Buscando a Dios (Allah) desesperadamente (5) 10-09-2010

9
298

Al-Fatiha

En el nombre de Allah, Clemente, Misericordioso

Alabado sea Allah, Señor del Universo, Clemente, Misericordioso

Dueño del Día del Juicio, a Ti sólo servimos a Ti sólo imploramos ayuda

Dirígenos por la vía recta

La vía de los que Tú has apreciado,

no de los que han incurrido en la ira, ni de los extraviados



Una de las cosas que más me llamaron la atención cuando vine a principios del año pasado a Burkina Faso fue que todo el mundo creía en Dios: pero todos, no se salva ni uno. Parece que es algo común a toda África, por lo que he leído.

Para tipos como yo esta es una de las cosas más sorprendentes, tal como he contado.

Un amigo sueco me contaba antes de abandonar Burkina, bromeando, que había intentado montar la Triple A,  una Asociación de Artistas, Artesanos y Ateos. Había conseguido 7 adhesiones: 5 de artesanos y 2 de artistas. El único ateo era él mismo.


Así que empecé a discutir sobre estos asuntos con la gente con la que tenía más confianza ya fueran protestantes, de la Asamblea de Dios o católicos de la santa Madre Iglesia. Y picado por la curiosidad y porque las alternativas de ocio en mi pueblo son más bien limitadas (y que duermo poco) me he planteado algún que otro domingo ir a ver la función e intentar comprender y ver cómo sienten estas cosas.

Tenía que intentarlo también con el Islam. Porque aquí la mayoría son musulmanes.

 

La gran Mezquita de Ouahigouya, recientemente remozada por una donación particular


Hablé con un amigo, Zack, para ver si podía asistir al rezo del viernes de mediodía que es el más importante de todos. No os voy a contar qué es el Islam, que para eso están Google o la Wikipedia, pero os confieso que estoy intentando enterarme un poco de qué va una religión que siguen más de 1.000 MM de personas en el mundo. También, lo confieso, por aquello de los posibles secuestros, que he llegado a grabarme alguna sura en el iPhone para aprendérmela por si les daba por arrepentirse.


Como las otras dos religiones monoteístas, judíos y cristianos, comparten las enseñanzas del Libro (Biblia) y, además, consideran sagradas la Torah y los Evangelios (y algún otro más, no recuerdo). De hecho para ellos Jesús (Issa) es un profeta muy destacado y se menciona varias veces en el Corán, aunque no le reconozcan como hijo de Dios, pero sí hijo de su madre, María (Maryam), a la que citan incluso más que a éste. Quizás porque fuera el Arcángel Gabriel quien se ocupó de su inmaculada concepción. Ya no sé si personalmente o fue sólo que vino a decírselo de parte de Dios.


Para los musulmanes Gabriel es especialmente importante y aparece a menudo citado. A diferencia de Rafael y Miguel que no salen tanto. A Luzbel siempre lo llaman Satán, con desprecio, quizás por quitarle del grupo de los acabados en EL, al ser ángel caído. Le ponen a parir, lógicamente, aunque ya se sabe el dicho de que se hace leña del ángel caído. Supongo que con la que mantienen encendido el fuego eterno.


La última aparición, conocida, de Gabriel fue para ocuparse de transmitir la palabra de Dios a Mahoma (sea siempre bendito de Allah), aunque hay diferentes opiniones: que fue Dios directamente quien se lo transmitió (el Corán), o que fue a través de Gabriel. La verdad no sé si este conflicto de protagonismo ha llevado a un malentendido y distanciamiento entre ellos, pero el caso es que parece como si le hubiera dejado de encargar recados entre los hombres, que era el que solía ocuparse de las buenas nuevas.

Ahora Miguel, con su espada flamígera, lleva repartiendo guerra por la faz de la tierra superándose cada siglo (que 100 años no es nada, si febril es la espada, como diría un tango) y de Luzbel qué podemos decir: que habita entre nosotros. Al que tengo perdida la pista es a Rafael.

 

A lo que voy.

De los 5 preceptos del Islam el que más me gusta es el de la limosna y socorrer a los necesitados.

El primero es una copia del ‘amarás a Dios sobre todas las cosas’, aunque aquí se meta en el mismo rango el reconocimiento del Profeta (la paz y la bendición de Allah sea siempre con Él). 

Lo de los 5 rezos diarios, haciendo además una suerte de gimnasia, me parece excesivo.

