viernes, diciembre 13, 2019
Autores Publicaciones por Ricardo Martínez Llorca

Ricardo Martínez Llorca

Avatar
12 Publicaciones 0 COMENTARIOS
Ricardo Martínez Llorca es autor de los libros como Hasta la frontera de mi sueño (El Desvelo), Tan alto el silencio (Debate), El paisaje vacío (Debate, premio Jaén), El carillón de los vientos (Alcalá), Después de la nieve (Desnivel), Cinturón de cobre (Pre-textos), Al otro lado de la luz (La línea del horizonte), Hijos de Caín (Xplora) y El precio de ser pájaro (Desnivel). Ha colaborado en distintas revistas de viajes y literatura y en la Escuela Contemporánea de Humanidades. En la actualidad es crítico literario en Quimera, Revista de letras y La línea del horizonte. Dirige la sección ‘Viajes y libros’ en Culturamas.

El lado femenino de lo que deberíamos ser: una expresión a través del Western....

Esta es la frase que a uno le gustaría que los demás rezaran frente a su lápida: “Ahora corre a casa y di a tu madre que todo está bien, que ya no hay más pistolas en el valle”. ¿A quién no le gustaría poder decirle esta frase al niño que más quiere?

Sofía Casanova. El primer testimonio de la guerra

Durante dos años, en una época en que el tiempo significaba más pausa y paciencia, y la comunicación se demoraba incansables meses, en una...

Marina Tsvietáieva, la ingenuidad en tiempos de guerra, entre la poesía y la necesidad...

Se ha ahorcado y deja una nota para su hijo. No es ninguna sorpresa. Era uno de los temas recurrentes en sus escritos. Su hijo, al ver la cáscara de lo que fue Marina, dice algo así como “lo entiendo”. El cuerpo de Marina será arrojado, envuelto en una sábana remendada, en una esquina del cementerio de Yelábuga, en Tartaristán, el lugar al que la evacuaron cuando comenzó la guerra contra el ejército nazi. Nadie sabe dónde yacen los restos de quien, posiblemente, sea una de las grandes poetas del siglo XX, y de la historia: “Los ángeles me entregan al verdugo”, reza un verso de juventud

Edna O’Brien, cuando el paisaje es una alfombra bajo la que escondemos el dolor...

Edna O’Brien sabe que el amor es la única sustancia que nos convierte en dioses. Gracias a ello podemos leer con agrado esa parte de la obra que nace de la infancia

Leila Guerriero, la periodista que regresó desde la sabiduría que dan doscientos años de...

Ella vincula leer a la curiosidad, a los huesos, al hígado y a las córneas, al igual que todo está a su vez unido a escribir. Y los lectores podrán ir muriendo, pero la gente conservará el hígado como conserva la curiosidad
Svetana_540.jpg

Svletana Alexiévich, la periodista que consiguió desaparecer para que existiera el relato de la...

Esta mujer, que es un museo lleno de miles de mujeres esculpidas por entero, desde el saco de los huesos hasta el alma, y también de niños maltratados por la gentuza, sosti

JoanDidion_540.jpg

Joan Didion: la periodista para quien el centro se encontraba en cualquier lugar de...

En el documental filmado por su sobrino, Griffin Dunne, El centro cederá, el momento clave es aquél en el que a la pregunta de qué sentió como periodista cuando, m

Identidad_540.jpg

Yo y el otro, él y el otro, la identidad y el otro. La...

Cuenta Manuel Vicent en una columna publicada hace años, tantos que se antojan siglos, la historia de un mielero que entraba en el Tribunal Supremo de vez

Frontera_540.jpg

Al final de la frontera. Una literatura

En uno de los volúmenes que componen la Trilogía de la frontera, de Cormac McCarthy (Providence, 1933), durante docenas y docenas de páginas nos sumergimos en un t