Entre   |  Regístrese

El Gallinero el blog de El Gallinero


Tamaño de texto: A | A | A

30 de diciembre, 2017

Resumen teatral de 2017 (III)

 

 (No te pierdas la primera parte, que está aquí, y la segunda parte, aquí.)

 

Continuamos con este recorrido por el año 2017 a través del teatro y todo o que le rodea…

 

JULIO.- La verdad es que ese mes, por unas cosas o por otras, estuvimos poco en Madrid… Pero llegamos a ver la entretenida y muy repuesta Arte, en el Pavón… O la escalofriante historia sobre un asesino en serie en Flandes Five Easy Pieces, en el Matadero (damos fe de que estaba lleno y de que los actores, niños, hablaban, y mucho, por lo tanto suponemos que era "teatro de texto", aunque los defensores de este género se sigan empeñando en que allí ya no se hace de eso; aunque, ahora que lo pienso, claro, aún no nos han dado la definición de eso que llaman "teatro de texto"…) Y por suerte recuperamos Tres días sin Charlie, sobre los atentados de Charlie Hebdo, en el Teatro del Barrio

 

Y en Madrid poco más vimos. Tampoco hubo otros acontecimientos teatrales que no fueran funciones… Así que aprovechamos el mes de julio para cerrar el Festival de Clásicos en Alcalá, con Please Continue Hamlet, ya comentada en el capítulo anterior (pero que realmente fue en julio), y con un evento itinerante por Alcalá, a modo de misterio medieval, que homenajeaba a Santa Juana de la Cruz, y en el que participaban unas cien personas, entre ellas, algunas profesionales de la narración oral.

 

Misterio medieval en pleno siglo XXI

Misterio medieval en pleno siglo XXI

 

Y lo que vivimos casi al completo fue el Festival de Almagro, que ya os contamos aquí anteriormente. Allí, en ese pueblo manchego tan fresquito, vimos muchos espectáculos, algunos de los cuales ya habían venido a Madrid, otros que iban a venir pronto, y otros de los que aún no hay noticias de que vayan a venir… Vimos, entre otras, El perro del hortelano y La dama duende (unos títulos con los que la Compañía Nacional de Teatro Clásico no nos había deleitado nunca-nunca-nunca y ya tocaban), Eco y Narciso, de la compañía Miseria y Hambre, La ruta de Don Quijote, de Noviembre Teatro, El lindo Don Diego, reposición de la compañía Morboria… Vimos también espectáculos del Certamen Barroco Infantil, como un entrañable Lazarillo de la compañía Claroscuro, y el ganador del certamen, Caperucita. Lo que nunca se contó, de Teloncillo. Y en cuanto al Certamen Almagro Off, vimos una muy divertida versión de Twelfth Night        de la compañía inglesa Flute Theatre, y la ganadora A secreto agravio, secreta venganza, de la compañía Jóvenes Clásicos. De entre los espectáculos extranjeros de gran formato que visitaron este reducto cultureta manchego en julio, disfrutamos con El sueño de una noche de verano que llegaba de Alemania y Julio César recién desembarcado de Hungría, y con un maldito perro en escena que le hacía la competencia a este dálmata que os narra. Y no queremos cerrar el párrafo Almagro sin destacar un atrevido montaje del ciclo After Classics (que no consiste más que en obras que empiezan a la 1 de la madrugada): Erminia, una versión de una novela clásica italiana, a cargo de la compañía La Dramática Madrileña.

 

Almagro 2017

Y en Almagro, entre función y función…

 

AGOSTO. Este mes se nos pasó volando, porque somos gallinas viajeras (vimos entre otras cosas a la grandísima La Ribot y nos hicimos fans), y no pasamos casi por los teatros españoles hasta finales, en que se estrenó un nuevo teatro en Madrid: el Corral Cervantes. Se creó un espacio cerrado en la Cuesta de Moyano, que hasta entonces había sido famosa por albergar otro tipo de cultura (libros de segunda mano, concretamente), y se rodeó de otras cosas muy teatrales: puestos de madera que vendían artesanía, un tiovivo gigante, y los necesarios tenderetes que vendían cerveza. Allí se pudo ver un ingenioso encuentro entre Cervantes y Shakespeare en una prisión, con sobornos al carcelero incluidos: Los espejos de Don Quijote, de la compañía Pánico Escénico.

