Cosas mías XXIV – El misterio del autónomo

0
463

autónomo

(Se pueden leer los capítulos anteriores aquí y aquí.)

Rosa está sentada en la mesa del salón viendo unos videos en el ordenador portátil. Entra Julián.

ROSA.- Hombre, Julián… A ti tenía yo ganas de verte…

JULIÁN.- ¿A mí? Uy, qué raro pinta esto… ¿Qué haces?

ROSA.- Cosas mías…

JULIÁN.- Pero, dime qué cosas…

ROSA.- No me da la gana.

JULIÁN.- Bueno, muy bien, como quieras.

ROSA.- Estoy apática. La culpa es del salmorejo ese que ha hecho Luis, que tenía demasiado ajo… Y además, tengo calor… Estoy tan apática que no me apetece ni insultarte. Estoy irreconocible.

JULIÁN.- Pues sí, estás irreconocible.

ROSA.- Qué asco doy.

JULIÁN.- Bueno, tampoco es para tanto…

ROSA.- Julián, si yo digo que doy asco, es que doy asco…

JULIÁN.- Bueno, vale, solo era para animarte…

ROSA.- No necesito tus ánimos…

JULIÁN.- Vale…

ROSA.- Te gusta demasiado llevarme la contraria…

JULIÁN.- Pues muy bien, Rosa… Das un asco espantoso, das un asco tremendo, das tal asco que solo al verte me entran unas ganas terribles de vomitar sobre el sofá, das tal asco que solo al oírte me entran unas ganas terribles de cortarme las venas y pringar de sangre las paredes del pasillo… ¿Así mejor? ¿O sigo?

ROSA.- Oye, Julián, una cosa que me llevo preguntando todos estos años de pandemia…

JULIÁN.- ¿Años? ¿Qué años?

ROSA.- Ah, ¿no llevamos con esto años?

JULIÁN.- Anda que eres exagerada… Nos encerramos allá por el 10 o el 11 de marzo… Y estamos en junio…

ROSA.- ¿Solo desde marzo? No puede ser… Me ha parecido años esto de tener que verte el careto todos los días…

JULIÁN.- Bueno, gracias por la parte que me toca…

ROSA.- Julián, ¿tú en qué trabajas?

JULIÁN.- ¿Yo?

ROSA.- Sí, tú…

JULIÁN.- ¿Y por qué me preguntas eso?

ROSA.- Bueno, llevamos aquí toda la cuarentena juntos, y…

JULIÁN.- Claro, porque eres mi esposa…

ROSA.- Desafortunadamente… ¿En qué trabajas, Julián?

JULIÁN.- Es que no entiendo tu pregunta.

ROSA.- A ver, tú eres autónomo.

JULIÁN.- Sí

ROSA.- Y te han dado la ayuda esas de seiscientos y poco euros.

JULIÁN.- Sí…

ROSA.- ¿Por qué te la han dado?

JULIÁN.- Porque soy autónomo.

ROSA.- Ya, pero, ¿exactamente, por qué?

JULIÁN.- Pues porque rellené unos formularios para ayudas para autónomos…

ROSA.- Pero, ¿en qué trabajas?

JULIÁN.- Pues soy autónomo de toda la vida…

ROSA.- ¡Anda que me estás aclarando mucho!

JULIÁN.- ¿Y qué quieres que te diga? Es que soy autónomo.

ROSA.- A ver, Julián, a ver si damos con el misterio del autónomo de una maldita vez…

JULIÁN.- No, ser autónomo no es un misterio…

ROSA.- Es que creo que en toda la vida no he sabido en qué trabajabas… Ser autónomo es un estado del ser humano….

JULIÁN.- ¿Un qué?

ROSA.- Decir “soy autónomo” es como decir “soy miope”, o “soy zurdo”… Ser autónomo solo define tu relación con Hacienda o con la Seguridad Social…

JULIÁN.- ¡Y mi relación con la vida!

ROSA.- Bueno, está bien… Pero, aparte de ser autónomo, en algo trabajarás… Así que, cuando te pones a trabajar, ¿qué haces?

JULIÁN.- Pues trabajar… ¿Qué quieres que haga?

ROSA.- ¡Deja de tomarme el pelo!

JULIÁN.- ¡Pero si yo solo te estoy diciendo la verdad!

ROSA.- ¿Pero cuál es la verdad?

JULIÁN.- Uy, esa es una pregunta que la filosofía ha intentado muchas veces responder, sin éxito…

ROSA.- ¡Julián! ¡Estoy hablando en serio!

JULIÁN.- Anda, y yo también.

ROSA.- ¿A qué mierdas te dedicas? Es que, si no me lo dices, voy a pensar que vendes droga o algo…

JULIÁN.- ¿Droga?

ROSA.- ¡¡¡Dime en qué trabajas de una maldita veeeeeeeeeeeez!!!

JULIÁN.- Te lo hemos dicho, Rosa, necesitas ayuda psicológica…

ROSA.- ¡Vete al carajo, otra vez con lo mismo! ¿No me vas a decir en qué trabajas?

JULIÁN.- ¡Pero si es que trabajo en lo de siempre!

ROSA (a gritos a su hijo).- ¡Luis! ¡Luis! ¡Luis!

JULIÁN.- Déjale, que está enamorado…

LUIS (desde lejos).- ¿Qué pasa?

ROSA.- ¡Que vengas aquí ahora mismo!

LUIS.- Voy, voy…

ROSA.- Además, te tengo que hablar de una nueva profesión que he encontrado para ti: ¡vigilante de guantes de supermercado!

LUIS (entrando).- Pero, ¿qué pasa? ¿A qué viene tanto grito?

ROSA.- Luis, ¿en qué trabaja tu padre?

LUIS.- Pero, mamá, ¿A qué viene esa pregunta?

ROSA.- Que me lo digas…

LUIS.- Papá es autónomo…

ROSA-. ¿Y… algo más…?

LUIS.- ¿Miope?

ROSA.- ¿Otro igual? ¡Sois tal para cual!

JULIÁN.- También soy zurdo…

Continuará.

@nico_guau

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí