Bordar con 3 o 4 hebras de hilo DMC

0
471

Una alumna de mi taller de bordado me preguntó por qué las hacía bordar con dos hebras de hilo DMC… la verdad es que me dejó pensando y desde que que me hizo esa pregunta he ensayado bordar con tres y con cuatro hebras. ¿Por qué limitarme a dos?

Sabemos que una madeja (o lustrina) de hilo DMC Mouliné tiene seis hebras. Aprendí, no sé ni cuándo, que lo más frecuente es extraer dos de esas hebras (cada hebra se extrae individualmente) y usarlas juntas para bordar. Pero también es posible extraer tres hebras (de una madeja salen 2 de esas) para avanzar más rápido en el bordado y para obtener puntadas más voluminosas. Aquí les muestro una comparación entre un corazón con ojo bordado con dos hebras y uno con tres, ¿notan la diferencia?

El bordado con tres hebras se ve más abultado, ¿no les parece? Los puntos (hechos con nudo colonial) quedan más gorditos.

Ahora veamos dos bordados hechos con cuatro hebras de DMC. Aprovecho para contarles cómo sacar tres haces de cuatro hebras de una madeja. Corten un trozo largo de una madeja, por ejemplo de un metro de longitud. Extraen dos hebras y lo doblan por mitad. ¡Eureka! Allí tendrán tres haces de cuatro hebras. (El secreto es doblar el hilo por la mitad).

¿Cómo decidir si usar dos, tres, cuatro o incluso seis hebras? Podemos basar nuestra decisión en dos factores: (1) el grosor o la textura de la tela y (2) el volumen y la textura de las puntadas. Si nuestra tela es delgada y queremos bordar un diseño “delicado”, apachado, usemos dos hebras; si nuestra tela es mediana y queremos bordar un diseño que se vea abultado y que tenga cuerpo, usemos tres o cuatro hebras.

(Las telas de los cuatro bastidores que aquí presento son linos de distintas calidades).

Print Friendly, PDF & Email

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí