viernes, diciembre 2, 2022

De Hendaya a Ceuta, de frontera a frontera

Abono un euro por mi té en la barra y salgo a la calle con la idea clara de encontrar algo de don Julián en Ceuta. Pregunto en la oficina de turismo si hay algo de él, lugar de nacimiento, tumba, playa donde se bañaba, iglesia frecuentada, cualquier indicio. No saben nada. Pregunto por la acera a varias personas y tampoco nada. Nadie sabe nada sobre Julián. En Ceuta se hizo posible la conquista musulmana, desde Algeciras y Gibraltar al Poitiers de Carlos Martel (quien sí tiene una estatua). Julianito es un fantasma en la ciudad. Juan Goytisolo lo revivió en un excelente libro

Don Salomón Ortiz: rostro y voz de la resistencia chatina en Oaxaca

Don Salomón Ortiz parece saber algunas cosas, que la modernidad le ha robado al mundo la mirada incisiva a acerca de la historia. Advierte el daño irreversible que han producido los químicos en el suelo y en el alma del hombre

Lidia Sogandares, la primera doctora panameña

En el primer ciclo estudió castellano, inglés, francés, geografía, historia, matemáticas, física y química, ciencias naturales, antropología e higiene, moral, psicología, lógica, caligrafía, dibujo, canto, gimnástica y trabajos manuales

Stalin en la casa de Tólstoi

Había hecho cola delante de la tumba de Lenin y unos segundos delante de su cara pintada mientras. Fue algo fugaz pero revelador, terrorífico. Lo que me aterraba no era el cadáver, sino la cara pintarrajeada, el colorete para hacer creer que seguía vivo

Mundanzas: Dos visiones de Madrid en una comedia barroca de Fernando de Zárate

En casi todas sus comedias, el gracioso de Zárate tiene licencia, como el bufón de la Corte, para decir como cuchillos esas verdades y burlas que ridiculizan y destapan las quimeras de sus amos y las grietas y fallas del sistema

índice

bitácoras

enciclopedia por entregas

cerca de la guerra: las otras fronteras de Rusia

videoteca

José Ángel Valente. Escribir lugar

Con esta presentación de Patricia García Deudero: “Poeta y ensayista. Heredero de la tradición mística, profundo, verdadero. La voz de José Ángel Valente marcó historia y dejó una importante huella con especial trascendencia en Ourense y en Almería. Precisamente hasta estas tierras gallegas y andaluzas, tan diferentes, pero con tanto en común, se traslada el documental José Ángel Valente. Escribir lugar. Una aproximación a dos lugares en los que su obra, entremezclada con los momentos vividos en estas ciudades, dejan impronta de cómo fueron las ciudades, de cómo se sintió, de cómo se sentían. José Manuel Mouriño dirige y produce este documental, con guion de Alberto Ruiz de Samaniego, Miguel Ángel Ramos y José Manuel Mouriño. Miguel Copón se encarga de la música, tan presente y tan potente en este trabajo, acompañado de Sofía Ramos Zugaasti, Cello y Ana Zugasti. Un trabajo plural y apasionado. El documental se vende en un libro DVD con dos discos, uno con el documental y otro con la banda sonora. Este libro también contiene una entrevista a Claudio Rodrígurz Fer y textos de Alberto Ruiz de Samaniego, Miguel Ángel Ramos, Marifé Santiago Bolaños, Julio López Cid, Fanny Rubio, Virginia Fernández Collado, Isabel Giménez Caro y Raúl Quinto. Esta edición del Círculo de Bellas Artes de Madrid (CBA) cuenta con el patrocinio de la Universidad de Santiago de Compostela y de la Universidad de Almería. En definitiva, un poeta que afrontó su destino en forma de quimera o enigma. Un ensayista, un apasionado. La tierra, el sentir, la huella”.

la nube hatitada

‘La escuela de las órbitas’, de Yaiza Martínez

"En cada cicatriz/ hay un sauce que se fía del agua.// Confía en la llave/ para la puerta de luz de la tristeza/ abierta al fondo/ del lagrimal y el río.// Que el círculo del llanto/ termina en el comienzo.// Toda cicatriz lo sabe"

libros y ebooks de fronterad

cursos y talleres

síguenos en

Recibe todas las novedades de fronterad en tu correo.

antología de fronterad

Cincuenta años tras la catástrofe, Europa se entiende más que nunca como un proyecto común; sin embargo, aún está muy lejos de haber llevado a cabo un análisis complejo de los “años fundacionales” después de la Segunda Guerra Mundial. El recuerdo de esa época es incompleto y provinciano, si es que no ha caído totalmente en el olvido o en la nostalgia. Y esto no solo tiene que ver con el hecho de que por aquel entonces cada uno estaba pendiente de su propia supervivencia y apenas se ocupaba de lo que estaba sucediendo a su alrededor; también está relacionado con el hecho de que no nos gusta hablar de los muertos que tenemos en los armarios. Fragmento del prólogo al repertorio de crónicas recopilado por Enzensberger que publica Capitán Swing Libros.

¿qué hacer?

La explicación es más bien kafkiana si por ello entendemos lo que le dijo a Joseph K el sacerdote de ‘El proceso’ cuando aquél acudió a la catedral con la sana intención de saber de qué le acusaban. Para que no se hiciera mala sangre el cura le dice desde lo alto del púlpito que el tribunal que le juzga no está hecho para condenar a culpables sino “para juzgar a inocentes”

radio de la ONU en español