Entre   |  Regístrese

Gineceo el blog de María Tenorio


Tamaño de texto: A | A | A

9 de abril, 2018

Que los hilos no destiñan

 

¿Qué hilos usar para bordar? Unos que no destiñan, sería mi primera respuesta. La segunda, unos que tengan brillo, que sean durables, que no se vuelvan motosos con el uso y las lavadas. Unos hilos que hagan lucir, muchas veces, muchos años, el trabajo lento y pausado del bordado a mano.

 

En esta entrada quiero compartir con ustedes algunos consejos para escoger los hilos con que bordar a mano.

 

DSC00613.JPG

 

La marca

 

Una opción son los hilos de buena marca. En El Salvador, quienes bordamos pensaremos de inmediato en los hilos DMC, originarios de Francia. En particular, en los de madeja (lustrina), de la línea Mouliné. Se trata de hilos de algodón, delgados, en presentación de seis hebras. Usualmente para bordar usamos dos hebras. Esos hilos vienen en una gama de colores riquísima, que puede consultarse en una cartilla, y con total seguridad no destiñen.

 

Hay que cuidarse de no comprar imitaciones de DMC o hilos de madeja baratos de otras marcas. En bazares (tiendas donde venden materiales para coser) o en el mercado, por ejemplo, no se encuentran hilos DMC. En El Salvador, hasta donde sé, únicamente se pueden comprar en los almacenes La Costura. El costo de cada madeja anda alrededor de los 70 centavos de dólar. El valor de las imitaciones anda alrededor de los 15 centavos de dólar o incluso menos.

 

Otra marca que se encuentra en este país es la Anchor, al mismo precio que la DMC, solo que no suele haber un inventario de colores tan completo.

 

35088419353_7d38f89944_k

 

 

El material

 

Otra buena opción es usar hilos acrílicos (lanitas) para bordar. Estos vienen en colores intensos, incluso en tonos flourescentes, y no destiñen. Por su precio, mucho más bajo que el de los DMC, estos son los más populares en El Salvador. Muchas mujeres bordan con ellos coloridas mantas para cubrir la comida.

 

De esas lanitas acrílicas hay distintos grosores. La que me gusta usar es la más delgada, llamada "sedalina". La forma más popular de encontrar la sedalina es en madejas anudadas. La docena de estas cuesta 40 centavos de dólar en el mercado municipal de Santa Tecla, la ciudad donde vivo.

 

 

Recientemente he encontrado la sedalina también en forma de bollo, procedente de Guatemala, también en el mercado tecleño. Cada bollo lo he pagado a 70 centavos de dólar.

 

 

La prueba

 

Otros tipos de hilos se pueden encontrar en el mercado y resultar tentadores para bordar. Mi consejo, si opta por un hilo no conocido, es que lo pruebe antes de comprar todo lo que necesitará para su proyecto. ¿Cómo? Pues tome un pedazo pequeño de tela, borde unas cuantas puntadas (use los hilos de tonos rojos pues son los más proclives a desteñir o use varios colores, para más seguridad) y lave esa pieza a mano. Si los tonos se mantienen donde deben y no "sangran" manchando la tela, ¡adelante!

Para terminar, aquí comparto muestras recientes de bordados hechos con DMC (el primer huipil o blusa) y con sedalina (el segundo).

 

 

 

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.