Entre   |  Regístrese

Cosas de niños el blog de Linda Ontiveros


Tamaño de texto: A | A | A

4 de abril, 2012

La oficina se traslada en Semana Santa

 

L y M llegan a la Casa Encendida a las 10:30. Suben a la planta 2 y acceden a la sala donde se realiza el taller: Vacaciones en Semana Santa en la Biblioteca. M se queda dentro de la habitación junto al resto de niños que participan en la actividad.

 

L se ha organizado para pasar la media jornada de trabajo en la Casa, mientras M está el taller y aprovechar al máximo el tiempo. Así que baja a la cafetería y pide un café, toma asiento en la zona del local habilitada para conectarse al wifi y saca de su mochila todos los implementos que ha preparado la noche anterior para no echar nada en falta durante su trabajo (ordenador, agenda, cargador, apuntes, gafas de lectura, etc.). Después del primer sorbo de café comienza a revisar sus correos y responder los asuntos pendientes. Tras una hora (tiempo máximo de uso permitido en la zona wifi de la cafetería), el local comienza a llenarse, así que L decide trasladarse a la sala de informática del centro para buscar un lugar más silencioso. En la recepción de la sala, pide una clave de acceso a internet y se ubica en el escritorio destinado a las personas con ordenadores propios. En la sala, bastante llena a esa hora de la mañana, solo se escucha el tecleo desenfrenado de los usuarios, gente de todas las edades aprovechan para revisar su mail, navegar, hacer sus trabajos del instituto, etc. Desde la mesa, L puede escuchar las indicaciones del profesor del taller al que asiste M y las risas de los niños, ya que la sala está justo al lado de la sala de informática.

 

L recurre a sus cascos para escuchar un poco de música mientras escribe un post y lograr abstraerse del teclear de los vecinos. El tiempo rinde, L ha logrado terminar las tareas que se había propuesto.

 

Cuando el reloj marca la 1:20, apaga el ordenador y recoge a M a la salida del taller.

 

El martes L repetirá la dinámica al día siguiente con éxito, pero, el miércoles S no tiene guardería. L le lleva un cuaderno y unos rotuladores para pintar mientras ella trabaja en el ordenador en la cafetería. Cuando S se aburre de hacer rayajos, comienza a buscar la atención de su madre quien echa mano de la tablet para que S juegue con el Angry Birds. El trabajo se suspende cuando los pajaritos ya no surten efecto. L desmonta la oficina, la estrategia no ha funcionado hoy. S y M se pasean por la terraza de la Casa Encendida hasta que M termine sus clases. 

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

.