El ayuno puede estar bien, pero jamás entenderé que entre sol y sol tampoco se pueda beber ni agua. Y menos en África. Yo haré el Ramadán (aquí Carème) el año que viene pero me saltaré lo del agua y lo de las relaciones sexuales, si vuelvo a la vida…

Por último, lo de la peregrinación a La Meca me parece de agencia de viajes del sigo VII. Aunque visto cómo se ha puesto lo del Camino de Santiago no le veo tanta diferencia.


En lo que el Islam no ha evolucionado nada, sino a peor, es en el tratamiento de la mujer. Esta parte es la que menos me gusta, ni siquiera por la posibilidad de tener 4 esposas. Bien es verdad que en el Islam ha habido (y hay) corrientes e interpretaciones religiosas mucho más liberales que los wahabistas dominantes actuales, pero queda muy lejos de los siglos VII-VIII cuando conoció un desarrollo increíble por todo el norte de África, parte de Asia y Europa (España incluida). Era una religión mucho más liberal y permisiva que la cristiana de entonces. Os recomiendo un libro excepcionalmente interesante para conocer las historias de enfrentamientos entre cristianos y musulmanes: ‘Las Cruzadas vistas por los Árabes’ de Amin Malouf (cristiano maronita libanés).


Perdonad la farragosa introducción de cosas que podéis encontrar en Internet, si queréis. Era sólo porque sé que hay mucho vago suelto (ya sé que no se debe insultar a los escasos lectores, siempre me lo recuerda mi editor), pero Internet es enorme y es difícil llegar al final, por mucho que alguien presuma de haberlo hecho.


Me viene mi amigo a buscar y me dice que me cambie la camisa por un bubú (que es una prenda más muslim). Así que me lleva a la Gran Mezquita de Ouahigouya (OHG).

 


No me digáis que no son un encanto, aún vestidas con tocas


 

Aparcamos cerca porque está todo lleno de gente. Mujeres sentadas apoyadas en los muros, niños y niñas que tampoco pueden entrar dentro porque no se cabe y los hombres tienen preferencia, mendigos de todas clases y condiciones, montones de huérfanos que son acogidos en las madrasas (escuelas coránicas), tullidos, ciegos, ancianas, mujeres jóvenes con varios hijos en la espalda o en brazos, gemelos o mellizos (hay muchos, no sé porqué cuestión genética), albinos (también hay muchos)… lo que se dice toda una corte de los milagros a pedir limosna.



A mi amigo Zack no se le da muy bien esto del vídeo. Pero ahí estaba yo con el Gran Imán a mi lado en la entrada de su cour


Mi amigo me urge a no entretenerme dando limosnas, après, après, y entramos en una cour al lado de la Mezquita. Una casa como la mayoría de aquí, pequeño patio a la entrada donde corren los pollos y las inmundicias y una habitación-salón llena de cuadros con fotos de imanes, carteles religiosos y fotos de la mezquita de La Meca y la de Jerusalem. Descalzos , siempre hay que descalzarse al entrar en una casa, nos sentamos en unas esterillas en el suelo. Mi amigo me traduce palabras del mooré, pues el Imán sólo habla mooré y supongo que árabe. Vienen también el Primer Adjunto, que es una especie de 2º en el escalafón y quizás no tan sabio o tan santo, pero más listo y más en el mundo. También el Presidente del Comité de los Musulmanes de OHG, o algo así.

 

Este Imán debe tener mucho tirón, pero no recuerdo cómo se llama (tendría que tomar notas), también había un cartel mucho más grande que ese en la casa del Gran Imán


Estuvimos hablando, más bien ellos, y o mi amigo, o el primer adjunto, me traducían al francés. Y yo les daba las gracias. Ellos me dieron sus bendiciones por todos los proyectos y las buenas cosas que iba a hacer por la gente de OHG y yo les hice entrega de 10.000 Fcfas a cada uno y otros 10.000 para el cepillo la Mezquita.

La verdad, y lo digo sin ironía, no me parece caro. Porque lo decían de corazón, lo de su bendición. Y que Allah me va a ayudar en todo lo que haga. Que no me vendría nada mal que me echara una mano.

Además hay que tener en cuenta como se encargaba de recalcar el Gran Imán que la mayoría de la población de OHG es musulmana, aunque creo que el 95% que dijo era exagerar un poco. Pero ya sabéis cómo es esto: los hombres de letras y teología no suelen entender de números.


Y salimos pitando para la Mezquita que se pasaba la hora del rezo, aunque no había problema de que se pasara el arroz en las casas, porque estábamos en plena carème y no se come. Se cena.

