lunes, marzo 1, 2021
Sestear absorto y pálido   el blog de Jose de Montfort
Autores Publicaciones por Jose de Montfort

Jose de Montfort

Avatar
192 Publicaciones 1 COMENTARIOS
José de Montfort (Castellón, 1977) es graduado en Estudios Ingleses por la Universidad de Barcelona, así como diplomado en Literatura Creativa por la Escuela TAI-Madrid. Es miembro de la AECL (Asociación Española de Críticos Literarios) y autor del libro de relatos Fin de fiestas (Suburbano, 2014). Escribe sobre arte, cultura y tendencias en The Objective, Canibaal, Mondo Sonoro y Ruta 66, entre otras.

Re-actualizando el conocimiento ancestral de la especie [Una lectura de Los pequeños, de Marion...

      Siguiendo la línea de su anterior libro, Los traviesos (Nórdica, 2015), en el que ironizaba sobre las relaciones sexuales, expresando las ideas solo con...

Podría escribir mejores versos

Todos, en alguna ocasión, perdemos los nervios. Vale que sea la pandemia, o esta sensación perenne de inacción, de estancamiento. O acaso es sencillamente que el hartazgo encuentra en el grito un vehículo firme para su propósito. El caso es que en algún momento de este último año todos nos hemos dejado llevar por la rabia, el desconsuelo o el abatimiento. O todo a la vez.

Hablemos de la poesía colombiana urgente | Una conversación con Sico Pérez

Salió hacia finales de 2020 al mercado la antología POESÍA URGENTE desde Colombia (La Parcería Edita), al cuidado del poeta colombiano Sico Pérez, quien...

Algunos apremios (semi) urgentes

“Empiezo con el aluminio, que está muy presente y es más amable. Después viene el cadmio, el más tóxico, con las relaciones tóxicas y todo lo que nos hace daño. A continuación, el manganeso, que es el más alegre, el más positivo, que ayuda a salir adelante. El cuarto es el cobre, el más resistente, el que aguanta más, donde llegas después de pasar por varios estados, lo vives desde la experiencia. Cuando entras en una edad más madura, es más contenido. Ves gente con ojos tristes, pero están más tranquilos”. (Clara Peya)

Un páramo de incienso y Cristos congelados [Una lectura de ‘El sillón’, de Carmen...

Sillón es un bello y emotivo poemario en el que Carmen Pérez reivindica la figura de su abuela para que los lectores la conozcan, y sepan de su tenacidad, de su lucha, de sus ojos más grandes que la inmensidad del mar. Así es un testimonio poético, personal, familiar, pero con afán de ser útil para la colectividad.

Crack: Una historia de amistad, literatura y fútbol

El proyecto Crack parte de una idea original del escritor uruguayo Miguel Avero quien, mediado el mundial de Brasil en 2014, contactó con el poeta colombiano Didier Andrés Castro y con el poeta mexicano Ricardo Limassol para proponerles escribir textos breves sobre fútbol. Los tres relatos se acompañaron con ilustraciones de Miguel Rual, Sandra Martínez y Vicente Monroy.

¿Nos conocemos? Una lectura de `In memoriam´, de Niño de Elche

Niño de Elche se retrata para desdibujarse y, de alguna, manera (des)conocerse. Así, es un libro que va de desnudos, poses y gestos. Su máxima: cambiar el venir de una pena por el andar hacia una liberación. O dicho en otros términos, su particular superación del flamenco (y, en última instancia, de sí mismo).

Marc Caellas nos cuenta algunas novedades sobre la nueva versión de la obra teatral...

No dispongo de estadísticas para saber si aumentaron los suicidios durante la pandemia. Sigue siendo un tema tabú del que se habla poco con el argumento falaz de que hablar de los suicidios provoca más suicidios. En cualquier caso, nuestra aproximación es la misma, mostrar lo que nos inspiran o evocan poéticamente ciertas notas de suicidio. Muchas de ellas hablan de amor. Algunas de libertad. Otras son un testamento artístico. Hay dolor, tristeza, pero también un extraño humor negro que intuyo necesario para respirar.

Un poeta español en el centro de Europa [Una lectura de ‘Los papeles de...

Más que una novela especular (aunque, en cierta medida, la segunda parte es reverso de la primera), se trata de una novela boomerang, que vuelve sobre sí misma; va restallando sobre sus propios pliegues, dejándose mecer por la levedad fantasiosa de su trama. En el fondo, y tal como explica el narrador, todo tiene que ver no con lo que se hace sino con lo que parece que se está haciendo.

Tú me hablas de amor (y yo de los bares)

Hay un poema de Francisco Brines (“Le detuvo la noche”) que dice así: “Amó feliz. Lloraba [….] y oyó el empuje de su sangre, fuerte / como un golpe de mar”.