viernes, julio 30, 2021
Autores Publicaciones por Ricardo Bada

Ricardo Bada

630 Publicaciones 352 COMENTARIOS
Ricardo Bada (Huelva/España, 1939), escritor y periodista residente en Alemania desde 1963. Autor de numerosísimos libros, desde La generación del 39 (cuentos, Nueva York 1972) a El Canto XXV (novela breve, Copenhague), es o ha sido colaborador de medios como Revista de Occidente, ABC y Cuadernos Hispanoamericanos (España), El Espectador y El Malpensante (Colombia), Nexos, La Tempestad y La Jornada (México), La Nación (Costa Rica)…

De mi Diario : Semana 30 / 2021

"Incidente en Ox–Bow" en realidad es una tragedia que podría trasladarse a la Hélade y el texto encargárselo a Sófocles. Una obra maestra como la copa de un pino.

De mi Diario : Semana 29 / 2021

Los folletos explicativos que acompañan a los electrodomésticos, para mí están escritos en chino, pero mi hija Rebeca parece que fuese sinóloga.

De mi Diario : Semana 28 / 2021

En la cuenta Twitter alemana @Nell781: «Me he decidido. Delta será el campeón de Europa». Y no es broma.

De mi Diario : Semana 27 / 2021

El fútbol es así, imprevisible como antojo de mujer preñada.

De mi Diario : Semana 26 / 2021

Ese mundo oculto de la política y el combate al terrorismo, donde al final los guardianes del orden son tan terroristas como quienes ponen bombas.

De mi Diario : Semana 25 / 2021

La canícula en la Renania nos recuerda implacable la etimología del sustantivo: es un tiempo de perros.

De mi Diario : Semana 24 / 2021

En la cena de hoy seguimos el lema del viejo canciller Adenauer para hacerse reelegir: «Nada de experimentos».

De mi Diario : Semana 23 / 2021

Irrespetuosos, casi blasfemos alla napolitana, los aborígenes de estas tribus germanas traducen “Corpus Christi” (en alemán “Fronleichnam”) como “Happy cadaver”.

De mi Diario : Semana 22 / 2021

Atahualpa Yupanqui le oyó decir a un paisano: «Un amigo es uno mismo con otro cuero».

De mi Diario : Semana 21 / 2021

El cine de Ken Loach es una victoria póstuna del neorrealismo italiano. Pero, eso sí, con un generoso chorro de salsa Worcester.