Responder al comentario

Ah, el decrépito barrio de Pozas -que Lauro Olmo defendiera- y la Iglesia del Buen Suceso, aquello que fue uno de los crímenes urbanísticos más funestos (junto con la plaza de Colón, por ejemplo)

Responder

  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.