viernes, abril 16, 2021
Autores Publicaciones por José María Herrera

José María Herrera

José María Herrera
45 Publicaciones 5 COMENTARIOS
José María Herrera es doctor en filosofía. Además de en Frontera D, colabora como crítico de arte en el cultural de ABC y como crítico literario en Cuadernos Hispanoamericanos. Es autor de varios libros, entre los que destacan El libro del Génesis, Venecia Galante y Los archivos de Alvise Contarini.

La tumba de la papisa Juana

“Habet duos et bene pendentes”, proclamaba el cardenal más joven tras introducir la mano por la hendidura practicada en medio del asiento y confirmar que su santidad poseía los dos testículos que manda la ley. La silla de Pedro fue ocupada durante dos años, cinco meses y cuatro días por una mujer. Sucedió a mitad del siglo IX, entre los años 855 y 858. Nunca más ha vuelto a pasar

Alfred Kubin, o el lápiz como sismógrafo del espíritu

Alfred Kubin es uno de los grandes dibujantes e ilustradores de la historia. Su obra gráfica ha sido equiparada a las de Hoghart, Goya...

La tumba de Gregor Samsa

Desde pequeño algo de él se había resistido a encajar en el mundo, pero aquello era demasiado. Una cosa es sentirse un bicho y otra serlo de veras. Sus circunstancias concretas no permitían presagiar nada por el estilo. ¿Cómo pudo producirse un fenómeno tan extraordinario? Los especialistas no encuentran respuesta

La anomalía de Duchamp, la muerte del arte y otras estampas cifradas

Poco antes de la Primera Guerra Mundial, Marcel Duchamp adoptó el hábito de guardar en una caja apuntes y recuerdos de las ideas que...

De Nietzsche a Cézanne, de Pessoa a Wittgenstein: cuerpos a la deriva

Los primeros filósofos observaron que lo que es suele permanecer oculto bajo lo que se cree y que para saber de verdad hay que...

La tumba de Teseo

Yo, a pesar de ser un chiquillo inocente que aún no había leído a Filocoro, el historiador gracias al cual la escondida verdad había encontrado la forma de atravesar la coraza del mito y llegar hasta nosotros, no podía creer que Teseo hubiera olvidado sustituir las velas del barco. No lo podía creer entonces y, si les soy franco, tampoco ahora

La tumba de Madame Bovary

Un novelista, cuando no se limita a contar una historia, sino que trata de volver inteligible alguna dimensión de la existencia humana, escribe como hombre libre, no como un periodista. Ser libre significa no obedecer a otro amo salvo la perfección y el sentido. Emma no se detuvo ante la puerta del pecado. La abrió sin dudarlo porque era la puerta que separaba la existencia gris que le había reservado el destino de la que soñaba al cerrar los ojos

La tumba de la vestal. En Europa todos somos hijos de Roma

Roma atrajo desde el primer día a toda clase de apátridas: criminales, forajidos, esclavos huidos, deudores insolventes, gente muy conflictiva que los historiadores futuros no dudaron en considerar lo peor en kilómetros a la redonda. Lo que no había allí eran mujeres y sin mujeres no hay porvenir que valga

La tumba del rey Arturo

Hay motivos razonables para sospechar que Arturo era más que estéril. Varios estudiosos han llegado a barajar la hipótesis de que el Santo Grial no fuese lo que siempre se dijo, sino el nombre sublimado de un remedio contra la impotencia

La tumba de don Juan, y el confesionario como el mejor observatorio que haya...

¿Acaso la literatura cojea con la mano extendida tras la realidad esperando sus migajas? No, tengamos esto claro, nunca se sabrá con certeza si hubo una persona de carne y hueso que inspiró el mito teatral del burlador y, menos aún, quién era