Cómo era la anterior era teatral para Carmen Sánchez

0
164

Porque está claro que acabamos de pasar una era teatral, en la que hemos crecido, nos hemos formado, hemos aprendido… Lo que venga a partir de ahora (¿mayo? ¿septiembre?…) va a pertenecer a una nueva era teatral, en la que tendremos presente lo que acabamos de vivir, en la que tendremos presente nuestra vulnerabilidad como sector, y esperemos haber aprendido  de este cambio de era… Para recordar cómo fue, proponemos una serie de entrevistas breves sobre la era teatral que acabamos de dejar, siempre desde el cariño y los buenos recuerdos…

¿Puedes contarnos una anécdota que recuerdes con cariño de la anterior era teatral?
Los aplausos después de una de las funciones de Tardes con Colombine, en Nueve Norte. Un grupo de amigas nos felicitan amorosamente por lo mucho que han disfrutado con el espectáculo, alguna todavía con lágrimas en los ojos, están felices. Se marchan después de muchos parabienes, y entonces vemos que donde estaban sentadas se habían dejado una bolsa con fresas que debieron comprar con mucho amor, ¡y con mucho amor tuvimos postre para dos días! ¡Gracias por vuestro cariño y vuestras fresas, querido grupo de amigas!

¿Qué es lo que más te ha gustado en lo que llevábamos de temporada en la anterior era teatral?
Mammón y Curva España. Mammón, porque todo era una continua sorpresa, porque el trabajo era de encaje bolillos, ¡porque me emocioné! Porque me pareció una inteligente, fresca y profunda reflexión sobre nuestra sociedad. Curva España, porque el trabajo actoral es de una humanidad y verdad aplastante, se te olvida que estás en el teatro: me sentía espectadora de la vida de dos personas. Para mí, el teatro son pedazos de vida.

¿Qué es lo último que viste en la anterior era teatral y qué rescatas de ello?
También voy a hablar de dos… El último espectáculo que vi y disfruté fue en los Teatros del Canal, dentro de Teatralia: El hombre que cae. Lo pongo en español, a pesar de que el título del espectáculo era francés (Celui qui tombe), porque así nos sentimos, cayendo, al salir, cuando en la puerta un grupo de titiriteros dudábamos si la situación de alarma se instalaría en nuestras vidas y cerrarían los teatros. Esa zozobra, incertidumbre, pánico, llámenlo como quieran, se materializó el martes 10 de marzo cuando, antes de entrar a ver Españolas, Franco ha muerto en el Teatro Español, ya habían comunicado que ese era el último día que estarían los teatros abiertos, pues en breve se decretaría el estado de alarma, y todos a quedarse en casa. Así que vi esa función, pero no la pude disfrutar en condiciones. Piensas “no será tan alarmante”, pero sí… Hoy, después de 15 días de confinamiento, el país parado por los 7… no, 7 no, 25 costados… para mantener la calma cierro los ojos y escucho los aplausos que le ofrecíamos a aquellos compañeros titiriteros.

Y ahora, si nos puedes mandar una foto de un recuerdo, un objeto, algo que tengas de la anterior era teatral y que defina tu relación con esa era…

Foto de Carmen Sánchez

Pues he reunido varios objetos. El coronel no tiene quien le escriba es uno de mis libros favoritos, y este año cuando vi sobre las tablas a los personajes, tal y como yo los había imaginado, me pasé la función llorando… Fue uno de esos días que me hacen recordar por qué me siento orgullosa de pertenecer a esta profesión.

La chapa, significa trabajo, perseverancia, amor, dignidad. Todo eso aprendí al participar en el Festival Místicas de la mano de Manuel Benito, Ana Contreras y todas las personas que colaboraron.

La postal me la entregó Juan Carlos Carpetano en una de las visitas al Madrid republicano. ¡CarpetaniaMadrid, su empresa, lleva la cultura y el teatro a las calles! Eso es de admiración y respeto. Lo pasé en grande ese día.

El abanico me acompaña en el bolso desde que me regaló un amigo, porque rezuma sencillez, amistad y creatividad; no en balde fue repartido en la boda de unos titiriteros de postín.

(Carmen Sánchez, actriz y dramaturga)

Print Friendly, PDF & Email
Artículo anteriorEnviar té y arroz
Artículo siguientePreguntas y más preguntas
El Gallinero
El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí