domingo, agosto 18, 2019
Autores Publicaciones por María Tenorio

María Tenorio

María Tenorio
72 Publicaciones 1 COMENTARIOS
María Tenorio (El Salvador, 1968). Artemanualista; adora las texturas, los colores, los hilos, las agujas y las crayolas. Tiene un doctorado en literatura latinoamericana por la Universidad Estatal de Ohio (2006), enseña redacción en la Escuela Superior de Economía y Negocios de su país, edita y corrige textos. 

Decorar una pared con bastidores bordados

No es una idea original, pues la tomé de la fuente más grande de inspiración de esta época: internet. Sin embargo, en mi medio...

Bordar flores con cinco puntadas

Estas flores son muy fáciles de dibujar: constan de tres círculos concéntricos y dos círculos con cenefas, todo trazado a mano alzada. Para bordarlos, el centro se hace con caballito; el espacio interior con nudos coloniales; el siguiente nivel con diente de chucho; luego las primeras cenefas, con caballito; y las cenefas exteriores con diente de chucho. La hoja se puede ejecutar con puntada cretense o también con punto de mosca.

Cómo lavar un bordado

Al terminar un bordado, es aconsejable lavarlo por dos razones: una, para sacarle cualquier suciedad que se le haya prendido en el proceso y, dos, para borrar las líneas del marcador o lápiz que hayamos usado para delinear el diseño. Vean, por ejemplo, en este muestrario de corazón las líneas color naranja que sirven para guiar el bordado.

Contando las puntadas

Hoy decidí dedicarle unos minutos a tomar medidas de mi labor de bordado. Es decir, a ponerle números a esta actividad que realizo para entretenerme, expresarme, crear, meditar... sencillamente para estar. Aquí comparto las mediciones realizadas.

Cómo bordar un corazón tejido

En mi compulsión por bordar corazones, he dado con una técnica rápida, económica y divertida para rellenarlos: tejiéndolos sobre la tela. En esta entrada muestro fotos del proceso de tejer en el bordado y también de los vistosos resultados que se consiguen.

Descoser y ajustar colores al bordar

Un corazón piña: así llamé al diseño que bordé el fin de semana y que enmarqué en un bastidor de 5 pulgadas (el bastidor situado al centro en la foto de arriba). Esta mañana opté por descoser las líneas amarillas... no para que dejara de parecer piña, sino porque no me satisfacía el contraste entre el corazón y la tela de fondo. Es decir, todo era demasiado naranja.

Bordar sagrados corazones

El motivo de los sagrados corazones, también conocidos como milagritos, puede resultar adictivo. Además, se presta para múltiples variantes. Puede hacerse con llamas, con alas, con ojo, con cenefas, con rosas o flores, con hojas, con espadas, etc. La clave es que siempre haya un corazón, ya sea el simétrico y simplificado que todos sabemos dibujar, o el anatómico que resulta más difícil de trazar.

Cómo enmarcar un bordado en bastidor (sin dar ni una puntada)

    Una forma muy popular y decorativa de exhibir los bordados es enmarcarlos en un bastidor (conocido también como tambor o marco circular; embroidery hoop, en...

Bordar un mandala estilo kantha

Febrero me trajo el deseo de bordar diseños con puntada de hilván o bastilla, al estilo del kantha propio de Nepal y la India. En particular, quería bordar un mandala sobre una blusa de manta. Aquí les cuento el proceso, aún inconcluso, de este proyecto.

Cómo hacer un corazón de tela

Quiero compartirles mi técnica para hacer corazones en tela. Se trata de una forma distinta de la usual que consiste en coser juntas dos figuras de corazón, como se explica en este tutorial de Magpies Laundry. Eso hice la primera vez y no quedé satisfecha: por una parte, el proceso fue muy trabajoso y, por otra, el resultado –el corazón de tela– fue poco preciso.