Entre   |  Regístrese

El Gallinero el blog de El Gallinero


Tamaño de texto: A | A | A

23 de junio, 2018

Horror en el supermercado I - ¡El final de la temporada teatral crea monstruos!

 

Un joven va a pagar en el supermercado un poco de compra, tal vez una barra de pan, una lechuga, un brik de leche fresca… La cajera le pasa por el lector los artículos y los tira con saña sobre el mostrador.

 

pan


JOVEN.- ¿Te ha hecho algo mi compra?

 

CAJERA.- ¿¿¿Cómo???

 

JOVEN.- ¿Por qué esa violencia?

 

CAJERA (desafiante).- ¿Perdona? ¿Perdona? ¿Perdona? ¿Perdona? ¿Perdona? ¿Perdona? ¿Perdona?

 

JOVEN.- Déjalo. (Saca una bolsa de plástico del bolsillo y se dispone a guardar la compra.)

 

CAJERA (viendo la bolsa).- Ah, ¿y una bolsa…? (Marca en la caja registradora.)

 

JOVEN.- Perdona, pero la bolsa…

 

CAJERA.- Cinco céntimos, la bolsa cinco céntimos…

 

JOVEN.- Pero si la he…

 

CAJERA.- ¿Una bolsa? Pues cinco céntimos.

 

JOVEN.- ¿Me la has dado tú?

 

CAJERA.- No, la has cogido tú.

 

JOVEN.- ¡Claro! ¡De mi bolsillo!

 

CAJERA.- ¡Cinco céntimos! ¡Una bolsa, cinco céntimos! (Comienza a repetir como una imitadora cualquiera de Angélica Liddell.) ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos! ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos! ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos!...

 

JOVEN.- ¡Pero si incluso es de otro supermercado!

 

CAJERA.- ¿Lo puedes demostrar?

 

JOVEN.- ¿Demostrar?

 

CAJERA.- ¿Tienes el ticket?

 

JOVEN.- ¿El ticket de una bolsa vieja que tenía por casa?

 

CAJERA.- ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos! ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos! ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos!...

 

JOVEN.- Conque esas tenemos… (Se baja los pantalones y los calzoncillos y se comienza a meter la bolsa por el culo como un imitador cualquiera de Juan Loriente.) ¡Mira lo que hago con la puta bolsa! ¡Mira lo que hago con la puta bolsa! ¡Mira lo que hago con la puta bolsa!...

 

CAJERA.- Anda, ¡que tienes más peligro que Jan Fabre dirigiendo un infantil!

 

JOVEN.- ¡Y tú tienes más peligro que la Portillo dirigiendo una de adultos!

 

CAJERA.- ¡Eso no lo he entendido!

 

JOVEN (se sube los calzoncillos y los pantalones… la bolsa ya no la vemos más).- Anda, ¡cómprate un abono del canal y déjame en paz!

 

CAJERA.- No tienes ni puta gracia haciendo chistes teatrales, deberías hacértelo mirar. Además, ya tengo mi abono del Canal para la próxima temporada, salió a la venta el miércoles por la mañana, y por la tarde ya me lo había comprado y había canjeado los 20 espectáculos, y me voy a comprar otro este fin de semana…

 

JOVEN.- ¡Será si quedan, porque yo me he comprado 3!

 

CAJERA.- ¿Me estás amenazando?

 

JOVEN.- ¿Yo?

 

CAJERA.- Déjalo, no merece la pena discutir contigo…

 

JOVEN.- No te pienso pagar mi bolsa. Precisamente me la he traído para ahorrar y tener para mis tres abonos del Canal. 

 

CAJERA.- Ahora que lo pienso, la bolsa no era de este supermercado, pero ya la he marcado y no la pienso borrar. Son 5 euros y 37 céntimos.

 

JOVEN.- Pues si me la vas a cobrar, dame otra bolsa, porque la mía ahora no la puedo usar.

 

CAJERA.- Bien, entonces son 5 euros y 42 céntimos.

 

JOVEN.- ¿Pero por qué me cobras otra bolsa? ¿Eres idiota?

 

CAJERA.- ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos! ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos! ¡Una puta bolsa de plástico, cinco céntimos!...

 

JOVEN.- ¡Pero si ya me has cobrado la que tenía yo!

 

CAJERA.- ¿La que te has metido por el culo?

 

JOVEN.- ¡Esa!

