jueves, abril 15, 2021
Autores Publicaciones por Bosco Esteruelas

Bosco Esteruelas

Bosco Esteruelas
115 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Bosco Esteruelas es periodista y escritor. Ha trabajado en El País como editorialista y corresponsal en Tokio y Bruselas, y antes en la agencia Efe en las delegaciones de Roma, Washington y Londres. Ha sido también portavoz de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación) y de la Comisión Europea. Ha publicado cuatro novelas, "El reencuentro" (2011), "Todo empezó con Obdulio" (2012), "Retorno a Zumaia" (2014 y "Gracias, asesino" (2020), y una colección de relatos titulada "La chica de Tsukiji" (2014)   En esta bitácora quiero observar e interpretar la realidad política y social desde fuera de la jungla urbana

Pesadilla en la madrugada

De un tiempo a esta parte sufro muy a menudo de pesadillas agobiantes. ¿Acaso hay alguna que no lo sea? Ignoro la razón de esta recurrencia. No sé si es cosa de la edad, de un problema de deterioro neuronal o simplemente porque está de Dios que mi sueño sea intranquilo últimamente. Será que me abruman mis culpas, mis pecados, que diría alguno de esos curas que trataban de moldear mi educación con incierto éxito cuando estudiaba en un colegio de jesuitas de Zaragoza, el mismo donde fueron alumnos Buñuel y Borau.

Entre la pena y la rabia

Cuando me levanto cada mañana, y eso, confieso, me cuesta un mundo -¿qué metas me propongo? ¿qué futuro me espera?-, enciendo el ordenador para leer rápidamente las últimas noticias -tengo experiencia en la selección y en la lectura en diagonal- y voy luego a la cocina a escuchar en la radio una segunda dosis. Mi cabeza se debate entonces entre el blackout o el seguimiento de la catástrofe. Mis sentimientos alternan la tristeza con la rabia

Preguntas y más preguntas

Tengo tantas preguntas, tantos interrogantes que me acechan en medio de esta pesadilla, que se me agolpan en la cabeza. Y cuando eso ocurre me da ganas de aplicarme el apagón, el blackout definitivo que ponga fin a mi propia pandemia. Hay jornadas en las que me resulta arduo levantarme de la cama, mantener mi higiene corporal, realizar una pequeña tabla de gimnasia, caminar por el pasillo y la terraza, zapear por los canales de televisión, escuchar la radio y dedicarme a la lectura, que es en realidad lo único que por el momento me atrae para no desconectar los fusibles.

Manolo

 

Viajar