Competencia-Competentes 02-09-2010

10
242

Competencia

 

Ayer volví a encontrarme con mi ex copine después de meses sin vernos. Creo que, por fin, tengo una amiga aquí.

Nos pusimos a hablar de nuestra relación y de por qué no funcionó: ella es muy joven y quería tener hijos y no teníamos los mismos gustos y aficiones. Discutíamos mucho. Lo normal.

Me ha estado contando cómo le va la vida y los hombres que, innumerables, intentan ligar con ella. Es bastante atractiva, aunque aquí todos intentan ligar con todos.

Porque en Burkina, como en todas partes, esto del amor (o del sexo) es lo que mueve el mundo.

Su último ‘pretendiente’, me explicaba, es un hombre casado pero le ha propuesto matrimonio. Ella se ha negado y va a acabar dejándole. No porque no acepte ser la co-esposa de otra mujer sino porque él es protestante y no se casaría con ella por la Alcaldía, sino solamente en la Mezquita, con lo cual ella no tendría casi ningún derecho.

Aquí la poligamia es legal, pero para ello, cuando te casas en la Alcaldía debes firmar si el matrimonio es polígamo o monógamo y la primera mujer, sólo ésta, debe firmarlo también. Las demás esposas posteriores ya no tienen nada que decir. O puedes hacer como este hombre, que aunque él sea cristiano y su primera mujer también, le ofrezca matrimonio a mi amiga (y una casa independiente de la otra esposa, claro) pero sólo en la Mezquita (mi amiga es musulmana).

Yo me hacía cruces con la historia y le decía que me parecía increíble. Mi amiga, con los pies en el suelo, en este duro, difícil y ardiente suelo, como las pasiones que desata, me confesaba que si hubiera sido musulmán y se pudiera inscribir el matrimonio en la Alcaldía, legalmente, claro que se casaba…

Entonces empecé a hablarle del amor y de enamorarse de alguien y me contestó que por eso no hay problema, pero que esa es una cuestión más de los blancos que de los africanos. 

Que ella ni puede, ni quiere, enamorarse de alguien que tenga menos dinero que ella, que su familia dejaría de hablarla y más aún de sostenerla o pagarle la comida, los estudios, sus necesidades… está estudiando y no tiene trabajo y aquí no es fácil conseguir uno.

Me comentaba cómo es difícil pensar en el amor y en esos sentimientos tan bonitos cuando no tienes trabajo ni posibilidades reales de conseguirlo, como no sea prostituyéndote, cuando no tienes cubiertas las primeras, mínimas, necesidades: comida, casa, sanidad, educación, etc, etc. No digamos las que a ellos les parecen más importantes: peluquería, vestidos, teléfono, gasolina para la moto, cervezas en un maquis y copas en la disco…

 

Mi ex copine bailando con sus amigas, les encanta bailar mirándose en espejos que siempre hay en las discotecas. Me decía que los jóvenes de la capital prefieren vivir sólo 10 años, pero divertirse bebiendo y bailando, que gastárselo en médicos y medicinas. Que para qué vivir más con las expectativas tan desastrosas de vida y trabajo que tienen. Supongo que el sistema favorece mucho esta ideología

 

 


Pero tampoco todas las mujeres son o piensan así. Ella es una chica de la capital, de familia venida a menos pero acostumbrada a más, y con maneras y gustos occidentales.

Nada que ver con esas mujeres de las aldeas en el que su pequeño mundo se completa consiguiendo que algún hombre la espose, aunque tenga 30 años más que ella o sea la cuarta mujer y tenga que trabajar toda su vida de sol a sol, como una mula. Pero, sobre todo, que la dé hijos. Casi su única garantía de futuro…

También he conocido otras mujeres que no piensan igual, aunque tienen trabajo por poco que ganen…

 

Mi amiga me comentaba como bromeaba con otra amiga suya de que la ‘competencia’ para conseguir un hombre era muy dura. Porque había en Burkina un 52% de mujeres y 48% de hombres. Yo le replicaba que eso era estar casi empatados y que si teníamos en cuenta la cantidad de hombres que tenían más de una mujer entonces las proporciones se invertían, cuando menos.

