martes, octubre 15, 2019
Autores Publicaciones por Alfonso Vila

Alfonso Vila

Alfonso Vila
33 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Nací en 1970 en Valencia. He vivido en Orihuela, Madrid, Bruselas, Alicante, Barcelona y Debrecen (Hungría). He escrito en muchas revistas, como: “Cuadernos del matemático”, “Hypérbole”, “Papel de Periódico”, “La Soga” , “Le Miau Noir”, “Circe”, “Kopek”, y “Jot Down” . También he ganado algunos premios, como “Miguel de Cervantes”, “Jaume Roig”, “Vila de Canals”, “Diputación de Castellón”, “Ciudad de Getafe”, “Cortes Valencianas”, “Marco Fabio Quintiliano”, “Dionisia García”, “Mariano Roldán” y “Villa de Cox”). He publicado novelas, libros de poesía, de relatos y de ensayo. También hago fotos.

España en Regional. Capítulo decimotercero: Madrid-Ávila

Cuando me planteo un viaje siempre me enfrento al mismo dilema: volver a ver algo que ya conozco (aunque superficialmente) o ir a descubrir algo nuevo (aunque sólo tenga tiempo de conocerlo superficialmente, y nunca en profundidad). Hablo de los viajes por placer, o por voluntad propia. Continuamos cruzando el país en trenes regionales. Saltamos de Castilla a Castilla y cruzamos el Sistema Central por la vieja ruta de los expresos nocturnos.

España en Regional. Capítulo duodécimo: Valencia-Alicante

Hace muchos años recorría lo que yo llamaba la “ruta de los castillos” dos veces por semana. Los lunes de ida y los viernes de vuelta. El trabajo y la vida nos llevan por territorios insospechados y durante más de diez años no he vuelto a pisar esta línea. Así que lo primero que hago ahora, que vuelvo a coger el regional madrugador, es ver qué ha cambiado y qué no ha cambiado. Y aparentemente todo sigue igual. “Aparentemente”, porque dentro de poco habría grandes cambios. Continuamos viajando por la geografía española en tren Regional. De Valencia a Alicante dando un muy breve paseo por la meseta.

España en regional. Capítulo undécimo. Zaragoza-Lérida

Continuamos viajando por los trenes regionales españoles. Volvemos a Aragón para llegar hasta Cataluña.

España en Regional. Capítulo décimo: León-Bilbao en vía estrecha

¿El de la Robla? Qué tren es ese? ¿De quién depende? ¿Cómo ha llegado a nuestros días un tren así? Continuamos viajando por España en trenes regionales. Nos vamos al Norte, cruzamos la cordillera Cantáblica y buscamos el mar.

España en Regional. Capítulo noveno: Alicante-Águilas

Continuamos viajando por los regionales españoles. Buscamos las playas del sur. Me alegra ver que aún se puede ir en tren a Águilas.

España en Regional. Capítulo octavo: Valencia-Zaragoza

Teruel existe. De verdad. Yo la he visto. El tren para en una estación donde hay un cartel que pone “Teruel”, y hay viajeros que suben y bajan, y se ve una ciudad al fondo, sobre una colina. Continuamos nuestro viaje por la geografía española desde la ventanilla de un tren regional. Salimos del Mediterráneo y llegamos al Valle del Ebro.

España en Regional. Capítulo séptimo: Puertollano-Mérida

Continuamos viajando en los regionales españoles. Nos adentramos en la dehesa extremeña para llegar a la Mérida romana. No sé en qué otro lugar de Europa tienes un acueducto romano en la misma estación, junto al andén.

España en Regional. Capítulo sexto. Zaragoza-Canfranc

“El canfranero”, el tren de los mochileros. Sí. Cuando esté tren parecía sentenciado a muerte, después del cierre del túnel internacional, vinieron los mochileros a salvar el tren. O “vinimos”, porque me alegra mucho poder decir que yo mismo fui uno de ellos. Continuamos recorriendo España en trenes regionales. Ahora volvemos a subir a los Pirineos. Esta vez en la provincia de Huesca.

España en Regional. Capítulo quinto. Lérida-La Pobla de Segur

Viajamos en los regionales españoles. Nos metemos en las montañas de los Pirineros. Si hay regionales que son supervivientes, esté es más que eso: es un superhéroe. Superhéroe porque ha superado una maldición primitiva y un pecado original que debían suponer un estigma y una carga tan pesada que habría hundido a cualquier tren.

España en Regional. Capítulo cuarto. Valencia-Alcoy

Vuelvo a coger este tren después de muchos años. Cuando iba a EGB, hacíamos acampadas en Albaida. Íbamos en tren hasta el pueblo y luego andábamos cuesta arriba con las pesadas mochilas durante unos kilómetros hasta llegar a un alberge que el colegio tenía en la sierra. Continuamos nuestro viaje por los regionales españoles. Empezamos desde la costa y subimos al interior. Hoy hacia las montañas alicantinas.