Citas y comentarios: ‘Ser(t) arquitecto’, de M. del Mar Arnús

0
95

Buscando en la biblioteca lecturas de arquitectura encontré la biografía de Josep Lluís Sert (1902-1983), escrita por María del Mar Arnús y publicada en Anagrama en 2019. Leí con mucho interés la trayectoria del arquitecto. He seleccionado un conjunto de fragmentos.

1. La atención a la innovación tecnológica, a la sostenibilidad de la arquitectura, a la soberanía del peatón, al hecho de compartir la obra, de comprometer y hacer partícipes a todos los involucrados, como un director de orquesta, sumado a su actitud de intelectual de izquierdas, contribuyen a hacer de él una figura señera de la arquitectura del siglo XX.

Comentario. Me gusta esa visión de la arquitectura: el deseo de compartir, comprometer a los demás: obras que necesitan de otros para ponerse en pie y mantenerse.

*

2. Le Corbusier afirmó que la arquitectura se extiende desde el más ínfimo objeto cotidiano hasta la casa, la calle, la ciudad e incluso más allá.

3. Corbu decía que prefería dibujar más que hablar, ya que el dibujo dejaba menos espacio para la falsedad.

4. La arquitectura es un poema construido con la ayuda de muchos técnicos, decía Le C. Esa conjunción entre confort y belleza fue algo que le preocupaba enormemente. No olvidemos que Corbu era pintor por la mañana, arquitecto por la tarde y agitador cultural el resto del tiempo.

Comentario. Me gusta la unión de imaginación, belleza y utilidad que existe en la arquitectura. Que exista una exigencia y necesidad de verdad. No son palabras que recorren el aire hasta el ojo o el oído, son construcciones donde poder tumbarse o encontrar sombra, incluso derrumbar e hundirlas.

*

5. Mi interés vital ha sido el mundo visual, los lugares donde vivir, la gente que vive en ellos, decía Sert.

6. Gaudí fue un punto de referencia para Sert, en cuanto a investigador y experimentador que a menudo se equivocaba pero no se desanimaba ni aceptaba compromisos, manteniendo siempre el furor creativo.

7. Su casa-manifiesto, la obra más abstracta de Sert, en un ejercicio conceptual, donde aparecen las premisas de Ibiza con rotundidad: la medida humana, las proporciones adecuadas y la reverberación de la luz. […] El misterio y lo fantástico nos sumergen en un oleaje de imágenes húmedas, de líneas, figuras, formas, colores: espirales donde se anega el ojo y se extravía el entendimiento. En esa casa se aunaban los trazados reguladores, la divina geometría que rige la arquitectura, con el espíritu surreal que envuelve esta pintura.

8. La casa de La Muralla (1960) es un ejemplo claro de su idea de hacer una arquitectura que no llame la atención, mimetizándose en el entorno. Una vez en el interior es cuando uno descubre que allí no hay nada gratuito, y todo está hecho con una intención muy clara, muy precisa y muy simple.

9. Cubos dispersos que se cruzan, se entregan y se separan mediante inmensas terrazas que, como jardines colgantes, se descuelgan por la ladera o por escaleras, pasadizos, patios y cercas, siguiendo el ritmo y el desnivel del paisaje. Laberintos que se quiebran.

Comentario. Me gustaría recorrer, por fuera y dentro, las obras de Sert. Comprender cómo estas palabras (ideas, imágenes, frases, líneas, letras) citadas se hacen tangibles, habitables, reales, laberínticas.

*

10. Los terrados en la arquitectura mediterránea siempre fueron espacios de convivencia, para tender la ropa, celebrar verbenas, criar palomas o cultivar amores furtivos.

Comentario. Y subir a un terrado y colgar la ropa, celebrar una verbena con los vecinos de lejos, acariciar palomas y gaviotas en Ayamonte, llegar al mar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí