Entre   |  Regístrese

Moleskine 32 (Piel de topo) el blog de Andrés Delgado


Tamaño de texto: A | A | A

3 de diciembre, 2016

Libros perturbadores

 

Trastocan el orden, levantan sospechas, asustan y cuando los pequeños pasan sus hojas ponen en aprietos a sus padres.

 

A propósito de la educación sexual, homosexualismo, familias alternativas y temas tabú, en el siguiente post hay una breve selección de libros infantiles que tocan los temas prohibidos, libros inquietos pero necesarios.

 

Esperamos que algún día dejen de ser perturbadores y sean de lectura cotidiana.

 

 

LA HISTORIA DE JULIA, LA NIÑA QUE TENÍA SOMBRA DE CHICO.
De Bruel Chistian y Anna Bosellec.

 

julia-la-niña-con-sombra-de-chico

 

 

A Julia le gusta jugar como niño, sin preocuparse mucho por la mugre en los pantalones, el desorden en la ropa y el pelo revolcado. Su mamá no se la soporta y lamenta que su comportamiento no sea delicado y tranquilo, como se espera de una niña. Una mañana, Julia descubre que su sombra es la de un niño y, aunque intenta desembarazarse de ella, resulta inútil.

 

También es un libro álbum. Y en su contra cara dice:
“La quieren mucho cuando no se peina como Julia.
La quieren mucho cuando no se sienta como Julia.
La quieren mucho cuando habla menos que Julia.
Ahora ni siquiera sabe a quién se parece…
¡Ya ni su espejo la reconoce!”

 

Buen libro para reflexionar sobre género, sabiendo que no siempre lo que se siente y la psicología, van en la misma dirección del sexo y las convenciones sociales y culturales.

 

 

PAULA TIENE DOS MAMÁS

Lesléa Newman.

84-7290-220-x1

 

Paula es hija de madres lesbianas: Julia y Catalina. Catalina es médica, Julia es carpintera. Un día, las mamás llevan a la pequeña a una ludoteca, la dejan al cuidado de la profe María y todo va bien, hasta que leen la historia de un niño que tiene un padre veterinario. Los pequeños de la ludoteca dicen: mi papá es esto, mi papá es aquello y Paula con la recién adquirida conciencia de que ella no tiene padre, arranca a llorar. María, la profe, le explica que hay familias que se componen de otras formas, y trata de consolarla. Es un libro sobre familias ensambladas, sobre familias distintas, donde queda claro que lo único verdaderamente importante es el cariño.

 

 

MARITA Y LAS MUJERES EN LA CALLE
De Dolores Juliano. Ilustrado por Mabel Piérola

 

84-7290-255-2[1]

 

 

Marita paseaba con su mamá cuando vio a las mujeres de la acera y en las esquinas como si estuvieran esperando a alguien. La visión de las mujeres, levanta curiosidad en la pequeña y le pregunta a la mamá, quien le explica qué son esas muchachas y qué hacen. La mamá de Marita intenta hacer conexiones con trabajos comúnmente aceptados por la sociedad para que la pequeña entienda que ese trabajo es como cualquier otro.

“―Mi amigo Juanito me dijo que las prostitutas, las mujeres que trabajan en la calle son putas, y que eso es una mala palabra, que quiere decir cosas feas.
―La gente a veces habla por hablar. Lo malo no es vender afecto y compañía, lo malo es agredir insultar, o hacer daño a los demás, ¿qué te parece peor, pegar a otra persona o acariciarla?
―Pegarle.
―Sin embargo decir boxeador no es un insulto, y decir puta o prostituta sí lo es.
―No es justo.”

En la contratapa dice: “Hay trabajos peligrosos, donde las personas se juegan la vida. En otros casos el problema es que no están aceptados socialmente. Susana decía: «He vivido toda mi vida avergonzada porque mi madre había hecho un tiempo trabajo sexual. Ojalá alguien me hubiera hablado así cuando era pequeña.»

 

 

REY Y REY.
De Linda De Haan y Stern Nijland.

 

rey+y+rey

 

 

La reina madre está harta de llevar la batuta, descansar, rascarse la panza y llevar vida de jubilada. Es hora que su heredero se case, la responsabilidad lo pille y asuma sus deberes en el reino, la familia y la procreación. Pero el hijo no quiere, reniega y se resiste. La mamá lo agarra a cantaleta, hasta que el chico acepta conocer a las princesas más reconocidas y famosas. El príncipe le dice a su madre: «Bien mamá, tengo que decirte que nunca me han gustado mucho las princesas». De manera que la gruñona mamá, hace desfilar una princesa tras otra por el castillo, pero ninguna despierta el interés del príncipe. Tras algún tiempo, llega la princesa Madaleine, escoltada por su hermano. Cuando los ve llegar, el heredero no lo puede creer: “¡Qué príncipe más maravilloso!”. Ambos se enamoran, comienzan inmediatamente los preparativos de la boda y la historia acaba con un colorido beso entre los dos reyes.

 

Sobra mencionar la cantidad de problemas que se ha levantado este libro álbum luego de su publicación, porque entre otros problemas, según los críticos pone el homosexualismo ante los niños como un asunto cotidiano.

 

Para concluir, como ya lo dijo el experto el literatura infantil y juvenil Fanuel Hanán Díaz: “Lo que sí me parece conclusivo es reconocer que hay lecturas escabrosas y desestabilizadoras, que el mundo de los libros para niños no es, ni debe ser, enteramente idílico. Y que nosotros como mediadores debemos asumir que esas lecturas también son necesarias y benéficas, en la medida en que nos hacen pensar y confrontarnos sin rodeos con aspectos que forman parte de la compleja experiencia de crecer y de vivir.”

 

Otros temas de literatura, promoción de lectura y periodismo narrativo

Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.