10 días (o menos) que estremecieron al mundo

2
628

Las revueltas que se están produciendo en Burkina Faso a cuenta de la reforma de la Constitución, para que el actual Presidente pueda volver a presentarse a la reelección no dan para 10 días, como en la Revolución de Octubre, ni siquiera estremecen al mundo.

Pero para un par de días estremeciendo, este, nuestro pequeño mundo, sí que dan.

Yo, al menos, estoy un poco estremecido

 

 

10 Días que estremecieron el Mundo es una crónica sobre los sucesos que llevaron al poder a los bolcheviques en la Revolución de Octubre, escrita por el periodista norteamericano John Reed (el único extranjero enterrado en el Kremlin). O noviembre, depende del calendario.

 

Como depende de la ideología que lo veas como un execrable panfleto o como una encendida y entusiasta narración de unos acontecimientos increíbles que cambiaron el curso de la historia de la Humanidad. Hasta el día de hoy, que parece que volvemos al siglo XIX…

 

Yo me encontraba, cuando lo leí a mis tiernos y ardientes 18 añitos entre estos últimos.

 

Con el paso del tiempo no he perdido mi ideología, quizás todavía me quede algo de pasión, pero lo que sin ninguna duda el paso de los años y la experiencia me ha proporcionado es la cordura de no pensar que todo es blanco o negro, o sólo hay buenos, muy buenos, y malos, malísimos.

 

Hay una escala de grises muy amplia y los seres humanos anidamos en nuestros corazones lo mejor y lo peor. Y mogollón de regular.

 

Por eso cuando no hace tanto tiempo leí “El maestro Juan Martínez, que estaba allí”, de Manuel Chaves Nogales comprendí, y acepté, que no todo en la Revolución de Octubre y la consolidación de la URSS en la guerra civil que siguió, fue justo. Y mucho menos bonito.

 

En Burkina Faso nos encontramos en una semana crítica para el futuro de este pobre país.

Espero que no llegue a ser la Semana Trágica, pero tampoco da para 10 días de estremecimiento, ni del mundo ni de nada.

 

Podíamos dejarlo, seamos realistas, en un par de días, día y medio, y estremecer, lo que se dice estremecer, como mucho a este pequeño mundo en el que vivo.

 

No os voy a contar, otra vez, lo que acabo de publicar el domingo sobre esto: que el Presidente y su partido mayoritario quiere cambiar la Constitución para poder seguir en el poder.

Y que la oposición ha organizado y sigue en ello, movilizaciones en todo Burkina para impedirlo.

 

Burkina Faso es la Suiza de África, no en cuanto a sus bancos (aquí el único español que debe tener cuenta corriente y con poca pasta debo ser yo, pero se admiten transferencias), sino en cuanto a tranquilidad y seguridad.

 

Los índices de violencia son muy bajos comparados con el resto del continente y casi nulos si de violencia política hablamos.

Pero todo se está caldeando.

 

El lunes fui a visitar al Director Regional de la Policía Nacional de la Región del Norte, en Ouahigouya, donde vivo y tengo la Biblioteca OLVIDO, donde trabajo, para saber si debía preocuparme por la seguridad de la misma, por si vinieran a saquearla.

 

 

Este es Assimi Kounda, el Presidente del CDP, el partido gobernante. Y dice: si os queman vuestras casas, ¡quemad las suyas!

Un hombre prudente y sensato, nada de quemados preventivos…

 

 

Me contó que según sus informaciones las intenciones de los manifestantes eran ir a incendiar la casa del Alcalde (apoya la reforma de la Constitución con su partido, ADF-RDA, que es distinto del partido del Gobierno), la casa de un Ministro, la de su hermano pequeño, del Sr Ministro, la del Presidente del Consejo Regional, la sede del CDP, así como la propia sede de la Policía Nacional…, pero que no había oído nada de quemar la biblioteca.

 

Así que, como imagináis, me quedé mucho más tranquilo.

 

Ayer martes decidí salir a dar una vuelta y ver pasar la manifestación para poder contaros cómo se desarrollan los acontecimientos y poner fotos y vídeos para que os hagáis una idea.

 

 

 

Los ‘principales’ en la manifestación de ayer en Ouahigouya

 

 

Todo fue bastante tranquilo y pacífico.

En la avenida principal hubo 2 situaciones críticas que acabaron bien.

 

En una, y a pesar de que el servicio de orden intentaba acordonar la calle para que la gente no se desviara, los jóvenes que encabezaban la marcha tomaron la calle que conducía a la sede del CDP, pero después de un rato dialogando y viendo que el resto de la gente no les seguía decidieron volver sobre sus pasos.

 

¡Menos mal!

Si hubieran llegado hasta la sede se habrían encontrado con los militantes del CDP y habrían empezado los enfrentamientos, quizás las muertes.

 

Y en cuanto se produzca el primero los demás vendrán de suyo.

 

Había también en una esquina de la avenida un grupo de soldados apostados con metralletas (los soldados del Ejército no gastan porras) que algún mando fue lo bastante sensato como para retirarlos antes de que llegaran los manifestantes.

 

 

La gente me saludaba, mucho me conocen. Y llevaba puesta mi identificación de la Biblioteca para que no hubiera dudas

 

 

Así que en Ouahigouya todo bien y tranquilo.

Ha terminado en la Plaza de la Nación que debía estar a media entrada o menos.
En el mitin de fin de campaña de Blaise Compaoré de las elecciones anteriores, 2010, yo estuve allí, estaba llena.

Bien es verdad que traen autobuses con gente de las aldeas cercanas.

 

 

   

La manifestación en Ouahigouya, mi ‘ciudad’

 

 

Otras ciudades:

 

En Fada, 7ª ciudad del país, han quemado la sede del CDP.

 

En Bobo, 2ª ciudad de Burkina, han saqueado algunas tiendas y han derribado y destruido una estatua de Blaise Compaoré, el presidente.

 

 

    

Las estatuas de Kadhafi y Compaoré, pero sólo han derribado la de Blaise. A Kadhafi, aunque os cueste creerlo, se le respeta, casi venera aquí. Yo lo entiendo en parte, Libia está destrozada desde que le depusieron

 

 

En la capital Ouagadougou, es donde la manifestación ha sido más multitudinaria.

Hablan de 1 millón de personas, pero no creo que hayan llegado a 100.000 personas.

En todo caso la más multitudinaria de que se recuerda en Burkina Faso.

 

 

Hay mucho claros, que con el calor que hace la gente tampoco se apiña

 

 

Al final los manifestantes han traspasado ‘la línea roja’ establecida por la policía y, dicen, han empezado a tirar piedras.

 

Así que la policía ha cargado, tanquetas de agua a presión (preciosas, novísimas, a estrenar, recién compradas, muy previsores) y gases lacrimógenos.

Algún herido pero nada grave o distinto a lo que podemos haber visto en España en estos últimos tiempos.

 

Un poco contradictorio, pero aquí, por cosas así se echan las manos a la cabeza.

 

Hemos creado un grupo de españoles en wasap de todo Burkina para tenernos al corriente de lo que pasa o lo que hay que hacer si se pone feo. Porque aquí cuando se pone feo, se pone muy feo.

Que esto ya es feo de por sí y somos el 6º país más pobre del mundo.

 

Españoles somos poco más de 20 personas y muchos son visitantes temporales (1-2 semanas) que les ha pillado el toro estando de visita.

 

Sé que nada de todo esto saldrá en la prensa internacional, salvo en Francia, que es su antigua colonia, pero si hubiera un caso de ébola seguro que era noticia de portada.

 

De hecho en la manifestación repiten y corean lo del ébola, diciendo que Blaise Compaoré es el ébola de Burkina.

 

 

Esto del ébola, y no tenemos, les tiene muy sensibilizados, gracias a las ocurrencias del Gobierno

 

 

Más les valía decir que hay varios infectados en las manifestaciones y seguro que eran portada y trending o tremending topic o como se diga.

 

Todo muy tremending, para los que lo sufrimos, claro.

 

Os contaré más, hoy también estará todo cerrado y más manifestaciones.

 

Y el jueves la definitiva, es el día de la votación de la reforma de la Constitución en la Asamblea. 

Lo van a intentar impedir a toda costa.

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE BIBLIOTECA OLVIDO


2 COMENTARIOS

  1. Buenísimo artículo, como si
    Buenísimo artículo, como si lo estuviera viviendo!!! Mil gracias!!!

    • Gracias por leerme.
      Un

      Gracias por leerme.

      Un abrazo desde esta tierra ardiente y en llamas

Comments are closed.