viernes, agosto 12, 2022
Autores Publicaciones por María Tenorio

María Tenorio

86 Publicaciones 1 COMENTARIOS
María Tenorio (El Salvador, 1968). Artemanualista; adora las texturas, los colores, los hilos, las agujas y las crayolas. Tiene un doctorado en literatura latinoamericana por la Universidad Estatal de Ohio (2006), enseña redacción en la Escuela Superior de Economía y Negocios de su país, edita y corrige textos. 

Funda de tela para abanico

En el trópico siempre conviene tener a mano un abanico. Y esto se vuelve verdad cuando una ronda los cincuenta. Hoy tuve una epifanía...

Tutoriales de joyería bordada

  ¿Cómo convertir pequeños bordados en aritos? Los tutoriales que aquí comparto me han dado luces para resolver esta cuestión. Les presento una...

Artistas de la joyería bordada

Convertir pequeños bordados en piezas de joyería es un arte que excede el de bordar sobre tela. Lo digo porque llevo ya...

Bordando pendientes de sagrado corazón

Este Domingo de Resurrección, al terminar el desayuno, en el cuaderno de la cocina, tracé varios diseños para los pendientes de corazón...

Haciendo infusiones caseras

Las infusiones de hierbas son consideradas remedios caseros, aunque muchos les damos un uso recreativo: las bebemos por placer. ¿Qué les parece...

Bordar ojos

Bordar ojos exige la toma de muchas decisiones que van desde los trazos del dibujo hasta la dirección de las puntadas, pasando...

Fundas para móviles y gafas a ganchillo

Fundas para anteojos terminadas y en proceso. Tejidas a crochet con medio punto (punto bajo). Reducir el tamaño...

Bordar una ramita con punto de mosca

La gracia de esta puntada es el triple punto de mosca, en que los hilos se retuercen para lograr cierto volumen.

Cómo hacer mascarillas caseras con filtro

Esta soy yo, modelando la mascarilla de tela con filtro Estamos en plena pandemia del coronavirus y ni...

Accidentes del bordado

El efecto relajante del bordado se pierde cuando se hace un nudo no deseado... surge de la nada, a veces por el frente de la labor, a veces por el revés. Otra vez, es aconsejable respirar antes de dejarse llevar por el deseo de halar el hilo desenfrenadamente.