 

‘’Si, claro, me dijo, pero si descuentas a los pobres y los desempleados verás qué difícil está el mercado’’

Le insistí que, así las cosas, siguiera estudiando he intentando ser independiente económicamente hablando.

Me miró irónica y se echó a reír.

 

 

 

Competentes

 

Esa misma noche mi amiga me envió un sms pidiéndome que llevara al día siguiente con mi furgoneta a su hermano a una aldea a que le curaran un hombro dislocado en un accidente.

Le atendieron en un hospital público (pagando) en Ouaga, pero le dejaron tan mal que no podía soportar los dolores y fue a ver a un quiropráctico de una aldea, Nong-Nèré, cerca de mi pueblo.

 

Detrás de estos plásticos negros, por donde sale ese hombre en silla de ruedas, está la consulta. Hay muchas personas que se quedan viviendo en la aldea todo el tiempo que deben estar recibiendo tratamiento

 

 


Como se va volviendo uno paranoico con esto de la amenaza de los secuestros, decidí dejarle a mi guardián los datos de dónde iba porque era muy tarde para avisar a la Gendarmería y tenía que recogerle a las 5,30 de la mañana, también muy pronto para andar molestando. Además es mi amiga…, sí, sí, pero sabe que tengo dinero y nunca puede fiarse uno ni de la familia (mirad lo que le pasó a Abel con su hermano).

 

Por la cantidad de gente que estaba repartida por la ‘cour’ no me cabe duda de que debe tener buenas manos. Y tampoco es caro, porque cuando acabamos mi amiga me pidió que si tenía dinero para pagarle (aquí todo es poco para ellos, amigos incluidos): 2.000 Fcfas (3 €)

 


El caso es que llegamos y tuvimos que esperar más de 2 horas para que nos atendieran y eso porque les dijimos que yo tenía que volver a una reunión con los constructores de mi biblioteca… 

 

En más de 2 horas de espera me dio tiempo a repartir una bolsa de caramelos entre los niños de la aldea. Éste me pareció el más gracioso con la visera o antifaz que se ha procurado para jugar. Desde luego es ingenioso: saber sacar partido a un estuche vacío de pastillas… A veces estas imágenes me recuerdan a Vermont (saludos, Andrés, por si me lees ;-). Mucho me temo, querido Andrés, que el mundo acabará más como Burkina que como Vermont, y yo soy un optimista (sin coña). Al tiempo.

 


Terminando: al llegar donde habíamos dejado la furgoneta vimos que había otra aparcada justo al lado con personas dentro, como había mucha gente en la ‘sala de espera’ de la consulta pensé que habrían traído a alguien a una cura. Porque la verdad aquello estaba lleno de tullidos y accidentados, parece ser que el quiropráctico es muy bueno.

 

Imoussa, el hermano de Fanta, mi amiga, después del tratamiento, cuando le vendaban (no pude entrar antes, supongo que cosas del secreto profesional)

 


Nos fuimos y veo por el retrovisor que la otra furgoneta viene detrás de nosotros por los senderos. Aquí es donde me pegó el primer chasquido el vientre, pensando que nos seguían y que al final iba a haber tenido razón todo el mundo con lo de que tenía que haberme vuelto a España, cobarde, digo cauteloso. Porque, la cabeza me hervía, caí en la cuenta de que no habían traído a nadie, ni habían recogido a ningún paciente.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Llegando a la consulta…

 

Cuando llegamos a la carretera principal la furgoneta nos adelantó y la perdimos de vista. Mi amiga me dijo que era un coche del Gobierno, aunque no fueran de uniforme, porque tenía matrícula roja (son las matrículas de los vehículos del Estado).

 

Esta es la furgoneta que nos adelantó en la carretera principal, no pude sacarle mejor foto. Es difícil en estas ‘autopistas’ conducir y sacar fotos

 

Así que parece que se lo toman en serio esto de que no nos secuestren y están decididos a vigilarnos-protegernos para que no nos pase nada a los blancos. La verdad, es muy de agradecer.

 

Para la zona, todo esto de los secuestros es un verdadero desastre económico. Supongo que entra dentro de la estrategia de los terroristas: cuanto peor para el pueblo, mejor para ellos. Antes conseguirán descontentos y caldo de cultivo para sus fines.

