Responder al comentario

Muy buen artículo; quizá algo traída por los pelos la segunda "prueba" ya que lo mismo puede encontrarse en cualquier otra gran ciudad europea, pero en conjunto me ha encantado leerlo.
Y en cuanto a los comentarios de lectores sobre Madrid como la capital de la resistencia... no apeemos un santo para subir a otro al altar. Madrid resistió los feroces ataques no por voluntad popular sino por decisión política del gobierno de la República que convirtió a la capital en símbolo de la resistencia. Pero me temo que muchos madrileños habrían recibido con los brazos abiertos al dictador... como hicieron más tarde.

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.