Chorradas teatrales (IX) – Los agujeros negros

0
247

El caso es que sí, ahí estaba yo con mi boli, pinta que te pinta. Pero con tan mala suerte que lo que estaba corrigiendo era una palabra en tinta blanca sobre fondo negro, y entonces, por más que apretaba, mi tilde no se distinguía. Y Vera me dijo...

 

El jueves pasado me encontró Vera Yobardé poniendo una tilde sobre una vocal en un cartel del metro. A veces lo hago. Lo confieso. Saco un boli del bolsillo y corrijo los carteles del metro. Algunas palabras de los carteles son como recibir un rodillazo en el estómago (esto lo supongo, porque nunca he recibido ninguno…) El caso es que sí, ahí estaba yo con mi boli, pinta que te pinta. Pero con tan mala suerte que lo que estaba corrigiendo era una palabra en tinta blanca sobre fondo negro, y entonces, por más que apretaba, mi tilde no se distinguía. Y Vera me dijo:

 

VERA.- Déjalo.

 

Y yo le respondí:

 

NICO.- No.

 

Y seguí intentándolo. Pero ella, con su paciencia, trató de hacerme entrar en razón.

 

VERA.- A ver, ¿qué pasa?

 

NICO.- Mira:

 

 La lengua madre

 

VERA.- La lengua madre. La vi el año pasado y me gustó mucho, y ahora vuelve a estar en cartel, en los Teatros Luchana…

 

NICO.- No me refiero a eso… A mí también me gustó mucho, pero…

 

VERA.- Nico, no te pongas tan nervioso…

 

NICO.- Hernández lleva tilde. Hernández lleva tilde. Hernández lleva tilde… (Decía yo pasando una y otra vez el boli encima de la «a» de Hernández.)

 

VERA.- Bueno, a todos a veces se nos escapa una tilde…

 

NICO.- Pero en una obra que vela por la preservación de nuestra lengua. ¡En una obra que se llama La lengua madre! ¡Hay 7 palabras en el cartel, y a una le falta la tilde!

 

VERA.- Nico… Verás, analicemos la situación. ¿No puede haber sido a propósito?

 

NICO.- ¿A propósito? ¿Quieres decir que el director de esta función no utiliza la tilde en su apellido?

 

VERA.- No, me refiero a que la obra trata de la perversión del lenguaje, ¿no? El actor, Juan Diego, nos hace ver que el lenguaje está manipulado. Y sobre todo en los medios de comunicación.

 

NICO.- ¿Un cartel en el metro es un medio de comunicación?

 

VERA.- Mira, el anuncio también está en esta revista. Esto sí es un medio de comunicación. Y Hernández tampoco lleva tilde.

 

Vera me mostró una página de una revista que llevaba en la mano. Reconocí la revista al instante y le dije:

 

NICO.- Ah, Godot. Ahí salgo yo, en la de noviembre, en la página 6, he escrito una cosa sobre…

 

VERA.- Pues mira, te leo… (Y leyó, tras interrumpirme…) «La lengua madre, un monólogo de Juan José Millás sobre la dignidad amenazada y sobre ese agujero negro que se traga tu dinero, tu trabajo, tu familia, tu cultura llegando a arrasar lo más primario: tu lengua madre.» ¿Qué te parece?

 

NICO.- Pues muy bonito, pero la tilde se la pongo. (Estaba un poco enfadado, porque le quería decir que había escrito algo en Godot y no me hizo ni caso.)

 

VERA.- Pues ese agujero negro ha arrasado la tilde del apellido del director. La perversión del lenguaje. Es a propósito, el diseñador no ha puesto la tilde conscientemente.

 

Miré a Vera, pensativo. Cabreado. Giré la cabeza hacia el cartel. Volví a mirar a Vera. Y entonces agarré mi boli negro bien fuerte, me acerqué más al cartel, y me convertí en agujero negro. En perversión del lenguaje. Éste fue el resultado:

 

 La lengua madre sin tildes

 

Vera se rió bien alto. Y yo me guardé el boli en el bolsillo, tras tapar todas las tildes del cartel, cual agujero negro arrasador. (He de confesar que las que estaban sobre fondo rojo, las tapé con un boli rojo; es que llevo en el bolsillo bolis para todo tipo de tildes.)

 

VERA.- ¿Contento?

 

NICO.- No.

 

VERA.- Bueno, tú nunca estás contento. Pero… ¡Te invito al teatro! Tengo 2 entradas para Los nadadores nocturnos en la Abadía. Te vienes.

 

NICO.- ¿Una modernez? Paso.

 

VERA.- No era una pregunta, era una afirmación. Te vienes y punto.

 

NICO.- Ya veremos.

 

No me puedo resistir a las propuestas de Vera, así que fui a ver la modernez que hicieron los modernos a propósito, y me metí de cabeza en otro agujero negro, pero esa ya es otra historia, que tal vez aclare Vera un día de estos.

 

 

@nico_guau

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.