Ilustración: Lino Insu

    1   


    Premios Nobel y familia (crítica y defensa de Google)

    José María Rodríguez Matarredona - 10-01-2013

    Tamaño de texto: A | A | A

     

    Estudiando en la biblioteca el modelo nuclear colectivo, propuesto según mis apuntes por Bohr, decidí buscar en el Diccionario Akal de Física si este Bohr era el mismo que el famoso Bohr del átomo de Bohr, Niels Bohr, y descubrí que no, que era su hijo, Aage Bohr.

     

    Aage Bohr nace en 1922, el mismo año en que su padre Niels Bohr recibe el premio Nobel de Física. Resulta fácil imaginar que el año 1922 fue un año importante para Niels Bohr. No terminan aquí las relaciones de la familia Bohr con los premios Nobel, ya que en 1975 Aage consigue obtener el premio Nobel de Física por su estudio del núcleo atómico; lamentablemente su padre Niels había muerto quince años antes y no pudo sentir la tremenda satisfacción (imagino) de ver premiado a su hijo. Me quedo con las ganas de saber si Aage tiene a su vez algún hijo científico o de conocer algo sobre la madre de Aage y mujer de Niels, con la cual empiezo a sentir una simpatía espontánea : no sé por qué extraño prejuicio considero que no debe ser fácil convivir con dos premios Nobel. En cuanto a ese hipotético hijo científico de Aage y nieto por tanto del mítico Niels Bohr es imposible pensar en una mayor presión para ser alguien brillante en tu trabajo, procediendo de una estirpe de Nobel. Su único consuelo podría ser una  dilución del talento científico de la familia, puesto que Bohr hijo consiguió el premio Nobel compartido con otros dos científicos (Mottelson y Rainwatter) y su modelo de la gota líquida sólo es conocido a un cierto y avanzado nivel de erudición, no como el modelo atómico de su padre, que se estudia en cualquier escuela.

     

    También me gustaría saber si Aaege Bohr está todavía vivo, ya que mi estupendo Diccionario Akal de Física dice sólo que nació en 1922, lo cual quiere decir, entiendo, que estaba vivo en 1992, que es la fecha de la edición que manejo.

     

    Otro caso de padres e hijos premiados con el Nobel de Física es, como descubrí de la misma manera que con los Bohr y también con el Diccionario Akal de Física de la biblioteca donde estudio, el de los Thomson. Sir Joseph John Thomson, el padre, obtuvo el Nobel de Física en 1906. Thomson es conocido por dos cuestiones: propuso uno de los primeros modelos atómicos, que en algunos libros llaman de pastel de ciruelas porque considera al átomo como una bola cargada positivamente con los electrones sumergidos en su interior, como en un pastel de ciruelas o como una magdalena con pintitas de chocolate de Mercadona, que me parece una imagen más actual y acertada. En otros libros se habla de que los electrones se hallan embebidos en su interior, que es una expresión que no se utiliza mucho.

     

    Pero el otro hallazgo de J. J. Thomson, que yo considero mucho más importante y que me imagino que es por el que se le premió, fue el de establecer la relación entre la carga y la masa (e/m) de un electrón.

     

    J. J. Thomson, al contrario que Niels Bohr, sí pudo ver cómo concedían el premio Nobel de Física a su hijo George Pager Thomson en 1937, tres años antes de su muerte (de la muerte de Thomson padre). Una cuestión curiosa sobre G. P. Thomson y los diccionarios Akal de Física es que en los tres ejemplares que he podido consultar aparece borrosa su fecha de nacimiento, mil ochocientos noventa y pico, parece intuirse, y no aparece la fecha de su muerte, por lo que todo parece indicar que se trata de una errata de edición, o algo así. Como con la familia Bohr, también siento curiosidad sobre la posibilidad de la existencia de una tercera generación de Thomson científicos y simpatía a priori por la señora Thomson. Thomson hijo, al igual que Bohr hijo, también obtuvo el Nobel de forma compartida y también por un trabajo relacionado con el de su padre, incluso de alguna manera enfrentado con el de su padre. Ya que Thomson padre demostró que el electrón tiene una relación carga-masa y por tanto tiene una masa, demostró de alguna manera la existencia del electrón como partícula y sin embargo su hijo demostró que en determinadas condiciones los electrones se comportan como ondas y no como partículas. Por tanto puede decirse que en justa correspondencia con la hipótesis de De Broglie, Thomson padre demostró que el electrón es una partícula y Thomson hijo demostró que el electrón es una onda y ambos fueron premiados con el Nobel por sus respectivas demostraciones. ¿Sería el electrón un tema habitual de conversación en la comidas de la familia Thomson, con algunos de sus miembros (incluyendo a la señora Thomson) murmurando para sus adentros: estos dos están gilipollas con el electrón?

