Cazas de brujas

0
234

 

“Ten cuidado, es una bruja”. Esta acusación que parece ya anacrónica sigue teniendo una gran importancia para las vidas de miles de mujeres en el África subsahariana. De hecho, a menudo es una sentencia de muerte. Este tipo de acusaciones de brujería son frecuentemente una consecuencia de pobreza que hace que algunas mujeres se conviertan en una carga para sus familias y por ello, muchas de ellas, como son vistas como portadoras de desgracias y de todo tipo de males, son perseguidas, expulsadas de sus pueblos o incluso asesinadas. Algunas de estas brujas encuentran refugio en los llamados witch camps y hasta ahí se desplazó la fotógrafa Ann-Christine Woehrl (Alemania, 1975) para empezar el proyecto Witches in exile, ahora expuesto en la berlinesa galería Pinter & Milch. 

Cuándo: Hasta el 4 de mayo

Dónde:

Pinter & Milch, Berlín