Publicidadspot_img
-Publicidad-spot_img
Mientras tantoARTE64 Salvación in extremis

ARTE64 Salvación in extremis


 

 

H. Stenicza: “Schach Echo” (1966)

 

 

 

 

 

Las blancas igualan

 


Los finales con Alfiles del mismo color  han sido el objeto de incontables y brillantes finales artísticos, y éste, del prolífico compositor austriaco H. Stenicza, no constituye ninguna excepción.

 

La existencia de los peones pasados a3 y h7 y la presencia del todopoderoso Alfil negro en la gran diagonal –el cual amenaza la tremenda descubierta d4-d3– harán que se plantee una lucha sin cuartel en el tablero.

 

Lucha en la cual las blancas parecen estar irremediablemente perdidas, al no poder evitar la doble amenaza 1… d3+/ 1… a2, y la subsiguiente coronación de este candidato.

 

Estimado solucionista, su tarea consistirá esta vez en hallar, en un tiempo máximo de 10 minutos, el único y milagroso recurso que posibilita las tablas en esta (¡casi!) desesperada posición.

 

Y  quien dice “milagroso recurso” en el contexto del noble juego  debe siempre remitirse a la socorrida salvación “in extremis” que proporciona el ahogo.

 

 

Solución de “Problema Inmortal”:

 

 

 

 

 

Este Problema Inmortal se podría también haber titulado “Sin Perdón”, como la famosa película de 1992 de Clint Eastwood: el monarca negro se verá pronto sometido a un incesante acoso que implica la entrega heroica de ¡todas! las piezas blancas (6), excepto un insignificante peón, el de d4, que le impondrá la estocada final, un vistoso mate en pleno centro del tablero. He aquí el desarrollo forzado de esta increíble persecución real:

 

1.Tb7! Db7:  2.Ag6:+ Rg6:  3.Dg8+ Rf5:  4.Dg4+ Re5  5.Dh5+ Tf5  6.f4+ Af4:  7.De2:+! Ae2:  8.Te4+! de4  9.d4 ¡mate!

 

Un problema a la antigua usanza que llegó a ser muy famoso cuando se publicó, hace más de siglo y medio, y que fue luego olvidado, a medida que la Escuela Moderna de Composición se iba afianzando.

 

René Mayer  (remay47@yahoo.es)

Más del autor

-publicidad-spot_img