lunes, mayo 23, 2022
El rincón del moralista   el blog de Aurelio Arteta
Autores Publicaciones por Aurelio Arteta

Aurelio Arteta

106 Publicaciones 1 COMENTARIOS
Mayorcito, de 1945. Por origen local y afición personal, confieso que me sería aplicable aquel absurdo de pertenecer al “pensamiento navarro”. Imparto clases de Filosofía Política y Teoría de la Democracia en la Facultad de Filosofía de San Sebastián (Universidad del País Vasco). Me han publicado varias recopilaciones de artículos de prensa sobre cuestiones civiles actuales, muy en particular sobre el nacionalismo vasco de nuestros pecados. Entre mis ensayos éticos estoy prudentemente satisfecho de La compasión. Apología de una virtud bajo sospecha, La tolerancia como barbarie (En M. Cruz, comp., Tolerancia o barbarie) y La virtud en la mirada. Ensayo sobre la admiración moral. En materia de filosofía política creo que son útiles manuales universitarios como Teoría política: poder, moral, democracia; El saber del ciudadano; Las nociones capitales de la democracia, obras colectivas de cuya edición he sido responsable. Soy colaborador habitual, desde el año l986, en las páginas de "Opinión" de El País y, más tarde, de El Correo y Diario de Navarra. Venido de movimientos ciudadanos como ¡Basta ya!, me afilié al partido Unión, Progreso y Democracia desde su nacimiento. Y no hay mucho más que contar.

No tengo madera de héroe

De la obligación de respetar la vida, el bienestar o la dignidad ajenas, ¿no se desprenderá también el deber de defenderlas cuando estén amenazadas, y tanto más cuanto

Mi intervención no serviría de nada

He aquí otro lugar común para escapar de nuestras responsabilidades.

No es nada personal

Con tono más cínico o más sincero quien está propinando un daño a otro, o el que lo consiente, pueden acercarse a la víctima para hacerle saber que ese daño que le inflige

Todos somos culpables

He aquí un modo de hablar sin duda alarmante cuando resulta mero producto de una generalización abusiva, si es que no de una maniobra de distracción.

Todos tenemos alguna parte de la verdad

No hay que ir a buscarlas. Lo más frecuente es hallarnos en múltiples situaciones en que somos testigos cercanos de daños que unos cometen y otros padecen.

No debemos juzgar a nadie (2)

Para disuadir de juzgar (e increpar con dureza a quien se atreva a ello) se lanza contra quien ose hacerlo la acusación de interesado subjetivismo, y tanto más cuanto más