Azares. Cosas. Eventos

0
89
Roberto Jacoby

 

*

Que uno no hable de sus cosas no significa que estas cosas no pasen. Mas, piensa uno que a veces el interior del mundo se refleja mejor en su superficie. Hoy, por ejemplo: reventó la tubería del desagüe del fregadero. Podría ser casualidad, pero también no. Además, lleva todo el día sin funcionar (bien) la Internet. También podría ser otro azar sumado a un azar previo, pero también podría no serlo.

 

*

Tengo conversaciones en estos días sobre la dificultad de encarar con entusiasmo nuevas creaciones ficcionales. No me pasa así, exactamente. Aunque sí me sucede que me concentro mal últimamente. Me rondan algunas preocupaciones que, sin embargo, no me afectan tanto como antes. Mejor dicho: no me indisponen severamente para el gobierno de mi vida. Me la dificultan, eso sí, pero lidio con ello de una forma (creo yo) bastante satisfactoria.

 

*

Y, entretanto, la vida sigue.

 

*

También escribo cartas (muchas); que no envío.

Son cartas para el futuro. Para mi futuro.

 

*

Hoy ya es mañana, y hemos ido a comprobar el Euromillón que me regaló A. el otro día. En un estanco de la calle Urgell. Esta tarde, después de haber echado la tarde jugando al futbol en el parque. Y… nos han tocado… seis euros con veinticinco.  Se los he dado a #hijita. Para su hucha.

 

*

Lo dicho: azares. Que nos gobiernan. Que pretenden gobernarnos, más bien.

Azares. Cosas. Eventos.

Y, entretanto, la vida sigue.

 

 

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí