#5cosas por las que ha merecido la pena estar vivo esta semana (41)

0
228

 

1.

El alegre y, a la vez, melancólico tema de Clementina «Els perduts», con Guillem Roma y algunos amigos. En emotiva versión acústica.

 

2.

Las abstracciones pictóricas de Lesley Grainger y, en particular, su obra «Begin again and again but leave something behind».

 

 

3.

 

© Carmen Echevarría

La columna de Ignacio Echevarría para El Cultural «Son objetos» donde habla de la necesidad de que a los libros se los valore también por su continente, en tanto que objectos materiales y de que los medios tienen la obligación de ayudar «a los lectores a justipreciar la inversión que hacen al comprarlos». Aquí.

Un extracto:

«Del mismo modo que no es lo mismo recorrer una distancia dada según el pavimento esté asfaltado o no, señalizado o no, y según estemos provistos de un equipo más o menos adecuado, así tampoco es lo mismo “recorrer” un texto según esté mejor o peor editado y compuesto. Se suele obviar que, antes de un ejercicio intelectual, la lectura es un ejercicio muscular, sometido a la fatiga de toda actividad física, susceptible de ser atenuada si se realiza en las condiciones adecuadas.»

 

4.

El texto de Guillermo Schavelzon «Qué significa modernizar una editorial. Una reflexión sobre la innovación en España y Latinoamérica», publicado en su blog, aquí.

Un extracto:

«Para pensar el futuro que se abre para la edición, es interesante analizar el modelo de transformación de la industria audiovisual. Las grandes plataformas de televisión, en lugar de comprar a las productoras independientes, las convirtieron en proveedores, encargándoles trabajo y dejándolas crecer. No las compraron ni las incorporaron a sus estructuras, para que mantuvieran la creatividad y la capacidad de decisión que solo permite la independencia. Al contrario de lo que hizo la industria editorial.

La estrategia de sobre producción adoptada en los últimos años focalizó la venta en las novedades, haciendo perder valor al back list, que era el mejor socio financiero de cualquier editorial (vender libros cuyo costo estaba totalmente pagado), y uniformó a las librerías, en especial las de cadena, que ofrecen todas lo mismo. El lector de más nivel y el de libros profesionales, dejó de conseguir lo que buscaba, y emigró a la venta online, que no tiene límites en la amplitud del catálogo que ofrece. La venta online creció, alimentada con los clientes que le quitaron a las librerías. Amazon es eficiente y conoce su negocio muy bien, pero no crea nuevos lectores, trata de venderle más a los que ya lo son.»

5.

 

El poema «Hábitos», del poeta cubano Heberto Padilla (1932-2000), incluido en Fuera del juego y otros poemas (Cátedra, 2021), con edición de Yannelys Aparicio Molina y Gustavo Pérez Firmat.

Dice así:

«Cada mañana

me levanto, me baño

hago correr el agua

y siempre una palabra

me sale al paso

feroz

inunda el grifo donde mi ojo resbala».

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí