesticación de la vida. En él, el canto es menos a la espera que a la continuación. Montiel lo expresa así: “Ahora sé que sólo existe lo que está sucediendo.”

 

5.

 

Sucederá la flor va sobe comprender, sobre abrazar el dolor. Sobre la enfermedad, ese “fortín indestructible asediado día y noche por el ejército de las preocupaciones. La llave maestra de todos los sufrimientos.”

 

Lo más bello del libro es que es una carta al hijo, un mensaje de gratitud, por haberle enseñado a (re)nacer, por haberle dado la lección de la dignidad y la supervivencia.

 

6.

 

Escribe Jesús Montiel: “Érase una vez un niño enseñándole a su padre a nacer“.

 

7.

 

Sigue también aquí Jesús Montiel la poética de Christian Bobin. Y en el texto son de crucial importancia la bondad y el amor, en tanto que formas de desestimar el tiempo, de anclarse en la eternidad del milagro de la vida. Tiene algo también de ingenuidad aprendida, en el sentido de la confianza plena, del aprendizaje de la confianza inquebrantable. Y, por ello, es hermoso y preciso. También aquí, igual que en Notas a pie de instante, hay una economía de la palabra, que resuena en el silencio circundante, que implosiona en su verdad pulcra, indómita.

 

Sucederá la flor es serenar con palabras la turbación, un aceptar el vaivén que trae consigo la inicial cojera del niño que habrá de derivar en terrible leucemia y que sirve de metáfora del bamboleo emocional que se instaura en la vida de la familia de un niño enfermo. Un texto más sobre el ethos que sobre el pathos. Lúcido, mesurado, honesto, pero decoroso, humano y sentimentalmente hablando, próspero.

 

- - - - 

 

*Esta misma semana se anunciaba que la segunda edición del libro va en camino. Nos alegramos mucho y esperamos que el libro llegue a muchos más lectores.

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.