Sorteando las piernas de la gente sentada por el suelo en la calle, accedemos en fila musulmana, el Imán, el Presidente, el Primer Adjunto, mi amigo y yo, dentro de la Mezquita…


¡¡¡Dios mío!!!, quiero decir ¡¡¡Allah mío!!!

Aquello estaba abarrotado de gente perfectamente alineada, de rodillas en sus filas de esteras, esperando al Imán para la prédica y el rezo. Y allí llego yo, el último de la fila, dando el cante, pero bien dado.


 

Los fieles, al acabar el rezo, cuando me dijeron que podía hacer una foto, el del bonete rojo es el Primer Adjunto y a la derecha el hueco en el que yo recé


Porque mi idea era quedarme atrás del todo, en un rinconcito, sin hacer ruido, a las espaldas de la gente, sin que me viera nadie y poder observar, sin ser visto, diablo cojuelo, cómo es la principal oración de la semana. Y poder hacer alguna foto con la que ilustraros este comentario…

Pues nada, miles de ojos (no hay muchos tuertos) mirando al blanco que cerraba la comitiva y pensando si no sería mi culpa el retraso en la plegaria. Menos mal que la gente no anda con prisas, pero desapercibido no pasé, lo que se dice ir de incógnito no me funcionó. En primera fila, delante de todos y pegaditos al lado del Minbar… (no, no es Minibar, es Minbar que aquí no se toma nada como en las iglesias, es un lugar un poco más elevado desde el que el Imán dirige la oración).

 

 

Este es el Minbar, esa especie de trono en lo alto de una escalera. Al lado la biblioteca, casi todos los libros son el mismo, distintas ediciones, el mismo y único texto


El primer adjunto, pegado a mí, me dijo por lo bajinis, ‘haga lo que yo hago’.

Y eso hice: mirarme las palmas de las manos buscando respuestas y la suciedad de mis pecados, tocarme la cara y las orejas, sin hurgar, inclinarme hacia delante apoyando mis manos en las rodillas, arrodillarme una y otra vez, apoyando la frente en el suelo, ponerme de pie ágilmente… bueno esto mirándome con indulgencia plenaria, que con la tripa que gasto me costaba Allah y ayuda arrodillarme y volverme a levantar.

El caso es que salí airoso, por así decirlo, del trance. Lo cual no quiere decir que ventoseara, que tiene sus peligros eso de tener a otros detrás con sus cabezas casi justo en mi trasero.


Final de la prédica por parte del Cheik Koumá Ouedraogó


Se terminó la ceremonia y nos despedimos, nos dimos las gracias y las bendiciones mutuamente (yo te bendigo…, pues yo a ti más…) y volví a casa después de dar las limosnas y caramelos que pude.

Pensé que me había expuesto demasiado a las miradas de tanto musulmán, que alguno habrá integrista o simpatizante de AQMI, pero me quedé más tranquilo cuando recibí 3 sms de gente que conozco y que me habían reconocido en la Mezquita, congratulándose de que fuera musulmán. Uno de ellos, el arrendador de mi antigua casa me preguntaba, incluso, mi nombre musulmán. Tuve que confesarle que respetaba el Islam, pero que no era (todavía) un auténtico musulmán. Me dijo lo normal aquí: ‘il n’y a pas de probleme’, pero que estaba contento de haberme visto rezar en la Mezquita, con ellos.


 

El Gran Imán en primer término, AbuBakr Traoré



Sí tengo nombre musulmán, me lo pusieron hace meses mis vecinos de mi antiguo barrio por afecto, como agradecimiento por cómo trataba a sus hijos.

Me llamo Mahamadi, para servir a Allah y a ustedes.

 

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS


9 COMENTARIOS

  1. Me encanta el exordio: «Una
    Me encanta el exordio: «Una de las cosas que más me llamaron la atención cuando vine a principios del año pasado a Burkina Faso fue que todo el mundo creía en Dios: pero todos, no se salva ni uno». Creo que a lo mejor sin querer, querido Félix, has ido a dar en el mismísimo clavo. Y por lo que respecta a Rafael, a quien le perdiste la pista, te cuento que gracias a mis relaciones con el Servicio Secreto de Andorra (para el que trabajé free lance un par de años), he podido enterarme de que se encuentra en Córdoba. Parece ser que se quedó de piedra cuando vio una mezquita convertida en catedral. Vale, y feliz domingo.