 

 

 

GALERÍA DE RETRATOS DE JAVIER NAVAS

10 COMENTARIOS

  1. ¡¡Ah, la conexión a
    ¡¡Ah, la conexión a internet!!
    Finalmente, 2 días después, he podido colgar el artículo… Agotador.
    Perdonad si a alguno os interesa leer estas tonterías…

    • Enhorabuena por la

      Enhorabuena por la insistencia, nuestra paciencia ha sido largamente recompensada. Yo no sé si estas cosas que ponéis D. Ricardo y tú las leen vuestras señoras pero me escandalizáis como antiguo alumno de Maristas. El comentario de Ariste es cojonudo.

      Decíamos ayer en otra página antes de colgar esto que recogen 38000€ en Murcia para Bobo (lo de Escuela de Bobo en fin…) son tres aulas. Hoy dicen que tenemos aquí el 3,7% de parados analfabetos (no sé el porcentaje entre no parados). Yo pregunto ¿a tí te gustan los negros? no me refiero a las chicas sino a su digamos Weltanschaung, su idiosincrasia porque yo te sigo viendo maneras de misionero. Yo estoy metido desde el 1 en una cruzada anticapitalista con hojas de reclamaciones, OMIC, sindicatos, denuncia a los medios, contratos con despido  Improcedente, indemnizaciones, etc. detesto el sistema pero no se me ha ocurrido irme a Guinea a evangelizar nativos en el neoliberalismo.

      Sigue por favor deleitando e instruyendo con tu blog, piensa que algunos ni sabemos como se cuelga desde youtube. ¿Cómo te fue a tí con el curandero?

      • La verdad es que esto de la
        La verdad es que esto de la red aquí es muy duro. Más que el calor o las amenazas (exagerando un poco).
        No tengo señora, ni siquiera mujer. Ariste es cojonudo, él mismo.
        Intento no ser misionero, intento ponerme en la piel del ‘otro’ que diría Kapuscinski y que he pensado toda mi vida, antes de que él lo escribiera.
        De algunos negros, como de algunos blancos, lo que menos me gusta es su racismo y/o su nacionalismo.
        El curandero, masser, cuando me caí, me fue regular. Me hizo un daño horrible, de tal manera que me dolía más el resto de la pierna que lo que me había jodido, pero ya se me ha pasado. Pero no era uno reconocido como éste del post. Aunque me he enterado, después, que el bueno, el auténtico era el padre del que está ahora, que es su hijo mayor.
        Algún día os escribiré sobre estas cosas: gente con poderes especiales de algún tipo que se lleva sus conocimientos a la tumba, sin transmitírselos siquiera a sus hijos… Incomprensible.
        Preguntando se llega a Roma, seguro que en la redacción te dicen cómo colgar los vídeos que hayas subido a YouTube (tengo muchos, pero no puedo subir un vídeo que tenga más de 4-5 MB

  2. Ne te inquiet pas mon père!

    Ne te inquiet pas mon père! J´ai dejá loué toutes les films de Steven Segal pour qand je dois aller pour te sauver 🙂

    • Merçi beaucoup, mon cher

      Merçi beaucoup, mon cher fils!

      Je suis sûr que tu le fairas bien, mais peut être tu dois le dire a ta soeur de voir tout ces de Lara Croft, si elle dois t’acompagner ;-))

      Je suis fier de toi.

      Gros bisou

  3. Es muy triste la historia que

    Es muy triste la historia que cuentas de tu ex copine.

    Para los de aquí, al menos para mí y muchas de las personas que conozco, resulta del todo incomprensible la escala de prioridades que tienen allí, especialmente las mujeres. Supongo que la certeza de tener un plato de comida cada día hace que en nuestra escala la salud y el amor estén antes que el móvil y/o su carga y la peluquería.

    A veces intento con todas mis fuerzas imaginar cómo sería yo misma si fuera Burkinesa pero…es un trabajo mental inútil.

    Aquí sabemos de supervivencia relativa. Sabemos que los Servicios Sociales están ahí, que hacen de más y de menos, pero hambre, lo que se dice hambre ,en el fondo estamos seguros que, si no queremos, no pasaremos. Eso cambia prioridades, esperanzas, sueños y realidades.

    No esperamos desposarnos, o aparejarnos, para sobrevivir.

