Poemas breves
María do Cebreiro
(Traducción al castellano de la propia autora)

 

 

POESÍA ERÓTICA

 

 

Con la inteligencia, ahora.
No con las manos.
La lucha a veces se gana en la mente.
Las mujeres escriben.
El poema tiene cuerpo.
El amor no tiene medida.
Nadie ha hablado de amor en este poema.

 

Del libro Los hemisferios, 2006

 

Eran hojas pequeñas,
podrían ser de roble,
no lo sé.
Aparecieron juntas
en el río.
No igual que una
ofrenda, pero tiernas.
Me hicieron recordar
aquel consejo: “no
te olvides del cuerpo”.
Como si la inteligencia
fuese el único obstáculo
que debía
vencer. (Sin duda,
no era el único.)
¿Pero cómo se hace
para que las palabras
se abran como hojas?
Si lo supiésemos, creo
que no escribiríamos.
Porque no hay
talento para
la rabia, sino solo rabia.
No hay sensualidad,
sino cosas sensuales.
Lo que dijo él entonces
no puede transmitirse
y en el espejo del río
no canta nuestro amor.

 

Del libro A queima, inédito

 

 

 

 

 

EUROPA (CUARTO REICH)

Este es el tiempo
en el que las mujeres ruegan
que sus hermanos
suban a la superficie,
el tiempo
en que al fin conocimos
en su rostro la huella del carbón
(y fue indigno mirar),
el tiempo en que
seguimos amando
el color del vino, y cada noche
seguimos deseando
regresar
a nuestro propio cuerpo
y su cuerpo
está lejos.
Este es el tiempo en que
cada uno de nosotros
se quedó contemplando
sus propias manos,
y quiso preguntar:
¿para qué sirven?
(¿Para qué sirve la lluvia?)
Eso no lo sabemos. La nuez
del tiempo aún no ha sido
abierta. En este otoño,
en el que solo lloverá
de vez en cuando,
pero con mucha
fuerza, como dentro del alcohol,
como en el desamor
del borracho de Bajo
el volcán. (Y si el libro
pudiese salir de ti,
¿cómo nos hablaría?).
Esas cosas importan,
como quiero pensar
que todavía hay algo dentro
de los últimos poemas,
que seguimos
aquí
porque nuestra conciencia
es temporal
y porque estamos vivos
y el trabajo de las manos crece
en nuestra mente
para poder entrar en el corazón
del mundo.

 

Del libro Poemas históricos (2010)

María do Cebreiro(1976)

Ha publicado los libros de poemas O estadio do espello (1998), (nós, as inadaptadas) (2002), Non queres que o poema te coñeza (2004), O barrio das chinesas (2005), Os Hemisferios (2006), Objetos perdidos (2007), Cuarto de outono (2008), Non son de aquí (2009) y Poemas Históricos (2010), en colaboración con Xosé Carlos Hidalgo Lomba.

Es autora de los ensayos As antoloxías de poesía en Galicia e Cataluña (2004), Premio Dámaso Alonso de Investigación Filológica, As terceiras mulleres (2005) y Fogar impronunciable. Poesía e pantasma (2011). Antologó canciones de mujeres afroamericanas (Damas negras, 2002) y tradujo al gallego la obra Tres vidas (2006) de Gertrude Stein.

 

 

 

 

POESÍA ERÓTICA

Coa intelixencia, agora.

Non coas mans.
A loita ás veces gáñase na mente.
As mulleres escriben.
O poema ten corpo.

O amor non ten medida.
Ninguén falou de amor neste poema.

 

Do libro Os hemisferios, 2006

POESÍA ERÓTICA

Eran follas pequechas,
se cadra de carballo,
non sei ben.
Apareceron xuntas
ondao río.
Non igual ca unha
ofrenda, pero tenras.
Fixéronme lembrar
o seu consello: “non
esquezas o corpo”.
Como se a intelixencia
fose o único obstáculo
que debía
vencer. (De certo,
non era o único.)
Pero como facer
que as palabras se abran
coma follas?
Se o soubésemos pensó
que non escribiríamos.
Porque non hai
talento para
a rabia, senón só rabia.
Non hai sensualidade,
senón cousas sensuais.
O que el dixo daquela
non pode transmitirse
e no espello do río
non canta o noso amor.

 

Do libro A queima, inédito

EUROPA (CUARTO REICH)

Este é o tempo
no que as mulleres pregan
para que os seus irmáns
suban á superficie,
o tempo
no que á fin coñecemos
no seu rostro a pegada do carbón
(foi indigno mirar),
o tempo no que
seguimos amando
a cor do viño, e cada noite
seguimos desexando
regresar
ao noso propio corpo
e o seu corpo
está lonxe.
Este é o tempo no que
cada un de nós
quedou ollando
para as súas propias mans,
e quixo preguntar:
para que serven?
(Para que serve a chuvia?)
Iso non o sabemos. Aínda
non foi aberta a noz
do tempo. Neste outono,
no que só choverá
de cando en vez,
pero con moita
forza, como dentro do alcol,
como no desamor
do borracho de Embaixo
do volcán. (E se o libro
puidese saír de ti,
como nos falaría?).
Esas cousas importan,
como quero pensar
que aínda hai algo dentro
dos últimos poemas,
que seguimos
aquí
porque a nosa conciencia
é temporal
e porque estamos vivos
e o traballo das mans medra
na nosa mente
para poder entrar no corazón
do mundo.

 

Do libro Poemas históricos (2010)