Fronterad

Imprimir

El Referéndum de Crimea en cinco puntos

Por Varios autores


Escrito por Adrián Blanco


1. ¿Es el referéndum de Crimea similar a otros procesos?


En una interesante reflexión, el Washington Post señala en un artículo las diferencias con la consulta planteada en Escocia. La conclusión es que no pueden abordarse del mismo modo porque la situación de en cada uno de los territorios es diferente.

 

 

En cuanto a las comparaciones con la independencia de Kosovo los años 90, el experto en Europa del Este Franz-Lothar Altmannlo tiene claro: ”es como comparar manzanas con naranjas”, afirma.

 

Parte de la población de Crimea pretende que vuelva a formar parte de Rusia y no un estado indpendiente como ocurrió en Kosovo. Además, la población rusa en la península no vive en las condiciones de desigualdad que sufrió la población albana en Kosovo.

 

2. ¿Cómo se ha gestado el referéndum?


Crimea es una región autónoma dentro de Ucrania y su parlamento aprobó a principios de marzo una declaración a favor de la unión con Rusia. En este sentido, fijó un referéndum  para el próximo domingo 16 de marzo con el que dar valor democrático a esta decisión.

 

3. ¿Ha habido algún referéndum anteriores en Crimea?


Sí.

 

Durante el siglo XX y en especial en la década de los 90, Crimea ha sido foco de tensión entre Rusia y Ucrania, puesto que ha estado bajo el mandato de ambos países.  Desde 1954 la península pertenecía a Ucrania aunque está a su vez era parte de la URSS.

 

En 1991, Ucrania se independizó y Crimea siguió sus pasos.

 

En 1992 se produce una crisis entre Rusia y Ucrania por la posesión de la península. El Soviet Supremo de Crimea aprobó su primera Constitución y proclamó la independencia. La inestabilidad se resuelve en pocos días con el restablecimiento de la república autónoma de Crimea como parte de Ucrania.

 

Un par de años más tarde, en 1994 se vóto un referéndum con el que se aprobaron una batería de medias que incluían una mayor autonomía de Crimea respecto a Ucrania, en la que los ciudadanos tuviesen tanto nacionalidad rusa como ucraniana, y además donde los decretos presidenciales tuvieran la consideración de leyes.

 

3. Las preguntas


-“¿Está usted a favor de la unión de Crimea a Rusia con derechos de sujeto de la Federación Rusa?” 

-“¿Está usted por restablecer la validez de la Constitución de la República de Crimea de 1992 con el estatus de Crimea como parte de Ucrania?”.  Es decir un estado independiente y con Constitución propia.

 

Los votantes podrán votar “sí” a una de las dos preguntas pero no cabe la opción del “no”. La opción más votada será “la expresión de la voluntad popular directa de la población de Crimea”, según señala la disposición del Parlamento.

 

Las papeletas del referéndum estarán en ruso, ucraniano y en tártaro, idiomas de las principales comunidades culturales de la zona.

 

4. Y la comunidad internacional, ¿qué opina de todo esto?


A favor. El presidente ruso, Vladimir Putin ha defendido la iniciativa y considera que los pasos tomados para el referéndum  “están legitimados por el derecho internacional”. Se le ve el plumero. De hecho, Rusia ya prepara el terreno para la incorporación de la república autónoma ucraniana de Crimea como su entidad federada número 84.

 

En contra. Obviamente Ucrania. El país ha tildado de ilegal todo el proceso secesionista.

 

Por su parte, la Unión Europea y Estados Unidos se han cerrado filas en torno a la postura de Ucrania y han amenazado con sancionar a Rusia si no retira sus tropas de la península de Crimea.

 

5. ¿Posibles resultado del referéndum?


“Más del 80 por ciento de los habitantes de Crimea está a favor de formar parte de Rusia”. Son palabras del presidente del Legislativo de Crimea, Vladímir Konstantínov, que dijo basarse en un estudio considerado como la única referencia sobre un posible resultado.

 

No obstante es difícil saber qué dictarán las urnas. Para intentar formarse un idea hay que tener en cuenta el siguiente dato:. La península tiene una población cercana a los dos millones de habitantes y, de estos, un 60 por ciento son de origen ruso, frente al 26 % ucraniano y el 12 % tártaro.

 

En este sentido, el New York Times ha publicado una serie de mapas que ofrecen una visión global de cómo se reparte la población en el territorio. Según el idioma que hablan, puede verse claramente una mayoría rusa en la península en disputa.

 

 

Una división política y cultural

The New York Times

Otro mapa es el de Maplecorft, que incluye las fuerzas militares presentes en cada región de Ucrania:

Mapa de la semana de Maplecroft

Maplecroft

@lapichicera

© 2013 Fronterad. Todos los derechos reservados.