 

CAJERA.- Se está formando cola, ¿me haces el favor de pagar y marcharte?

 

JOVEN.- ¡Para cola, esta! (Imaginaos lo que hace aquí el joven, yo no lo voy a escribir, porque soy muy educado y correcto.)

 

CAJERA.- Perdona, pero no tiene ninguna gracia. Son 5 euros y 42 céntimos. Guarda eso, págame y vete.

 

JOVEN.- Pero cómo van a ser 5 euros y 42 céntimos un brik de leche fresca, una lechuga y una barra de pan.

 

CAJERA.- Hombre, ¡y dos bolsas! (Coge el micrófono y habla algo que se escucha en todo el supermercado, con voz muy dulce.) Señorita Gladys, acuda a su caja, por favor.  

 

JOVEN.- ¡Me parece un abuso!

 

CAJERA (como una imitadora cualquiera de Angélica Liddell).- ¿Un abuso? ¿Te parece un abuso? ¿Un abuso? ¿Un abuso? ¿Te parece un abuso? ¿Un abuso? ¿Un abuso? ¿Un abuso? ¿Te parece un abuso? ¿Un abuso? ¿Te parece un abuso? (Coge el brik de leche fresca, y lo intenta abrir.) ¡¡¡Abrefácil!!! ¿Abrefácil? ¡Tu madre sí que se abre fácil!

 

leche

 

JOVEN.- Sí, ¡un abuso! ¡Me parece un abuso! ¡Un abuso! ¡Me parece un abuso! ¡Un abuso! ¡Me parece un abuso!...

 

CAJERA.- ¿Y tú de quién eres? ¿De Angélica Liddell o de Rodrigo García? (Consigue abrir el brik y empieza a tirarse la leche por encima, mientras habla por el micrófono con voz dulce.) Señorita Gladys, por favor, acuda a su caja.

 

JOVEN.- ¡¡¡La leche fresca es mejor para el cutis que la que no es fresca!!! (Abre la lechuga, le comienza a quitar las hojas y se las mete por dentro de la camisa, pegadas al cuerpo.)

 

CAJERA.- Dime la verdad y nada más que la verdad, ¿has visto algo bueno esta temporada en el CDN? ¿Cambiarán las tornas para la temporada que viene?

 

JOVEN (se mete la barra de pan en la boca).- Anda, ¡déjame en paz y que te dirija Magüi Mira!

 

CAJERA.- ¡No te entiendo! ¡Sácate eso de la boca!

 

JOVEN.- ¡Échame un poco de leche a mí, que es mía!

 

CAJERA.- ¡Aún no la has pagado! (Le echa un poco de leche por encima.) Anda, ¡págame y vete a que te programe Mateo Feijoo!

 

JOVEN.- ¡No me he perdido una de Naves Matadero esta temporada!

 

CAJERA.- ¡Con la boca llena no te entiendo! ¡Yo me pasado días y noches en el Canal, y no solo con Mount Olympus!

 

JOVEN.- ¡Pues yo del Canal me he visto esta temporada más de 40 espectáculos!

 

CAJERA.- ¡Dame pan!

 

JOVEN (partiendo media barra -que tiene en la boca- y dándosela a la cajera).- Además, me he visto todas las del Clásico, las de la Cuarta Pared, las del Pavón Kamikaze

 

CAJERA.- ¿Y las del Teatro Español? ¿Y el ciclo ZIP?

 

JOVEN.- ¡Todas las del ZIP! ¡Y dos de Nao d'amores!

 

CAJERA (abre la media barra de pan y se hace un bocadillo de lechuga).- ¡Y yo no me he perdido las de Nave 73, ni las de El umbral de primavera, ni las de La puerta estrecha. (Habla por el micrófono con voz dulce.) Señorita Gladys, acuda a su caja. (Coge el bocadillo, al que no ha dado ni un mordisco -porque no lo ha hecho para eso-, lo tira al suelo y comienza a pisotearlo.) 

 

JOVEN.- Pues yo hasta he ido una vez al teatro de La Latina a ver a Silvia Luchetti.

 

CAJERA.- ¿A La Latina? Te mereces un latigazo. (Se quita el cinturón…)

 

JOVEN.- ¿Un latinazo?

 

CAJERA.- ¡Tus chistes no hacen ninguna gracia! ¡Gírate, que voy a dar un latinazo! ¡Quiero decir, latigazo!

