Conversación ANIDAR con María Elvira Madriñán (Colombia)

0
245

«ANIDAR: Arquitectura y Niñez», sección que dirijo en la revista de arquitectura Arqa (Argentina), visibiliza y propone proyectos del campo acotado por la infancia, la arquitectura y la educación.

«Conversaciones ANIDAR» invita cada lunes a algunos de los mejores especialistas del mundo en este campo (lista de invitados 2020, lista de invitados 2021). La conversación como juego de construcción de mundos habitables. La infancia, mirada que nos interroga sin margen de error.

Conversación ANIDAR con María Elvira Madriñán (Colombia) el 6 diciembre 2021.

Arquitecta de la Universidad de los Andes. Dentro de sus intereses temáticos están la botánica y el paisajismo. Trabajó por más de 30 años junto a su esposo el arquitecto Rogelio Salmona, y actualmente es Presidente de la Junta Directiva de su fundación. Su trabajo data desde 1980, siendo arquitecta y diseñadora encargada del paisajismo de proyectos institucionales, educativos, recreativos y de vivienda colectiva y personal. Sus escritos han sido publicados en revistas nacionales e internacionales.

María Elvira nos mostró siete proyectos que la oficina de arquitectura Rogelio Salmona, donde ella es hoy el alma máter, ha creado para la educación de la infancia y juventud, seis en Bogotá y uno en Medellín: Colegio de la Universidad Libre (60´), Gimnasio Fontana (1995-2010), Jardín Infantil San Jerónimo Yuste y Jardín Infantil Santa Marta (2000´), Colegio Policarpa Salvatierra (2006-07), Instituto Pedagógico Nacional «Valmaría» (2003-10), Centro Cultural Moravia (2006-10).

Salmona, uno de los mejores arquitectos de América Latina de los últimos cien años, afirmaba que la arquitectura no era sólo la resolución de un problema funcional y de eficiencia, sino ante todo un acto cultural, histórico y social. La arquitectura es el arte de revelar el lugar mediante la sorpresa y el encantamiento; el espacio como experiencia personal donde los sentidos nos sitúan y el lenguaje -arquitectónico- crea el escenario de convivencia. La naturaleza, cercana maestra, es el marco de referencia.

Los jardines infantiles y colegios que nos muestra María Elvira son resultado del diálogo entre el proyecto pedagógico, las necesidades físicas y simbólicas de la comunidad específica y la naturaleza que los acoge. Espacios para ser recorridos de diversas maneras, interiores que se diluyen en exteriores con transiciones ambiguas y versátiles, uno o dos materiales de construcción con un lenguaje sencillo y claro para la infancia, escalas que nos orientan en el día a día, luces y sombras ordenando formas donde nos cobijamos y jugamos. Arquitectura de esperanzas y responsabilidades, espacios de la infancia.

> Conversación en el blog Osa Menor

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí