Responder al comentario

Del pequeño ensayo se extraen varias conclusiones. El autor parece tener un basto conocimiento de autores y obras heterodoxas, de varias épocas, de distintas tendencias. Pero mostrar ese conocimiento parece ser el único objetivo del desarrollo del citado ensayo. ¿Qué viene a decir?, no queda claro. ¿Por qué no se expresa con más claridad?. No lo sabemos.

Esta es la filosofía que pesa, la que aburre, la que dice mucho sin decir nada. La mezcla cosas que no tienen puntos en común, sin rigor, sin objetividad. Nada, vacía. Una mezcla de metafísica cansina para contar que la personalidad de un filósofo también da forma a su pensamiento, ¿y que esperábamos? o es que ahora, a estas alturas, ¿nos vamos a seguir tragando el rollo de la dualidad?. Pero parece que lo que importa es dar ese aire de misticismo a los autores, endiosarlos, ¿no existe para ellos la biología?. Y es que cuando uno pasa mucho tiempo estudiando a Lacan y al psicoanálisis no se puede esperar el empleo de cierto rigor en aras de obtener claridad.

Responder

El contenido de este campo se mantiene privado y no se mostrará públicamente.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato

CAPTCHA
Rellene el código de la imagen / Resuelva la operación matemática

ISSN: 2173-4186 © 2019 fronterad. Todos los derechos reservados.

.