domingo, enero 23, 2022
Autores Publicaciones por Un diván en la luna, luná

Un diván en la luna, luná

37 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Un diván en la luna, luná es un espacio común en el que una dramaturga búlgara, un poeta y traductor andaluz y un periodista nómada contemplan y recrean las contradictorias realidades de Bulgaria, dando voz a los acontecimientos sociales, culturales y literarios del país, buscando y estableciendo relaciones entre Bulgaria y el mundo hispano.

La lección más valiosa

Katya Gerova: África parece tan cercana: Las colinas verdes de Tánger/ Las contemplaba todos los días/ Desde mi mirador/ Tan cercana tal vez les parecía a ellos también/ La costa de España/ La civilización añorada/ La tierra de sus esperanzas

Historias de vinos

A finales de 2018, Stefan fundó junto con otros dos colegas la empresa Na po vino, que tiene como objetivo la popularización del vino búlgaro, en concreto los vinos regionales de productores pequeños. No solo se dedican en exclusiva a la venta, sino también a todo tipo de promoción del vino búlgaro: eventos, degustaciones y artículos.

Seis voces búlgaras contra el apocalipsis climático

¿Hasta qué punto estoy beneficiando al planeta por no usar dos bolsas de plástico si todo lo que estoy comprando, desde la fruta hasta las legumbres, viene envasado en plástico desechable?

Yordanovden, la epifanía búlgara

Siempre he tenido la sensación de que hasta después del día de Reyes la Navidad no acaba y el nuevo año no empieza a rodar. Sin embargo, el tiempo no para y el mundo ha comenzado una nueva vuelta al Sol.

La luna, los refugiados y la Estrella de Belén

Cuando llegué a la cima del pinar las nubes volvieron a compactarse y al fondo no se veía un carajo. Finalmente, me quedé con las ganas de comprobar si, al igual que a los Reyes Magos, la “Estrella de Belén” guiaría mi suerte al día siguiente. Antes de volver a casa me senté a fumar un cigarro y comencé a pensar en mi entrada de hoy sobre los refugiados que entraron en Europa a través de Bulgaria.

Guía gastronómica para navidades pandémicas

Cuando vine a vivir a España me llamó mucho la atención que, durante la propia comida, la gastronomía fuera un tema recurrente tan a menudo y se utilizaran tantas expresiones al respecto. En Bulgaria nos limitaríamos más bien a: “mmm” o más bien “м-м-м” (más staccato y en cirílico), también entrecerramos los ojos y hacemos gestos para expresar nuestra satisfacción con la comida. O como suele decir mi madre al terminar, “otraz hemos comido bien.” Y esto es así, especialmente desde que empezó a hacer ella todo el pan en casa de masa madre que cuidamos en el frigorífico y es casi un miembro de la familia más (se llama Valentín). Pero esto es otro artículo.

La mano de obra y el talento se preparan para volver (o no) a...

Nunca me ha gustado la Navidad. Al contrario, siempre me ha deprimido mucho. Quizá por ello, cuando se acercan estas fechas y las lucecitas y los villancicos decoran el frío ambiente de las calles, me da por pensar otras cosas. Como ahora, que me acuerdo de la poeta búlgara Christina Vassileva. 

El muchacho azul

En 2017 me topé de casualidad con la obra de Vutimski, concretamente con su mítico poema “Poemas al muchacho azul”. Desde entonces he ido leyendo toda su obra literaria, la cual, teniendo en cuenta que el autor falleció con apenas 24 años de edad, puede considerarse extensa: más de 100 poemas, 16 relatos cortos, 15 ensayos de estética y moral, así como una novela titulada “Los ojos que lloran”.

Béjar, las casualidades y los guardianes de la memoria

“Aquí en España, ya no es que no se haya conservado el ladino, es que el español actual es muy pobre. La pobreza que voy observando entre las personas de mediana edad de 40 o 50 años es sintomático. Bueno, y entre los jóvenes es absoluta”, se lamentaba Avilés Amat, miembro del Centro de Estudio Bejaranos y director del Museo Judío “David Melul”

Paco Díez o cómo conservar la memoria sefardí a través de la música

"No se puede medir la cultura en términos económicos, sólo eso lo hemos podido entender. La cultura hay que medirla en términos anímicos, espirituales, mentales, intelectuales, culturales."