domingo, noviembre 17, 2019
Autores Publicaciones por Gonzalo Sánchez-Terán

Gonzalo Sánchez-Terán

Gonzalo Sánchez-Terán
40 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Gonzalo Sánchez-Terán ha trabajado desde 2002 implementado proyectos de emergencia en campos de refugiados y desplazados internos en Guinea Conakry, Liberia, Costa de Marfil, República Centroafricana, la región de Dar Sila, en la frontera entre Chad y Darfur, y la frontera entre Etiopía y Somalia. En 2001 publicó el poemario, Desvivirse (ed. Visor), y en 2008, junto al periodista Alfonso Armada, el epistolario, El Silencio de Dios y otras metaforas. Una correspondencia entre África y Nueva York (ed. Trotta).

No canta el mirlo en la rama, de Pedro Salinas (1891-1951)

Si vagas por Salamanca, al llegar al Convento de San Esteban es fácil quedar atrapado en la contemplación de su fachada plateresca. Se abre como una enciclopedia de figuras y trazos acaparando tus ojos, hacinándote la emoción. Lo mismo sucede al entrar hacia el claustro, donde una panoplia de maineles te eleva hacia los cielos y te convierte en un parteluz andante. Todo el convento está lleno de cepos de belleza labrada, tallada o pintada, desde el vuelo de la escalera hasta los cantorales iluminados del coro. Pero allí no debes detenerte.

Sesenta millones de racistas

 

SESENTA MILLONES DE RACISTAS

 

Manifiesto del poeta ante la crisis

          

MANIFIESTO DEL POETA ANTE LA CRISIS

 

Distinto, de Juan Ramón Jiménez (1881-1958)

 

La poesía es la lágrima que trepa las mejillas para encararse con el ojo. La poesía sitia a los porqués. La poesía recurre tras el Juicio Final.

 

Yo no aplasto la corola de los milagros del mundo, de Lucian Blaga (1895-1961)

 

También la poesía es el alcantarillado del espíritu, donde se filtran las aguas fecales para que no inunden y apesten las íntimas villas.

 

Gitanjali (XVII), de Rabindranath Tagore (1861-1941)

 

Somos el aposento del sentido y la poesía es su llave.

 

Como el guijarro que va al fondo, de Rubén Bonifaz Nuño (1923)

 

La poesía manumite a la libertad para que huya de sus algunos y recale en sus todos.

 

Viví el nombre amado, de Odysseas Elytis (1911-1996)

 

La poesía es la hipótesis rival.