Cosas mías XXVIII – El ligue

0
487

pipas

(Se pueden leer los capítulos anteriores aquí y aquí.)

Luis está en el sofá del salón con su amiga Carol. Están tomando unas cervezas y comiendo pipas, y tienen la tele puesta. Entra Rosa.

ROSA.- Vaya, lo que faltaba… No podéis ligar en la calle, y tenéis que subir a casa a llenar el suelo de cáscaras, a pringar los muebles de virus, y a molestarme en mi confinamiento y a…

CAROL.- ¡Uy, perdone, señora! Si quiere me pongo la mascarilla…

LUIS.- No hace falta, Carol…

CAROL.- Y por las cáscaras no se preocupe, que las estamos echando en el cenicero… ¿Confinamiento?

LUIS.- Mi madre, sigue confinada.

CAROL.- ¿Y eso?

ROSA.- Eso es mi marido, y tampoco baila.

CAROL.- ¿Cómo?

ROSA.- Perdón, no puedo evitar hacer ese chiste tan idiota…

JULIÁN.- (Desde lejos.) ¡Yo no soy idiota, Rosa!

ROSA.- (Gritando, a su marido.) ¡Ya está el cagazanzurrios oyendo insultos!

CAROL.- ¿Cómo?

LUIS.- Mamá, cállate…

ROSA.- No. ¿Y esta quién es y qué hace aquí?

LUIS.- Una amiga… Es que dentro de un rato vamos a ir al teatro, y estamos haciendo tiempo.

ROSA.- ¿Al teatro? ¿A que os pegue de todo esa gentuza del teatro?

LUIS.- Los teatros son los lugares más sanos de…

ROSA.- Sí, seguro, sanísimos…

CAROL.- Soy Carol… Encantada. (Se levanta para chocar el codo con Rosa.)

ROSA.- (Apartándose.) ¡Pero qué haces, mamarracha! ¡No te me acerques!

CAROL.- (Que se queda parada sin saber qué hacer.) Perdón…

ROSA.- ¿De dónde has sacado a la loca esta, Luis, que venía derechita a clavarme el codo en las costillas?

CAROL.- Luis, ¿tu madre está bien?

ROSA.- Estoy perfectamente… ¿A ver si la que está mal vas a ser tú?

CAROL.- Pero, señora…

LUIS.- Mamá, déjanos en paz…

ROSA.- No quiero. Estoy en mi casa.

Rosa se sienta en una silla y Carol vuelve al sofá y sigue comiendo pipas, pero ya no está tan a gusto.

ROSA.- Pues tiene unos 20 años más que tú, Luis, no sé si la has mirado bien…

LUIS.- ¿Y a ti eso qué te importa, mamá?

ROSA.- No me gusta que te eches novias tan mayores.

CAROL.- Aquí hay un malentendido, señora…

LUIS.- No es mi novia.

CAROL.- No, claro que no… Simplemente vamos a ir al teatro juntos esta tarde.

LUIS.- Porque la he conocido durante el estado de alarma, y resulta que ella antes iba al teatro varias veces a la semana y estaba al tanto de todo lo que había en cartel…

ROSA.- Ya, una loca de esas que lo ve todo…

CAROL.- ¿Perdone?

ROSA.- Pues el teatro os lo van a prohibir en breve, que lo sepáis…

LUIS.- Qué aguafiestas eres, mamá…

ROSA.- ¿Cómo la vas a haber conocido durante el estado de alarma si no has visto a nadie?

LUIS.- He ido a comprar al supermercado…

ROSA.- ¿Y has ligado en el supermercado con esta? ¿No las había mejores?

CAROL.- ¡Oiga, señora…!

LUIS.- Ella trabaja allí, mamá…

ROSA.- ¿En el súper?

LUIS.- Sí…

ROSA.- ¿Limpiando los váteres?

CAROL.- ¡Soy cajera! ¡Y a mucha honra!

ROSA.- ¿Y te ha cobrado ella siempre? ¿Te ha hecho descuento? Alguna cosa te la habrá pasado sin cobrar, espero…

CAROL.- Señora, yo soy muy legal…

ROSA.- Ah, ¿sí? Pues por qué te estás bebiendo mis cervezas y comiendo mis pipas ahí sentada en mi sofá.

LUIS.- ¡Las pipas las ha traído ella! ¡Y las cervezas también!

ROSA.- ¡Me da igual! ¡Vaya hora de tomar cerveza!

CAROL.- ¡Yo me voy! (Se levanta.)

LUIS.- No, Carol, no te vas… La que se va es ella. (Tira del brazo de Carol para que vuelva a sentarse.)

ROSA.- ¿Quién?

LUIS.- Tú. Vete a tu cuarto. O a la cocina. Y déjanos en paz.

ROSA.- Y una mierda. Si tenéis algo íntimo que deciros tu ligue y tú, os lo decís aquí delante de mí, que eres mi hijo y nunca hemos tenido secretos.

LUIS.- ¡Qué manía! ¡Que no es mi ligue!

ROSA.- ¿Entonces qué hace aquí, si no es tu ligue?

LUIS.- ¡Que a mí Carol no me gusta! ¡Que yo las prefiero más! ¡Más…!

CAROL.- ¡Me marcho, Luis, esto es denigrante! ¡Y me llevo mis pipas! ¡Y mis cervezas! (Lo coge todo y se va hacia el pasillo.)

LUIS.- ¡Carol! ¡Espera…!

CAROL.- Me dijiste que tu familia era algo extraña, pero esto sí que no me lo esperaba…

ROSA.- ¿Extraña? ¡Extraña lo serás tú, bonita! ¿Te has mirado al espejo alguna vez?

LUIS.- ¡Carol…! (Sale tras ella.)

Carol abre la puerta de la calle y se va.

ROSA.- ¡Y no se te ocurra venir del teatro con ningún virus, hijo, que te pongo a hacer la cuarentena en la fresquera!

Se cierra la puerta de la calle de un portazo.  

Continuará.

@nico_guau

El Gallinero es la bitácora de un grupo de dramaturgos que interpretan el papel de un periodista. Un espacio donde se informa del teatro que no acostumbra a salir en los medios de comunicación, de los recovecos que componen la vida teatral de Madrid y los espectáculos/ espacios/ creadores/ gestores menos conocidos.   En El Gallinero escribe nico guau, y en una época escribieron muchas más gallinas: Antonio García, El Trapo, Folguera, la señora del fondo, Manuel Rodríguez, Muflón Silvestre, Pelma y gris, Turuleta, Vera Yobardé... Si queréis contactar con nosotros, podéis hacerlo en elgallinerofronterad @ gmail.com, quitándo lo espacios alrededor de la @.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor, deja tu comentario!
Por favor, introduce tu nombre aquí