Ando, luego existo

0
397

 

En esta exposición de La casa encendida se muestran acciones, historias urbanas y cartografías sociales que exploran otras maneras de usar y organizar el espacio público, de relacionarse con sus habitantes y de percibir el paisaje que nos rodea. Caminar (al principal afición de figuras como Thoreau o Walt Whitman) es el principal modo de moverse por la ciudad y da sentido al espacio público urbano, a pesar de la invasión el automóvil que se ha producido en el último medio siglo. Las fricciones entre el automóvil, los viandantes y la ciudad han propiciado que sectores ciudadanos reclamen un espacio público para caminar, para jugar, para conversar; un espacio público para todos, no solo para los vehículos. Esta exposición quiere profundizar en la figura del peatón, en las reivindicaciones que plantea, las imágenes y el lugar que ocupa dentro de la ciudad.

Cuándo: Hasta el 22 de septiembre

Dónde:

La casa encendida. Madrid