Cosecha de garcas, carcas y carcamanes

3
271

 

Encontré en internet rastros de una amiga de la que llevo años desconectada. Es economista y ya entonces dominaba el inglés. Pues, querida Ana, vaya disgustillo me has dado con tus falsos amigos, (ya saben, palabras inglesas que vienen del latín pero, aunque lo parece, no significan lo mismo que sus homólogas en español). Una de las que usa es dramático, no en el sentido evidente, sino en vez de drástico, brusco, que eso quiere decir dramatic. Otra es afluencia, cuyo significado no necesito explicar. Affluence, en cambio, quiere decir riqueza, lujo, y mi amiga lo utiliza con ese sentido. ¿Demasiados informes y artículos escritos en inglés, Ana?

 

Otra cosa que como periodista siempre me sobresalta es el uso del `presunto´(por cierto, en portugués significa jamón). Llevo toda la mañana oyendo (y a veces también escuchando) que la radio habla en los noticiarios de los “presuntos falsos ERE” de la Junta de Andalucía, y es un error; la presunción de inocencia se aplica a las personas encausadas hasta que se demuestre su culpabilidad, no al delito. Podemos decir tranquilamente “fulanito de tal, principal acusado del fraude de los ERE” o “presunto culpable del fraude de los ERE”. Que digo yo que los ERE en sí mismos nunca nos van a denunciar por calumnias…

 

Tenía un amigo argentino genial, culto y divertido, que vivió bastantes años en España y que murió antes de Navidad en Buenos Aires. Se llamaba Aldo Guglielmone. Siempre me decía que escuchar las conversaciones de los españoles (sobre todo si eran de pueblo) en un tren no tenía precio, y le llamaba la atención la naturalidad y desparpajo con que comentaban sus atributos sexuales en declive o las encomiásticas conversaciones sobre comida. A veces contribuía a mis lenguas est@fadas, y esto es lo que me mandó unos meses antes de morir.

 

“Querida Anunchi: De acuerdo con tu pedido, te mando una serie de modismos que puede te interesen.

 

Posmo: se refiere a los que están en la cúspide del modernismo, con tono de chanza.

 

Quilombete: un follón muy sonado, pero sin importancia.

 

De qué se las da: engreído, come mierda.

 

Producido/: persona atildada muy cuidada.

 

Setentista: con actitudes apresuradas e intempestivas, con visos de razón.

 

Trancahuevos: expresión que está reemplazando a hincha pelotas y a poner el palo entre las ruedas, la primera es de origen uruguayo, la otra se refiere a las ruedas de la carreta. Todas ellas se refieren a quién complica el normal desarrollo de un proyecto.

 

Eléctrico: el que realiza trabajos de electricidad en general. Viene del mundo del cine.

 

Camicase: el que se arroja en la búsqueda de un objetivo determinado. No lleva k.

 

Foguista: el que vive del sueldo de su mujer, no confundir con gigoló o cafizio, que es otra cosa.

 

Garca: el que hace cagadas; si son varios: los garcas, que no tiene nada que ver con un carca, hombre aparatoso con pretensiones que deriva en carcamán: viejo que va al retiro con pretensiones.

 

Fiestero/a: gente que se dedica a promiscuidades varias en plan cama.

 

Es curioso lo de “carca” y “carcamán”, y también los términos comunes. Pues ahí queda eso. ¡Gracias, Aldo!

Soy coruñesa con algo de portuguesa, recriada en Madrid. Como tengo tendencia a la dispersión, estudié Ciencias Políticas. Aparte de varios oficios de supervivencia, he sido socióloga, traductora, documentalista y, finalmente, editora y redactora en El País durante veinte años. En mi primer colegio de monjas tuve la suerte de aprender bien latín. Pasar de las monjas al instituto público Beatriz Galindo de Madrid, donde enseñaban Gerardo Diego, Manuel de Terán, Luis Gil…, fue definitivo para cambiar de fase. Creo que si falla el lenguaje, falla el pensamiento y falla la razón.

3 COMENTARIOS

  1. Estupendo, Anunchi, como
    Estupendo, Anunchi, como siempre.
    ¿Para cuando ese post prometido sobre EL País y sus cientos de disparates?
    Esperaré impaciente…

  2. Hola: Trabajé con Aldo hace
    Hola: Trabajé con Aldo hace ya como 20 años, en la serie dirigida por Juan José Jusid para TV, «Dónde estás amor de mi vida que no te puedo encontrar». Era su asistente (escenografía), pero trabamos una relación de amistad entrañable. Recuerdo que fue uno de los pocos invitados a mi casa el día que me recibí de abogado. Luego, me ausenté de Buenos Aires y perdimos contacto, cuando volví nunca quise averiguar sobre él (temeroso de su salud) Me entero por esta nota que pude haberlo frecuentado hasta no hace mucho en su departamento de la calle San José y no me perdono mi cobardía. En sus palabras tengo el aliciente de recordarlo tal como lo describió y el haber compartido y aprendido ambos de su sabiduría…

  3. Querido Talo: me alegro de
    Querido Talo: me alegro de que te hayas reencontrado con Aldo aunque sea de esta manera; es una forma de homenaje a la tú te unes. Tampoco yo me perdono no haberme decidido a conocer Buenos aires de su mano, como haabíamos hablado tantas veces. Ahí estamos todos. Aquí en Madrid, sus amigos no podemos olvidarle. Un saludo

Comments are closed.