 

JOVEN (se gira).- Y un día en el Pavón hasta me senté al lado de Rigola.

 

CAJERA (azotándole en el culo un par de veces con su cinturón).- ¡Eso no me lo creo! (Suelta el cinturón y da un mordisco al bocadillo de lechuga.) ¿Rigola en el Pavón?

 

JOVEN.- ¡Anda, pues claro! ¡Y me he visto Mendoza dos veces!

 

CAJERA.- ¡Pues yo Kohlhaas otras dos veces!  

 

JOVEN.- ¡Y yo Los caminos de Federico tres veces!

 

CAJERA.- ¡Eres un flipado! ¡Yo me he visto todo el Festival de Otoño!

 

JOVEN.- ¿A primavera?

 

JOVEN.- ¡Bésame!

 

JOVEN.- ¡Y yo, Magnani aperta siete veces!

 

CAJERA.- ¡Que me beses ya!

 

JOVEN.- ¡Y la mayoría de las del Price! ¡Y Wenses y Lala! ¡Y Je suis William en Teatralia!

 

CAJERA.- ¡Yo de Teatralia todas! ¿Me quieres besar de una vez? (Se sube encima de la barra y se empieza a quitar la camisa, hasta que se queda en sujetador.)

 

JOVEN.- ¿Y Scratch?

 

CAJERA.- ¡La vi! ¡Y Mammon! ¿Volverán a programar Mammon

 

JOVEN.- ¡Seguro!

 

CAJERA.- ¡No te entiendo! (Le quita la barra de pan de la boca y la tira al suelo.)

 

JOVEN.- ¡Y las dos de Rigola las he visto!

 

CAJERA.- ¿Vania y Pasolini? ¡Y yo también, por supuesto!

 

JOVEN.- ¡Pues ya se ha acabado la temporada!

 

CAJERA.- ¡Ya vendrá otra!

 

JOVEN.- ¡A ver qué hacemos ahora, si se ha acabado la temporada!

 

 CAJERA.- Por el momento, ¡bésame! (Le agarra del cuello y le besa apasionadamente.)

 

JOVEN (escapándose del beso de la cajera).- ¡Y vi André y Dorine y dos veces Solitudes, en el Fernán Gómez!

 

CAJERA.- Pues yo fui al estreno de Tebas Land en el Pavón. (Le arranca la camisa, y la lechuga qué él tenía pegada al cuerpo se cae al suelo.)

 

lechuga

 

JOVEN.- Y yo vi a Sergio Blanco en Ostia.

 

CAJERA.- Y yo vi Diotima en La puerta estrecha.

 

JOVEN.- ¡Y vi Hablar por hablar en el Bellas Artes!

 

CAJERA.- ¡Lo que el Canal ha unido que no lo separe el Bellas Artes! (Le besa de nuevo, un beso largo, de 13 minutos exactos.)

 

Llega Gladys, sin decir una palabra abre la caja de al lado, y empieza a cobrar a los clientes que estaban haciendo cola; estos ven la escena de la cajera y el joven, y se van yendo, uno tras otro… A los 13 minutos exactos de haber comenzado el beso, la cajera y el joven se separan.

 

JOVEN.- ¿Cuánto es?

 

CAJERA.- Son 5 euros y 42 céntimos.  

 

JOVEN.- Aquí tienes. (Le da dinero.)

 

CAJERA.- Muy bien, y esto hace 10. (Le da las vueltas.) Espera… (Coge el ticket, escribe su número de teléfono, y se lo da.)

 

JOVEN.- ¿Qué has escrito aquí?

 

CAJERA.- ¡Anda, y que te protagonice Carmen Machi!

 

JOVEN.- ¡No entiendo…!

 

CAJERA.- ¿Eres idiota?

 

JOVEN (mirando el ticket).- Aaaaah. Ah. Aaaaaah. ¡Ahora entiendo…!

 

CAJERA.- Adiós…

 

JOVEN (levantando el ticket como quien ha entendido el chiste).- Hasta pronto…

 

CAJERA.- Pues yo hoy me voy a ir a Clásicos de Alcalá... Te lo digo to y no te digo na... (Le guiña un ojo, en concreto, el izquierdo.) Y recuerda…

 

JOVEN.- ¿Qué?

 

CAJERA.- Lo que el Canal ha unido…

 

JOVEN.-… que no lo separe el Bellas Artes.

 

Fin.

@nico_guau

 


Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.