    No ansiamos muchos hijos para que, los que sobrevivan al cuarto cumpleaños y sucesivos, cuiden de nosotros cuando nuestro cuerpo de señales de renuncia a la lucha.  

    Porque, amigo Félix, ¿Por qué necesitan hijos? Es por eso ¿verdad?

    Me alegra saber que tienes una amiga y que, por lo que cuentas, el secuestro parece difícil y se ve como un desastre y no un negocio, al menos en tu entorno.

    Ánimo!!

    • ¿De verdad te parece triste

      ¿De verdad te parece triste la historia de Fanta? A mí, no, para qué te voy a engañar. Porque todo en la vida es relativo. Es peor un dolor de muelas que un pisotón bailando… Quiero decir que habiendo historias tan tristes ésta no me lo parece tanto. Es otra escala de valores, y es difícil de comprender desde nuestro maravilloso mundo.

      Lo de los hijos es como dices: es su única garantía de sostén cuando sean viejas y puede que ni su marido las atienda. O bien porque tendrá otras más jóvenes que ocupen su atención o porque, simplemente, no tendrá los medios para hacerlo si ella no puede valerse por sí misma.

      Algún día os escribiré sobre los centros de acogida de ancianas que son rechazadas y estigmatizadas como sorciéres (brujas) para ‘deshacerse’ de ellas y la carga que suponen.

      Quizás puede que tenga algún/a amigo/a más, y puede que Fanta no lo sea tanto. Todavía estoy intentando ‘enterarme’ de algo.

      El secuestro espero que sea difícil, pero sí que es un buen negocio, visto lo visto.

      Gracias por el ánimo y besos. Mucha suerte

  4. Vaya susto lo de la

    Vaya susto lo de la furgoneta, si llegas a ser un conejo la palmas de la impresión.

    Oye, podías hacer correr el rumor de que estás enfermo del corazón para que no les traiga a cuenta meterse en secuestros y luego tener que venderte por chatarra.

    Sí, por favor, háblanos de esas personas con poderes especiales. Porque es interesanta y además recorfortante que  nos cuentes las cosas que ellos tienen y nosotros no.

    ¡Precioso el niño del antifaz!

    Como siempre, muchas gracias y un beso muy fuerte.

     

  5. Vaya susto lo de la

    Vaya susto lo de la furgoneta, si llegas a ser un conejo la palmas de la impresión.

    Oye, podías hacer correr el rumor de que estás enfermo del corazón para que no les traiga a cuenta meterse en secuestros y luego tener que venderte por chatarra.

    Sí, por favor, háblanos de esas personas con poderes especiales. Porque es interesanta y además recorfortante que  nos cuentes las cosas que ellos tienen y nosotros no.

    ¡Precioso el niño del antifaz!

    Como siempre, muchas gracias y un beso muy fuerte.

     

    • Ahora parece que hay menos

      Ahora parece que hay menos ‘peligro’ de secuestro. Lo digo por si alguien se preocupa. Me dijeron el lunes que los del Cuerpo de Paz americano han vuelto por Ouahigouya y alrededores, lo cual significa que los americanos pensarán que hay menos riesgo de secuestro (son los que se llevaron apresuradamente a finales de junio, con destacamentos militares).

      Lo del corazón sería lo que me faltaba, pero si ya con las otras cosas tengo más posibilidades de palmar que los conejos con un portazo…

      Os podría hablar de eso, pero os tendré que seguir hablando de lo de siempre que ellos tienen y nosotros no: muchas necesidades.

      Los niños de aquí son increíbles, y hay muchos. Cuando se me acaben las fotos de mi buen amigo Javier Navas (pero espero que eso no ocurra nunca, por el bien de todos) empezaré a poner fotos de los críos.

      Hoy ha sido la Fiesta de Fin de Carème (Ramadán) y ha estado muy bien. La he visto en el barrio de la señora que me cuida y he tenido que rezar, por no hacerles un feo. ¡Con lo que yo he sido para esto de las religiones, jesucristo bendito!

      Y luego he comido 5 veces 5, porque me han invitado a otras tantas casas y no podía decirles que no… Aunque esto os lo contaré pasados 2 posts que tengo pendientes de publicar

      Gracias a ti por leerme y un besazo

Comments are closed.