Conversaciones con Bertolt Brecht

0
316

Brecht, yo hace tiempo llevaba revoluciones clavadas en las axilas, pero no compasión. Es importante destacar eso que se suele decir de que la compasión es la virtud de los benévolos, aunque tú y yo sepamos que es el más denigrante de los sentimientos, el último recurso de los egoístas que se purifican sintiéndose mal. 

 

 

Ana Uhía