    • Este mismo verano, querido

      Este mismo verano, querido Ricardo, he estado un par de días en Córdoba, disfrutando del ‘fresco’ (por más que la gente dice que es la capital española más calurosa, a mí ahora me parece un sitio ideal de veraneo tipo sierra). Y me entretuve mirando la estatua, tan barroca, como la misma Catedral, encajada a capón dentro de un templo tan increíble como es la Mezquita. Ya que no se puede deshacer la catedral y reconstruir la mezquita original (creo que el propio Carlos V, se disgustó profundamente), al menos deberían, como Santa Sofía en Estambul, desacralizarla, expropiarla a la Iglesia y que se quedara sólo como monumento histórico, ¿no te parece?

      Pero no creo que Rafael se ponga de nuestro lado para ayudar a la razón.

      Los de Andorra, ¿te acabaron pagando? Porque como España no tiene Embajada en Burkina han venido por aquí para ‘ocupar’ ese espacio de relaciones internacionales que tienen abandonada la península ibérica (Portugal tampoco se digna) y me han pedido ‘trabajar’ para ellos…  Aunque lo mismo se les adelantan los de alguna Comunidad Autónoma española, que no sé cómo no lo han pensado antes. Y si tengo que hablar catalán, lo intento, que es infinitamente más fácil que el mooré. Lo del vasco ya es otra historia.

      (He estado de viaje por el sur del país, desconectado, perdona el retraso)

  2. Buenas D. Félix: acaba de

    Buenas D. Félix: acaba de ganarme por la mano D. Ricardo que tiene enchufe, yo tengo que volver a registrarme cada domingo (creo que el webmaster me tiene manía). ¿Ha probado usted a ir a un mitín sindical local para luego contárnoslo? no sé si político ¿hay partidos clandestinos?

    Bueno, quería recomendarle, abusando del conocimiento de sus lectores, las obras de y sobre sir Richard F. Burton; peregrino en la Meca y Medina, descubridor con Speke de las fuentes del Nilo, espía en Afganistán, Pakistán y la India británicos y traductor de las Mil y una Noches. Tiene toda la cara de Sean Connery hace 40 años. Ánimo y esperamos crónicas sobre los Testigos de Jehová de los penúltimos días sección Burkina Faso (Elder Pérez). No hay más Dios que Dios y Félix es su profeta.

    • Los problemas para

      Los problemas para registrarse no debes tomártelos como una cosa personal, estimado Julius, le afectan a más personas. Estamos en ello, lo de la solución.

      Es una de las cosas que he pedido a los dioses, a todos, aparte de la banda ancha en Burkina, pero no les veo muy partidarios.

      No me resultan tan interesantes los mítines sindicales, ni políticos. Ya tuve mi ‘diócesis’, excesiva de joven. Partidos políticos hay muchos, incluso que pretenden ser herederos de Sankara o que se llaman sankaristas. Pero no me ‘motivan’. Clandestinos, no me consta. O son muy buenos, como clandestinos me refiero, y no son fáciles de localizar.

      Creo que la traducción que he leído de las noches miles es la de Galland, pero es muy interesante la figura de Sir Richard Burton (y pedazo de películas que hacía 😉

      Creo, gracias sean dadas al Hacedor, que no hay sección local de los Santos de los Últimos Días, ni siquiera de los Próximos Días.

      Pero en los próximos días os tocará leer una continuación del Islam, sección ‘Noche del Destino’  y ‘Fin de Carème’ que os tengo reservadas para más adelante, que no hay manera de ser sucinto.

      Porque vamos a dejarnos de hostias que no quiero que os convirtáis todos de golpe, que se puede petar el cielo con tanto crédulo.

      Allá cada cual si cree en Allah, yo, como mucho, sería su kapuscinski. Que la mayoría de las suras me salen un poco adornadas.

      ¡Hala, con dios!

  3. Hola Felix. Me ha costado

    Hola Felix. Me ha costado entrar, pero después de cruzar un par de mailes con el webmaster de Frontera D, aquí me tienes. Lo que pasa es que ya se me ha olvidado lo que iba a decir.

    Era algo profundo, una observación inteligente, una invitación a la reflexión,… todo perdido por cuestiones técnicas.

    Puedo improvisar otra cosa. Por ejemplo, cuando yo hice la mili (nada de IMEC, pelotón y con casi treinta años), a pesar de mi ateísmo fui a una misa con el único objetivo de que me viera el coronel al que tenía que pedir un gran favor. La cosa funcionó pues lo primero que me dijo cuando entré en su despacho, fue que me había visto en misa y eso le había gustado. Entonces, cabe la posibilidad, me dije yo, de que todos, absolutamente todos los que estábamos dentro de la iglesia, por cierto llena, estuviéramos por la misma razón. Entonces, no descartemos alegremente la posibilidad de que el 100%100 de la población de Burkina sea atea pero que todos van a misa para dejarse ver por alguien con poder que o bien sí va a las misas porque es el único que se lo cree, o bien sigue yendo pensando en no dar el cante entre la población.

    es decir, que dpuede ocurrir, que ni dios, se crea lo de las religiones.

