reportaje

Hacia tierras baldías. El despoblamiento del campo asturiano atiza los incendios

Santiago Dacal Torrado

Enormes pastizales de matojos fueron, año a año, dominando el paisaje del lugar. Irguiéndose a espaldas de los vecinos, que vieron cómo un viento cálido de hasta 100 kilómetros por hora alimentó el fuego que alguien había provocado intencionadamente y que tragó hasta 4.000 hectáreas de monte –unos 1.200 estadios de fútbol– y que a punto estuvo de tragarse sus casas también

más »

© 2016 fronterad. Todos los derechos reservados.

.