Alejandra Darín: “La cultura es un ente vivo que nos puede modificar para hacer del mundo un lugar mejor”

0
192

Foto: Matías Vega Ferrero

 

Alejandra Darín, actriz argentina de destacada trayectoria en cine, teatro y televisión. Es, además,  la actual presidenta de la Asociación Argentina de Actores.

¿Por qué decís que debemos cuidar mucho las opiniones que brindamos?

La “Verdad” es siempre según nuestro punto de vista, generalmente muy limitado. Creo en las opiniones cuando son constructivas, cuando pueden modificar algo para bien, sino no dejan de ser expresiones infértiles, y en el peor de los casos, crueles o nefastas. Me cuesta entender que haya personas dispuestas a generar eso.

Alejandra es la segunda mujer a lo largo de los cien años de historia de la Asociación Argentina de Actores en ocupar el cargo de presidenta. La primera mujer fue Cecilia Cenci. Ya lleva tres mandatos consecutivos gracias a la elección de sus compañeras y compañeros.

¿Cuál es tu función principal al frente de la Asociación Argentina de Actores?

Soy la Presidenta del Consejo Integral, conformado por 18 dirigentes actores y actrices. Mi función es ser parte de las decisiones que se asumen en pos de los derechos laborales que nos corresponden como sindicato y los derechos humanos, con los cuales estamos comprometidos.

¿Se ha deteriorado el concepto de que para lograr cosas hay que trabajar honestamente?

Me gusta pensar que la honestidad es imprescindible para lograr algo bueno en la vida, sea en el trabajo, en un vínculo o en la relación con uno mismo. Tendría que ser un compromiso de todos, un valor promovido. Y si bien es cierto que la forma de vida en la cual estamos sumergidos promueve la competitividad, el consumo desaforado y la indiferencia, el vale todo, creo que somos muchos más los que con nuestras acciones diarias tratamos de mantener viva la confianza en lo mejor de la naturaleza humana.

Alejandra dejó hace mucho tiempo de ver televisión a diario. Lo hace ocasionalmente, de modo esporádico. Dice que nos duerme la sensibilidad. Que nos acostumbra a la impotencia de no poder hacer nada por muchas cosas. Y no quiso nunca que esa sensación se apoderara de ella. La emoción, la empatía, la posibilidad de transitar situaciones con el prójimo acompañándolo es la que motiva sus acciones.

¿Qué es lo que enseñan las emociones para la vida y para el trabajo de actriz?

La enseñanza es continua y permanente. Las emociones de la vida alimentan a la actriz y las emociones de la actriz alimentan a mi vida. Para eso, creo que se necesita un espíritu amplio, cargando la menor cantidad de prejuicios posibles. Tener una mirada piadosa sobre la vida humana y estar abierta a seguir aprendiendo. Todos encerramos en nosotros mismos todas las posibilidades de ser humano y nos cabe la responsabilidad de elegir quién queremos ser.

¿Qué significa ser exitosa?

El término no lo asocio a un resultado y creo que difiere mucho de lo que entiendo que creen los demás. Me cuesta pensar en éxito. Prefiero estar atenta al camino, a las decisiones de todos los días y sentir en eso la alegría que implica poder hacer. Es lo más parecido al éxito que se me ocurre.

Ser actor o actriz nunca fue fácil. Alejandra lo afirma en más de una entrevista. Es un trabajo que debe convivir como pocos con la incertidumbre. En ocasiones, tal vez, con lo fortuito. Y es una labor que es aún más complicada si el Estado se encuentra ausente para apoyarla y estimularla.

¿Por qué el trabajo del actor o actriz necesita mucho apoyo del Estado?

Parte de la lucha que llevamos a cabo desde la Asociación Argentina de Actores es que nuestra sociedad reconozca a las actrices y los actores como trabajadores, además de como artistas. Todas las tareas relacionadas con el arte necesitan apoyo del Estado. El arte es el vaso comunicante de la cultura, y como hacedores de una parte importante de la misma, necesitamos profundizar los conceptos de solidaridad, inclusión, respeto, etc., y que los mejores valores humanos sean accesibles a todos los ciudadanos.  Lamentablemente aún no se tiene conciencia de que la cultura es prioritaria, y sin embargo, es la madre de todos los otros derechos sociales: educación, salud, vivienda, alimentación, etc. La cultura es un ente vivo que nos puede modificar para hacer del mundo un lugar mejor. La cultura es un derecho.

¿Cuáles son las batallas más duras y personales de una actriz?

No creo que las batallas sean muy distintas a las de cualquier otra mujer que trabaja, que lleva su casa adelante, que estudia, que tiene hijos o no. Sin embargo, el factor mediático, la exposición, es lo que puede determinar que esas batallas sean más descarnadas.

¿Provenir de una familia de actores facilita o complica el trabajo?

Tendría que haber vivido dos vidas para saberlo. Me imagino que en algunos aspectos sí y en otros no. Lo que puedo decir es que estoy agradecida a mis padres por haber elegido la actuación como su medio de vida, que llenó mi infancia de libertades, reflexiones y distintos colores.

¿Qué le recomendarías a aquellas personas que quieren vivir de la actuación?

Ser resistentes al desaliento, ser curiosos, confiar en sí mismos, ser alegres.

El descanso. Las lecturas. Abrazar.

¿Cuáles son tus formas de descansar?

Dormir, charlar, reír, bailar, abrazar, beber.

¿Qué lecturas te cautivaron? ¿Hay espacio en tu vida para la lectura diaria?

Me gusta mucho leer y sería interminable la lista de autores, entre ellos, Oscar Wilde, Julio Cortázar… tantos. Me gusta la poesía, las novelas y leer teatro. Trato de tener espacio para la lectura.

Hacer lo que uno siente que tiene que hacer…

¿Qué significa realizarse con la vocación? ¿Qué implica la felicidad para Alejandra Darín?

Realizarme en mi vocación significa tener un personaje entre manos, en mente. Es formar parte de un grupo de trabajo amoroso con cada obra que se ensaya y se representa. Es que el público acompañe y que mucho tiempo después alguien te pueda decir de forma eventual que recuerda la emoción que tu trabajo le produjo.

La felicidad está compuesta de la realización como actriz, pero la excede. La felicidad es sentir el bienestar de mis hijos, de mis amigos, y avanzar con acciones en el trabajo diario que nos acercan al bien común.

¿Qué implica tener talento en este oficio?

No hay forma de medir el talento. Muchas veces se confunde con buena prensa o moda. Creo que uno tiene que hacer lo que siente que tiene que hacer. No acuerdo con el concepto de buenos o malos actores. Hay actores y actrices que llevan a cabo su trabajo con las herramientas que tienen y de la mejor manera posible, y eso como espectador te puede conmover o no. Es lo que vale.

¿Cuál es el mejor modo de vivir el presente y no aferrarse al pasado ni al futuro?

El teatro es maestro. Lo que sirve arriba del escenario sirve abajo: mirar a los ojos, escuchar al otro, respirar profundo.

Respirar profundo. Escuchar al otro. Mirar a los ojos.

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí