cuéntame

Estación para fugados: El observatorio

Raúl López Cazorla

"El Observatorio al que nos dirigíamos estaba inmerso, en aquellos meses, en una noche perpetua. Una noche que duraba veinticuatro horas. El verano de la Antártida era nocturno". Un fragmento de la novela recién publicada por Tandaia

más »

© 2016 fronterad. Todos los derechos reservados.

.