Aquí hubo un teatro I – El canto de la cabra

0
411

El local que ocupa el bar fue durante bastantes años un teatro. Y en verano cerraban la plaza contigua para hacer teatro en ella. Allí, en El canto de la cabra, vi muchas obras, tanto dentro de la salita como en la plaza.

 

 (Esta serie empezó hace unos meses…)

 

Tala de 'arboles

Foto que tomamos prestada de la petición de firmas

 

Ayer me pasé largo rato mirando esta petición de firmas. Y también estuve largo rato pensando y recordando. Sé a qué árboles se refiere la petición. Son estos:

 

Árboles

 

Aparte de los motivos medioambientales para la conservación de esos árboles que ahora molestan a ciertos ciudadanos, está el hecho de que yo, entre ellos, he visto muchas obras de teatro. Entre ellos y alrededor del olivo. El local que ocupa el bar fue durante bastantes años un teatro. Y en verano cerraban la plaza contigua para hacer teatro en ella. Allí, en El canto de la cabra, vi muchas obras, tanto dentro de la salita como en la plaza. Las vi cuando no tenía dinero y me llovía alguna invitación, y también más tarde, cuando tenía dinero y podía pagar, aunque no lo hacía a menudo, por ser allegado a una persona muy maja que trabajó allí algunos años, hasta que el teatro cerró en diciembre de 2008. Se trata de esta persona que está entre los árboles:

 

 

En la plaza vi bailar a Andrés Corchero, y a una compañía gallega llamada Pisando Ovos, vi a David Fernández enterrado en una montaña de arena, ¿o era Alberto Jiménez el que se enterraba en otro espectáculo? ¿O uno de ellos se enterraba y el otro se ponía un traje de buzo…? Me falla la memoria a veces… Alberto Jiménez venía de hacer Historia de una escalera en el teatro de al lado, lo decía en la obra… Ah, y la madre de David Fernández tenía sus 5 minutos de gloria para buscar novio en en directo en el espectáculo de su hijo y nos daba su mail por si queríamos escribirle y mandarle música… Ella siempre traía fruta para tomar antes de la función…

 

Canto

 

También me hice fan de Daniel Abreu, que creo que en el espectáculo tenía un pajarito en una jaula y hablaba con el pajarito… Y vi a Los Corderos y a Cambaleo… Y a una compañía vasca cuyo nombre no recuerdo. Y otra de Zaragoza, a la que fui porque me lo dijo el señor Henríquez… Hicieron De noche justo antes de los bosques, y el actor, que creo que se llamaba Pedro, no salió a saludar porque en la obra era un extranjero que pasaba por allí, nos contaba su historia y se marchaba, y el no saludar era parte del montaje… También vi a dos compañías valencianas, una no recuerdo su nombre, pero sí el de la obra, Ácaros, y la otra era La Hongaresa, pero no recuerdo el título del espectáculo… La pobre actriz, Lola, se llama, tropezó el día del estreno saliendo desde camerinos hacia el olivo, y cayó al suelo y se levantó solita… Ah, que no se me olvide aquella obra de Carlos Fernández López, en la que Emilio Tomé hablaba de una fiesta que era la Fiesta de la esperanza (hace unos 10 años las connotaciones de la palabra «esperanza» eran otras, algo… distintas a las de ahora… hace 10 años se podía decir «Fiesta de la esperanza»…) En aquella fiesta, según contaba el actor, la gente salía a la calle a pasarlo bien y se llamaban unos a otros para que fueran a la fiesta y lo pasaran bien, y acababan todos en la fiesta… Claro, ¡que no me puedo olvidar de Sonia Gómez! Creo que iba a actuar con su madre, pero tuvo que hacer otra obra en que estaba solita. Sonia pedía agua con gas en la barra de El Canto de la Cabra, porque en Cataluña, de donde ella venía, se estila eso del agua con gas… Y mi allegado en aquel teatro siempre tenía una botellita de agua con gas preparada para ella… También venía de Cataluña la compañía Amaranto… Y ya no recuerdo más en el patio…

 

El olivo

El olivo


También me vino ayer a la memoria el verano en que montaban focos dos técnicos vascos, una chica llamada Zaloa y un chico con poco pelo del que no recuerdo el nombre… Los visualizo en las alturas, cerca de las ramas de los árboles, colgando los focos en las varas… Son unos árboles fuertes y robustos, y no sufrían daños en el montaje, ni durante las funciones…

 

Cambaleo

La compañía Cambaleo delante del olivo y entre los árboles el día del estreno

 

Supongo que muchos otros espectáculos pudieron verse otros años entre esos árboles que ahora molestan… Tal vez espectáculos de la compañía titular de la sala… Pero yo no tuve la suerte… Aunque podría preguntarle a ellos, a los árboles cómo fue todo eso que no vi… Esos árboles han sido testigos de la evolución del teatro alternativo en España durante muchos años… Esos árboles han sido testigos, y no yo, lo que yo recuerdo no se puede comparar con todo lo que deben recordar esos árboles… Esos árboles saben mucho de teatro… ¿Servirá de algo firmar? ¿Su mami dejará firmado antes de marcharse el permiso de tala de los árboles, velando por el porvenir familiar?

 

@nico_guau


El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.