     

    El tercer y último caso de padres e hijos premiados con el Nobel de Física que descubrí estudiando con el diccionario Akal fue el de los Bragg, que difiere de los casos anteriores porque el premio les fue concedido simultáneamente por la misma investigación (la ley de Bragg), lo cual parece que quita un poquito de mérito a Bragg hijo que, aunque obtuvo el galardón con tan sólo 25 años, uno no puede evitar pensar que el peso de la investigación lo llevara su padre.

     

    Hasta aquí lo que he descubierto sin más ayuda que mi tiempo de estudio y mi modesta biblioteca de provincias, a partir de aquí surgen dudas que no soy capaz de resolver sin recurrir a Google, pero he de decir que sienta un poco mal que dudas surgidas tras varios años de estudio y de consultas de libro con sólo un clic del ratón se resuelven con niveles increíblemente altos de información. Estas son las dudas:

     

    1) La señora Bohr.

    2) La señora Thomson

    3) ¿Sólo se da en el campo de la Física que padres e hijos sean agraciados con el premio Nobel?

     

    A estas dudas puede contestar cualquiera que consulte en el Google y es realmente maravilloso que así sea, ahora bien el nacimiento de estas dudas nunca podrá aportarlo Google ni ningún otro buscador, pero una vez que se ha generado el tema de interés, la duda concreta, mediante el estudio a la manera clásica, internet ayuda a solucionarlo con una eficacia tremenda:

     

    1)      La señora Bohr, Margarita, pareció ser un personaje a la altura de la familia e incluso hay una obra de teatro, Copenhague, donde se recrea la famosa visita en los años cuarenta de Heisenberg a Bohr y donde ella interviene en las conversaciones sobre política y sobre Física. He visto fotos de ella.

     

    2)      De la señora Thomson no he sido capaz de sacar ninguna información interesante de internet.

     

    3)      Parece ser que no sólo en la Física de forma exclusiva, pero sí en las Ciencias únicamente ya que los casos de padres e hijos premiados con Nobel son, además de los tres mencionados:

     

    Hans von Euler-Chelpin – Ulf von Euler, premios Nobel de Química en 1929 y de Medicina en 1970 respectivamente.

     

    Manne Siegbahn – Kai M. Siegbahn, ambos obtuvieron el Nobel de Física en los años 1924 (el padre) y en 1981 el hijo, y además, en ambos casos por trabajos relacionados con un mismo campo de la Física: la espectroscopia, es decir, de alguna manera es también un caso análogo al de los Bohr y los Thomson. Hay que reconocer que por mucho que yo hubiese estudiado nunca hubiera llegado a dar con los Siegbahn, que no me suenan en absoluto.

     

    ¿Por qué sólo en las Ciencias se da esta circunstancia de padres e hijos que destacan y son por tanto premiados? A esta pregunta ni siquiera Google consigue contestar con facilidad, la única teoría que se me ocurre para explicar este fenómeno es la siguiente:

     

    Los científicos son en general unos tipos más metódicos, según el tópico, que los literatos, por ejemplo. Para empezar se les ve más predispuestos a formar una familia y, el egoísmo necesario para ser Nobel, parece que lo enfoquen en el trabajo pero de alguna manera involucrando a toda la familia que seguramente lo sigue por las distintas universidades e instituciones científicas y así el hijo se contamina también con la obsesión del padre, y por eso su campo de estudio es en ocasiones tangente al de su padre. Sin embargo, el egoísmo del Nobel de Letras me lo imagino más como un egoísmo estilo bohemio, teniendo hijos, claro, como los físicos, pero medio abandonándolos, y la mujer del Noble de Letras, aunque con un envoltorio más liberal que la del físico, más dejada de lado que ella.

     

    A lo mejor, parte de la explicación de por qué se da la posibilidad de que padres e hijos resulten brillantes, trabajadores, que son dos cualidades que se le presuponen a un Nobel viene de analizar el último caso en que esto ha ocurrido: se trata de los Kornberg. El padre, Arthur Kornberg fue premio Nobel de Medicina en 1959 por sus estudios sobre la transferencia de la información genética de una molécula de ADN a otra. Su hijo, Roger Kornberg, obtuvo el Nobel de Química en el año 2006 por estudiar la transcripción de los genes, profundizando, una vez más los estudios de su padre. Yo creo que resulta muy apropiado que padre e hijo sean premiados por estudiar cómo se transmite la información genética, creo que resulta muy apropiado y además muy ejemplar.     

     

    (Nótese el mérito del autor, escribir un artículo titulado Premios Nobel y familia y no citar siquiera a los Curie).

     

     

     

    José María Rodríguez Matarredona es profesor de Física y Química y en la actualidad mantiene el blog literaturaconciencia

     

    ¿Erratas o imprecisiones? ¡Escríbanos!

    CAPTCHA
    Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

    Compartir

    ImprimirImprimir EnviarEnviar
    Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

    Comentarios

    Enviar un comentario nuevo

    El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
    • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

    Más información sobre opciones de formato

    CAPTCHA
    Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

    (*) Campos obligatorios

    Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

    ISSN: 2173-4186 © 2017 fronterad. Todos los derechos reservados.

    .