martes, abril 7, 2020
De libros raros, perdidos y olvidados   el blog de Carlos G. Santa Cecilia
Autores Publicaciones por Carlos G. Santa Cecilia

Carlos G. Santa Cecilia

Carlos G. Santa Cecilia
122 Publicaciones 35 COMENTARIOS
Carlos García Santa Cecilia (Madrid, 1957) es doctor en Periodismo por la Universidad Complutense de Madrid. Ha trabajado como redactor y ha sido subjefe de la Sección de Cultura de El País (de 1982 a 1990), ha sido redactor jefe del Área de Cultura de Diario 16 y escribió una sección diaria durante un año en El Mundo (1998). Actualmente colabora con Abc Cultural, entre otras publicaciones. Impartió clases de historia del Periodismo durante cinco años en la Universidad San Pablo-CEU, es autor de una decena de libros y ha comisariado varias exposiciones, entre ellas 'Joyce en España' y 'Corresponsales extranjeros en la Guerra Civil española'. Ha sido director de Comunicación de ‘Madrid, Capital Europea de la Cultura, 1992’ y de la Biblioteca Nacional. En la actualidad es jefe de la Sección de Publicaciones de la Biblioteca Nacional y responsable de libros y ebooks de fronterad.   El mundo de los libros impresos y el de las bibliotecas (entendidas como grandes centros dinámicos depositarios del saber) se diluye ante el empuje de las nuevas tecnologías, como se derrumbaron en la Edad Media los scriptoria de los monasterios con la expansión de la imprenta. Tal vez a uno de esos desnortados monjes se le ocurrió recoger la pulsión de la atmósfera plácida, culta y decadente que había conocido con el ánimo del ángel psicopompo. Y hablar De libros raros, perdidos y olvidados.

Perucho y los vampiros

Perucho se convirtió en un fenómeno imparable y sus libros de botánica oculta, de zoología fantástica, sus reivindicaciones del arte pop, sus artículos de personajes estrafalarios, su erudición y su ironía, su atención a la gastronomía y a la alquimia, su constante intertextualidad con personajes y obras literarias de todo tipo, nos descubrieron incluso una nueva forma de leer.

Ingenieros

No corren buenos tiempos para los ingenieros, especialmente los de caminos, canales y puertos, una profesión hasta hace no tanto tiempo considerada la punta de lanza del progreso y hoy sospechosa de romper el equilibrio de nuestro devastado entorno. Una exposición en la Biblioteca Nacional plantea una oportuna e inteligente reflexión sobre las bases en las que se fundamentó la ingeniería civil en nuestro país desde el Renacimiento hasta la fundación de la Escuela y del Cuerpo de Ingenieros a comienzos del siglo XIX.

El turco se revuelve

Estambul es la puerta de dos mundos y Lisboa podría haberlo sido si Felipe II hubiera seguido el consejo de su padre de situar allí la capital del imperio, en vez de en un poblachón de la meseta.

FIL de Guadalajara: la feria retractilada

Lo primero que llama la atención de un editor neófito en estas lides es que la gran mayoría de los libros –al menos en los primeros y grandes expositores de choque– están retractilados, sin duda para soportar y sobrevivir a la feria. Hay montañas de un mismo título o de una colección, pero el visitante no puede más que voltearlo, se va perdiendo la costumbre de hojear los ejemplares. Muchos de ellos parecen un mero atrezo y el montón nunca desciende, aunque alguien terminará comprando una edición barata de las La riqueza de las naciones de Adam Smith. El libro más vendido, según el encargado de la editorial Porrúa, fue El principito, de Antoine de Saint-Exupéry. Una brigada de empleados entra y sale constantemente con carros repletos de libros, el movimiento es continuo, sobre todo de los ejemplares retractilados, una técnica que se ha perfeccionado hasta el punto de que si adquieres uno de ellos te cuesta verdadero esfuerzo deshacerte del fino envoltorio.

Costa Rica: noticia del paraíso

  Si hay un paraíso en la Tierra, debe ser Costa Rica. Un país en el que buena parte de su territorio es un parque...

Don Ramón Menéndez Pidal y el cuerpo del delito

Hay cola estos días a primera hora de la mañana en la Biblioteca Nacional para obtener una de las codiciadas entradas que, en grupos de veinte personas, dan acceso cada quince minutos para acceder a la sala en la que se exhibe el manuscrtito del Cantar de mio Cid. El visitante, en realidad, lo que contempla es un tosco y ennegrecido manuscrito medieval, abierto por los folios 55v-56r, en el que lo más que puede apreciar es la degradación que ha sufrido por los agentes químicos a los que ha sido sometido desde finales del siglo XVII hasta principios del siglo XX. 

Unamuno, 12 de octubre de 1936 en el paraninfo de Salamanca. El testimonio de...

La versión del mítico enfrentamiento con Millán-Astray de Miguel de Unamuno en el paraninfo de la Universidad de Salamanca el 12 de octubre de 1936 que implica su denuncia y rechazo del alzamiento militar, sin duda ha vencido históricamente, pero no ha convencido a los historiadores más juiciosos. Al escritor griego Nikos Kazantzakis, le dijo nueve días después del incidente: “Franco y Mola son prudentes y tienen rectitud moral. Quieren el bien del país, son sencillos y equilibrados. Saben lo que significa la disciplina, y saben imponerla. No haga caso, no me he vuelto de derechas, no traicioné la libertad. Pero, por ahora, es absolutamente necesario imponer el orden. Después me levantaré y empezaré a luchar de nuevo por la libertad, absolutamente solo. No soy ni fascista, ni bolchevique. Estoy solo”
Bernstein&Woodward_540.jpg

Dos periodistas contra el poder. El caso Watergate, más actual que nunca

La reciente reedición de Todos los hombres del presidente, de Bob Woodward y Carl Bernstein (los libros del lince, 2017), un clásico del periodismo, con un epílogo