     

    como siempre, cuídate mon ami

     

     

    • Hola, chaval!
      Me alegro que

      Hola, chaval!

      Me alegro que de que no desesperes y me sigas ‘comentando’, aunque para la poca gracia que tienes, la verdad, no sé si merece la pena… (esto es paranté en plasanterie, que es muy típico de aquí, que no sé si he escrito ya sobre ello: una broma, vamos).

       

      Conociéndote desde hace tantos años, creo que tú ni siquiera habías nacido, aunque eres mayor que yo, sé que no sólo fuiste a Misa sino que además te pusiste en la cola para comulgar justo detrás del Coronel y pediste repetir, aunque sólo te dieron una hostia. Pero te tenían que haber dado muchas más, te han faltado (otra plasenterie).

       

      Ahora en serio, creo que tienes razón y que son todos ateos, pero andan un poco despistados intentando que algún dios les mire su devoción, para que les conceda algún favor. Aunque sólo sea comer al día siguiente, o llegar a verlo.

      Así que lo mismo no se creen las religiones, que son muy practicante pero se saltan un huevo de preceptos, da igual al religión que sea. Puede que tampoco crean en Dios, pero necesitan creer en algo y por aquí no salen líderes que les hagan creer en sí mismos y que el mundo podría ser diferente para ellos, si consiguieran cambiar no sólo a sus gobernantes, también al sistema económico que les ‘coloca y mantiene’ en el poder. No quedan Sankaras en el mundo.

       

      Besos

  4. Amigo Felix, me he puesto en

    Amigo Felix, me he puesto en la agenda del teléfono, cada sábado, leer a Felix. O sea que si no te leo y escribo a partir de ahora no será por que no estoy advertido.

    Me gustan esta entrada y tus visitas a la mezquita y tus reflexiones sobre la religión y el islam. Te imagino intentando pasar desapercibido en la mezquita de tu pueblo y me destornillo. Y más si flexionas una y otra vez tus carnes selectas, rozándolas con los humores de tus vecinos, dos horas antes de recibir (¡como no!) SMS llenos de albricias por encontrarte en tal estado y situación. Los de los 10.000 francos cefas era más previsible pero bueno…

    Yo sí creo que son religiosos… pero lo son, como muchos otros, por si acaso. Siempre me ha llamado la atención que en apenas 100 km2 del Oriente Medio nacieran los tres dioses más grandes e influyentes, sobre todo por la conexión entre su mensaje duro e intransigente y el hecho de que sean dioses nacidos en el desierto. Los diosos de la máxima escasez. Y el mejor cielo después de muertos. ¿Que dice el islam de la resurrección de la carne? Porque fue ese mito, si no recuerdo mal la historia, el que permitió al cristianismo sacar ventaja a otras religiones gnosticas en el siglo II y III que solo prometían la eternidad y la comunión de las almas. Fueron los crisitianos los que hablaron de carne, de volver a sentir y tocar a tu padre y a tu madre y a todos los antepasados perdidos.

     

    • Creo que no hablan de 3

      Creo que no hablan de 3 dioses, sino de uno sólo. Se disputan el becerro.

      Lo del cielo y la carne, no lo tengo claro. Pero no recuerdo haber oído hablar de cremaciones, y aunque hay un montón de sitios en internet para consultar estas cosas, la verdad no lo he hecho (se tarda mucho con esta conexión).

      Espero que si es así, resurrección de la carne podamos escoger el año con el que queremos aparecer, pero ¿y si no hemos estado contentos con nuestro cuerpo ni nuestra cara ninguno de los días de nuestra vida? ¿Nos hacen una liposucción y cirugía estética a voluntad?

      Recuerdo que mi padre, buen ateo padre de familia, nos decía: «Mirad, hijos, yo he estado en el Valle de Josafat donde se supone que serán juzgados los justos y allí cabe muy poca gente, así que más vale no hacer caso de esto del más allá y la vida eterna»

      Y me convenció, por eso y muchas cosas más. Dioses los justos, pero no en ayunas.

  5. Felix!!!!!, por fin ya me he

    Felix!!!!!, por fin ya me he puesto la contraseña en la frente casi, para que no se me olvide, como es muy tarde y queria que lo vieras, el comentario ya te lo hago otro dia, HASTA MUY PRONTO BESITOS.

Comments are closed.