Art Madrid ’13, otra flecha de ARCO

0
338

 

Este fin de semana todo el mundo hablará de ARCO y sólo unos pocos de una de sus flechas, Art Madrid. ¿Quién descubrirá al autor de la mujer ‘alien’ que cuelga de un techo en forma de hilos metálicos? ¿Quién podrá conversar con el joven graffitero Belin, de Linares, que pinta retratos en forma de payasos, muchos inspirados en su padre? Un Miró, algún Mascaró, fotos de niñas marroquíes del fotógrafo Diego Barquero, botellas enteladas e inspiración africana por Raquel de Prada, una Menina con nombre de ‘huevo de Pascua’, un toro impresionista y unos niños que gatean como Spiderman por una parez blanca… No, aquí no encontrarán a la escultura dañada, valorada en 55.000 euros, ni a la actriz disfrazada de flamenco tirada en suelo, la metáfora de España, según tuiteaba Jesús Encinar. En Art Madrid se verán otras muchas otras obras durante más de dos horas…

 

Caricatura de Rajoy realizada por el artista Belin

 


Cuadro de Haring

 

Efectivamente, el protagonismo mediático se lo lleva ARCO pero hay quien aprovechó agarrar la flecha de San Valentín para darse un pequeño homenaje y visitar por vez primera Art Madrid, de la mano de un buen amigo pintor, experto en la materia. Arte contemporáneo en las mismas fechas y en la misma ciudad. Del 13 al 17 de febrero en MadridARCO, inaugurada por los Príncipes, donde también lucen palmito nuestros queridos representantes políticos: el ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, y la alcaldesa de Madrid, Ana Botella, entre otros muchos representantes de la cultura española, y Art Madrid, la trastienda del arte contemporáneo que cuenta con la participación de 40 galerías, nacionales e internacionales, donde este año se ha promocionado la obra de Blanca Cuesta, la mujer de Borja Thyssen. ARCO, en el recinto ferial del IfemaArt Madrid ’13, en un ático de Estación de Chamartín, al norte de la capital. 

 

La desesperada de José Luis Méndez

Equipo crónica llama a esta escultura Huevo de Pascua

Fátima Margu nace en la antigua Emérita Augusta (Mérida, Extremadura) un caluroso verano de 1981. Ha trabajado como profesora de Universidad, periodista e investigadora. Aficionada a Internet y eterna alumna con una única vocación: cuestionarse qué está pasando para procurar llegar a la Verdad de las cosas. Alma viajera, siempre con la intención de hacer extraordinario aquello que para muchos pasaría desapercibido porque no se pararon a observar la belleza o el trasfondo que una instantánea puede condensar.