Chamarilería atlántica

0
278

 

 

Y la puerta se izó como una raspa del Atlántico, con su farolillo romano, su cencerro de Burgos, su esqueleto mejicano, su caballito de mar de Le Cinque Terre de la costa ligur italiana, y la estrella de mar de Vernazza. Coronaba el conjunto, (a modo de mandorla bajo el arco de hierro de la baranda), la perchita con tritones para pañitos de cocina, que en un mercado artesano de Oporto adquiriera Faba en uno de sus primeros viajes portugueses.

 

Puerta oceánica con crepúsculo y esqueleto

Gabriel Faba. 2005