 

Corral Cervantes

Corral Cervantes antes de empezar la función

 

SEPTIEMBRE. Y comenzaba otra nueva temporada, a la cual nuestros oficinistas no le iban a hacer ascos, por supuesto. Y es que había tantas obras en cartel, que nuestros oficinistas se abrumaban

 

Vimos la reposición de un montaje ya estrenado un par de años antes en Madrid, Mujeres y criados, de la Fundación Siglo de Oro. Se trata de una comedia de Lope de Vega encontrada hace poco tiempo, y el reestreno fue en el recién inaugurado en agosto Corral Cervantes, que promete programación durante todo el verano 2018. Dudamos del cura en La duda, de Metatarso, en el Teatro Galileo, y nos alegramos mucho de ver a su excelsa protagonista, Carmen Conesa (que esta vez, cosa extraña, ni cantó ni tocó el piano), antes que se embarcara en La familia Addams a finales de septiembre… Nos reímos con La piel en Pradillo, y le mandamos guasaps en directo a la actriz Teresa Rivera… Aguantamos un musical, El guardaespaldas, en el Coliseum, en el que las dos protagonistas eran inmensas cantando, pero en las escenas sin canción, se hacían pequeñitas-pequeñitas; el resto del elenco tampoco estaba compuesto por los mejores actores que hayamos visto en 2017. En general, estaban mejor los actores de otro musical, Billy Elliot, en el Nuevo Alcalá, en el que lo pasamos bien…

 

Uno de los platos fuertes, para nosotros, de cada comienzo de temporada, es el Festival Idem, en la Casa Encendida, un buen invento de Paz Santacecilia, en el que este año vimos, entre otras, una obra a oscuras, Cosa negra, con nuestra silbatriz favorita (Marisa Pons) emitiendo silbidos y otros sonidos, y también estuvimos en una muy interesante función sobre el miedo al Islam, Still in Paradise, en la que al principio de la representación elegíamos qué escenas queríamos ver esa noche.   

 

Cosa negra

Cosa negra


Recordamos nuestra juventud riendo con Pepe Viyuela en Encerrona en un teatro al que vamos poco, el Teatro Arlequín. Se anuncian dos funciones más de Viyuela para 2018, una en febrero y otra en marzo.  

 

Estuvimos en la presentación de la programación del Festival de Otoño a Primavera de esta temporada, en el jardín de la casa de Lope de Vega, y se nos anunciaron muchas cosas interesantes para los meses siguientes… Sólo una de ellas ni nos pareció interesante para el Festival, ni supimos qué pintaba allí programada… Pero esa es otra historia…


Otoño

Allá, al fondo, la presentación del Festival de Otoño a Primavera

 

No nos podíamos perder dos obras que ya habían visitado otros espacios y no habíamos podido ver: la gran Ana Fernández defendiéndose en un juicio en El lunar de Lady Chatterley, en el Teatro Español, y la historia de maestros y maestras que nos habla de la importancia de la enseñanza y de la cultura, que es La esfera que nos contiene, en el Teatro del Barrio.

 

Hubo una en el Español de la que nos olvidamos pronto, Los universos paralelos. Hubo una en el Teatro del Barrio bastante tierna y emotiva, con muy buenos actores, Los años rápidos. Hubo una biografía de los últimos años de Cisneros en el Teatro Salón Cervantes, de Alcalá, con la que cerramos el mes: Cisneros. La línea de tiza.

 

Teatro Cervantes

Teatro Salón Cervantes pocos minutos después de terminar la función

 

Y con esto acabó el trimestre y nos preparamos para afrontar los últimos tres meses del año, que iban a estar repletitos…

 

Continuará…

 

@nico_guau


Compartir

ImprimirImprimir EnviarEnviar
Inicie sesión o regístrese si quiere identificar sus comentarios.

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

(*) Campos obligatorios

Al enviar tu comentarios estás aceptando los términos de uso.

ISSN: 2173-4186 © 2018 fronterad. Todos los derechos reservados.

.